www.madridiario.es
Los delitos más comunes de seguridad vial

Los delitos más comunes de seguridad vial

Por MDO
sábado 24 de septiembre de 2022, 10:08h

Todos los accidentes viales, independientemente de su naturaleza, así como también los delitos viales, suelen ser considerablemente complejos, porque se deben tener en consideración muchos aspectos, circunstancias y testimonios para establecer, más allá de cualquier duda, el nivel de responsabilidad de una persona en un evento específico.

Es, justamente por lo anterior, que resulta tan importante contar con la asesoría de abogados especializados en estas áreas, porque el conocimiento específico y la experiencia son determinantes para obtener los mejores resultados.

Juicios por alcoholemia

De entre los múltiples problemas y consecuencias que puede afrontar un conductor a lo largo de su vida, uno de los más comunes es sobrepasar los límites permitidos en el consumo de alcohol cuando está conduciendo, algo que por supuesto, tiene consecuencias, aunque las mismas pueden variar considerablemente en función del nivel del alcohol y las circunstancias en las que se detectaron.

En este sentido, las consecuencias no son las mismas por no pasar un control de alcoholemia que por tener un accidente y, adicionalmente, resultar positivo para la prueba de alcohol. Como comentamos anteriormente, los delitos viales y de tránsito son sumamente complejos, y es por ello que resulta tan importante contar con la mejor asesoría, con especialistas en juicios rapidos por alcoholemia en Mostoles abogados.

Dar positivo en los controles policiales es un verdadero problema, y probablemente, el afectado deba ir a juicio, sobre todo si tiene una conducta reincidente o si ha estado envuelto en un accidente con consecuencias materiales o humanas. Por otro lado, en caso de dar positivo en un control policial, resulta de vital importancia tener acceso al atestado policial, que es el documento más importante cuando se comete un delito de esta categoría.

El atestado policial es clave para que el abogado pueda desarrollar una estrategia de defensa adecuada, siempre con el objetivo de obtener el mejor resultado para su cliente. Dependiendo del resultado en el control policial, o bien, como consecuencia de un accidente, además de pagar la multa, es posible que la persona deba afrontar un juicio.

El nivel de alcohol en sangre también es determinante, y es que cuando el mismo es muy elevado, la persona tiene altas probabilidades de ir a prisión, adicionalmente a otras consecuencias importantes, como la prohibición de conducir y el pago de una multa. Por supuesto, lo ideal es no sobrepasar nunca los límites de alcohol en sangre mientras se conduce, por seguridad propia y seguridad de los demás. Sin embargo, en caso de estar envuelto en esa situación, resulta imprescindible contar con los servicios de abogados especialistas en el área, para minimizar las consecuencias de esa imprudencia.

Otros delitos de la seguridad vial

Además de los delitos por alcoholemia, existen muchos otros delitos que se clasifican dentro de la categoría de seguridad vial. Estos problemas también deben ser gestionados por especialistas en los delitos contra la seguridad vial abogados en Mostoles, porque es la mejor garantía de obtener un resultado favorable.

Dentro de la categoría de delitos viales, la alcoholemia se posiciona como uno de los más comunes, sin embargo, como comentamos anteriormente, también lo son los accidentes en general. Por ejemplo, presenciar un accidente y no prestar ayuda, puede constituir un delito de omisión de socorro.

A continuación compartimos algunos de los delitos más destacados y comunes de la seguridad vial:

  • Exceso de velocidad

Uno de los delitos más comunes de seguridad vial que se cometen, además de dar positivo para pruebas de alcoholemia, es superar los límites de velocidad establecidos en cada una de las vías. Es importante recordar que superar el límite de velocidad se puede traducir en penas en prisión de entre tres y seis meses, además de otras consecuencias importantes, como es el caso de la privación del carnet de conducir o tener que cumplir con horas de trabajo comunitario. En esos casos, resulta imprescindible analizar la situación de forma personalizada, para minimizar las consecuencias.

  • Conducción temeraria

Además de superar los límites de velocidad, la conducción temeraria también constituye uno de los delitos más graves en lo que respecta a la seguridad vial en general. Se considera conducción temeraria cuando se exceden los límites de velocidad, se da positivo en el control de alcoholemia, o cuando no se respetan las señales y normas establecidas.

  • Conducción bajo el efecto de estupefacientes

La conducción bajo los efectos de las drogas también está considerada como temeraria, por lo que se considera un delito contra la seguridad del tráfico. Las consecuencias también dependen de muchos factores, pero en general, suelen ser considerablemente graves.

  • Conducir sin tener permiso de conducir

Contrariamente a lo que muchos puedan imaginar, hay muchas personas que se arriesgan a conducir aunque no tienen el correspondiente permiso. Las consecuencias pueden ser tan variables como una multa, trabajo en la comunidad e incluso prisión.

  • Accidentes

Los accidentes en general, atropellos y demás situaciones que pueden ocurrir, tanto para conductores como para peatones y ciclistas, también deben ser gestionados por un abogado especialista, porque las consecuencias pueden ser muy variadas. Adicionalmente, también es posible afrontar consecuencias por el delito de omisión de socorro, incluso cuando no se es responsable directo del accidente en cuestión.

Si, adicionalmente, la persona es responsable del accidente, y no solicitó ayuda de forma rápida y oportuna, las consecuencias pueden ser aún más graves. Sin lugar a dudas, se trata de temas sumamente complejos que requieren la atención de profesionales, porque no resulta sencillo, en muchas ocasiones, determinar con exactitud las responsabilidades o el nivel de implicación de cada caso.

Los delitos de seguridad vial son muy amplios y complejos de analizar, porque son muchos los aspectos que se deben considerar, como es el caso de las circunstancias, implicaciones, nivel de responsabilidades, forma de actuar, reincidencias, entre muchos otros más. Es por ello que, si por cualquier circunstancia, tenemos algún problema relacionado con el área, resulta particularmente importante contar con abogados especialistas, quienes tendrán la experiencia y los conocimientos específicos para desarrollar la mejor defensa en favor de nuestro futuro.