www.madridiario.es
Presupuestos participativos
Presupuestos participativos (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

En el aire la ejecución de más de 200 proyectos aprobados en los presupuestos participativos

domingo 06 de septiembre de 2020, 13:36h

El Ayuntamiento de Madrid se plantea tumbar más de 200 proyectos propuestos por la ciudadanía y aprobados en los Presupuestos participativos durante el anterior Gobierno municipal de Manuela Carmena. Las razones que esgrime el Ejecutivo municipal para cuestionar estas propuestas tienen que ver con causas de inviabilidad, como no ser competencia del Ayuntamiento, afección a contratos en vigor, iniciativas ya previstas, cuestiones de seguridad, espacios que no son de titularidad municipal o incluir elementos que no están homologados.

El parque en un descampado de Santa Eugenia, parasoles en parques infantiles, espacios de coworking o nuevos rocódromos en la ciudad son algunos de los 232 proyectos de las cuatro ediciones de los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Madrid, las correspondientes a los años 2016, 2017, 2018 y 2019, con informes favorables de los técnicos municipales, que ahora podrían ser tumbados por el actual Gobierno, según recoge una resolución firmada por la dirección general de Participación Ciudadana, consultada por Europa Press.

Entre los proyectos que peligran se encuentran propuestas que van desde un museo de arte urbano hasta un mercado del trueque, un espacio sociocultural en el Mercado de la Guindalera, una estatua en homenaje al movimiento scout, una filmoteca ciudadana en Salamanca, huertos forestales urbanos, ludotecas en los centros culturales o parques caninos.

La Administración comenzará a tramitar los preceptivos expedientes de "declaración de inviabilidad sobrevenida" de estos más de dos centenares de proyectos, con los que la ciudadanía podía decidir sobre las prioridades de gasto de una parte del presupuesto general del Ayuntamiento de Madrid.

Argumentan que, "a pesar de los esfuerzos realizados por los distritos y áreas de gobierno implicadas, se ha detectado que en la evolución de los procesos implementados en estos cuatro años se producen ciertas contrariedades que a día de hoy han desembocado en la creación de una bolsa de proyectos que, a pesar de haber sido apoyados por la ciudadanía, han evidenciado la imposibilidad de asumirlos tal cual estaban configurados por la gestión municipal".

La Dirección General de Participación Ciudadana, en coordinación con las distintas áreas de gobierno y los distritos, está "revisando aquellos proyectos de presupuestos participativos que resultaron ganadores en las convocatorias pasadas y que se encuentran todavía en sus fases iniciales para determinar si este retraso en su ejecución se debe a una imposibilidad material de realización por diferentes causas o se trata de otro tipo de motivaciones no invalidantes".

El primer paso ha sido llevar a cabo una clasificación de los proyectos que se encuentran en las fases iniciales para que los órganos gestores responsables de su ejecución verifiquen si alguno de ellos incurre en causa de inviabilidad. "En este sentido, se han emitido 232 informes de inviabilidad", han concretado. Ahora queda abierto un plazo para que los interesados puedan presentar alegaciones y la documentación necesaria.

Desde la izquierda, Más Madrid y PSOE han arremetido contra esta resolución. Así, el concejal de Más Madrid Nacho Murgui ha lamentado que "el gobierno de Almeida y Villacís declaran inviables 232 proyectos presentados y elegidos por la ciudadanía: planes de accesibilidad, mejoras en parques infantiles, actividades culturales... Inviable es la participación ciudadana con este gobierno", señala en un mensaje en su cuenta de Twitter.

En la misma línea va el socialista Chema Dávila, secretario general del PSOE de Centro. "Almeida y Villacís se cargan de un plumazo 232 proyectos ciudadanos aprobados en los presupuestos participativos, Proyectos avalados por los servicios técnicos municipales. Nunca creyeron en la participación. Para ellos la gente no importa. Es vergonzoso", ha lanzado.

El Gobierno anterior, presidido por Ahora Madrid, llevó los presupuestos participativos a la capital. Hasta 60 millones de euros eran los que la ciudadanía podía decidir en qué serían invertidos. El compromiso del Gobierno encabezado por Manuela Carmena era asumir de manera vinculante lo decidido, de modo que el resultado fuera incluido en los presupuestos como si hubiera sido decidido por el propio Ejecutivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios