www.madridiario.es
Barajas abre una nueva sala de inadmitidos

Barajas abre una nueva sala de inadmitidos

lunes 30 de junio de 2008, 00:00h
El aeropuerto Madrid-Barajas contó en julio con una nueva sala de inadmitidos. La instalación, situada en la T-4, sumó 78 plazas a las 80 ya existentes en la T-1. El hijo pacifista de Osama bin Laden fue uno de sus ocupantes más conocidos.
La sala, situada en el edificio satélite de la T-4, cuenta con una superficie de 763 metros cuadrados y dispone de 44 camas para no admitidos y 34 para asilados, así como con 10 cunas desmontables. Con la apertura de esta nueva sala, se reducen también los tiempos de desplazamiento, ya que antes de su puesta en marcha, todos los inadmitidos y asilados debían desplazarse unos 12 kilómetros hasta la T-1.

Durante el periodo que permanecen en las dependencias, los rechazados en la frontera son atendidos por asistentes sociales, que se encargan de responder a las necesidades que se les puedan plantear. Para ofrecer asistencia sanitaria a los internados, se dispone de un servicio médico permanente en un local contiguo a las instalaciones. También se habilitó una sala de juegos infantiles, y se instalaron dos televisores y varias máquinas de bebidas frías y calientes. 

Aeropuerto de Barajas El servicio de restauración del aeropuerto se encarga de servir las comidas, donde se incluyen menús adaptados por motivos religiosos, dietas especiales y los biberones para los bebés. Por otra parte, el servicio de custodia se realiza de manera permanente por agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

El aeropuerto de Madrid-Barajas recibe anualmente más de un millón y medio de viajeros procedentes de países no comunitarios. Solo aquellos que no cumplen los requisitos legales de entrada en el país, son inadmitidos a su llegada España. En otras ocasiones solicitan voluntariamente que se les conceda la condición de asilado. En el caso de ser rechazado en la frontera es obligación de la compañía aérea llevar de regreso al viajero a su país de origen. Mientras se cumplen estos trámites, el viajero espera en la sala de inadmitidos. 

50 inadmisiones al día
La media diaria de inadmisiones está en torno a las 50, y la mayor parte de ellas se produce por la carencia de los documentos exigidos por ley para entrar en España, como son la carta de invitación, el billete de regreso o la falta de medios económicos determinados para el mantenimiento durante la estancia.

En un informe anterior a la inauguración de la sala de la T-4 y tras las quejas recibidas por algunos ciudadanos latinoamericanos, el Defensor del Pueblo estimó que las condiciones de la sala 3 son "aceptables", pero estimó conveniente la apertura de nuevas salas para las personas que esperan la tramitación de sus expedientes de repatriación.

Omar bin LadenNiegan el asilo a Omar bin Laden
El autoproclamado pacifista, Omar bin Laden, hijo del líder de Al Qaeda, tuvo que volver a El Cairo (Egipto) en noviembre después de pasar unos días en la nueva sala de inadmitidos mientras que el Ministerio del Interior y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para el Refugiado estudiaban su solicitud de asilo.

Este incidente fue aprovechado por la Comunidad de Madrid para solicitar al Gobierno central que se hiciese cargo de los gastos derivados de la asistencia jurídica a inmigrantes ilegales y solicitantes de asilo en Barajas. El Ejecutivo regional considera que Barajas es "territorio fronterizo" y, por tanto, debería ser competencia estatal.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios