www.madridiario.es
Apoteosis de Rufus T. Firefly, desde Aranjuez con amor… y la más original y mejor música
Ampliar
(Foto: Mila Checarelli)

Apoteosis de Rufus T. Firefly, desde Aranjuez con amor… y la más original y mejor música

Por Emilio Martínez
viernes 04 de febrero de 2022, 19:21h

Los adjetivos se acaban para hablar del conciertazo que nos regalaron ayer los Rufus T. Firefly que sirvió de presentación oficial de su maravilloso nuevo álbum ‘El largo mañana’. Con su mejor, inigualable e inmejorable directo la banda que encabezan Víctor Cabezuelo y Julia Martín-Maestro estremecieron las fibras sensibles y ahogaron de placer y disfrute en grado máximo a un público, que tuvo la sabiduría y la suerte de asistir a este recital que ya forma parte de la historia de los más grandes sucedidos en el Circo Price.

Con la modestia que les caracteriza nada más saltar a este ruedo musical, Víctor dejó claro que ellos venían de Aranjuez con amor. Una coletilla a la que es menester, justo y necesario añadir que también con la mejor música. Una música que engloba el pop, el rock sicodélico y progresivo y en este álbum las aportaciones de sus admirados Martin Gaye, Isaac Hayes y similares, sin olvidar su eterna referencia a Vainilla Fudge.

Toda una mezcolanza perfecta en “esta sonoridad nueva buscando la melodía y la belleza, en la que estamos abriendo también nuevos caminos” cual apuntó Víctor. Incluso se atrevió a disculparse con la gente que quiere oír antiguas canciones tal y como las parieron y que ahora suenan de otra manera. Cual aconteció con un par de ellas que incluyeron añadidas a todas y cada una de ‘El largo mañana’.

Por supuesto calando hondo en una audiencia entregada, que casi cubría el aforo del Price en la mayor entrada hasta ahora del ciclo que organiza Inverfest. Una entrega argumentada y justificadamente compulsiva coreando la mayor parte de los temas y que les tributó al concluir una larga y apasionadísima ovación.

Con toda justicia, porque los Rufus suenan perfectos con esa suma de melodías, entre el barroquismo y la frescura, que es denominador común de sus temas, siempre con gran protagonismo de los teclados, compartidos en su magnífico toque por Víctor –también perfecto a la guitarra y, claro, a la voz- y Manuela.

Y cómo olvidar la aportación estructural básica de esa fiera de la batería que es la número uno en lo suyo, Julia, incansable marcando el ritmo y ordenando el inicio de cada canción. Un ritmo compartido por la percusión del último fichaje de la banda, Juan Feo, tan afortunadamente próxima a la original cubana. Sin olvidar tampoco las perfectas guitarras de Carlos Campos en la solista y Miguel de Lucas al bajo.

En definitiva, todo un grupazo insuperable e incomparable con nadie hoy en España, que en nada puede envidiar a las consagradísimas y legendarias estrellas del rock sinfónico y progresivo de Pink Floyd, Moody Blues, Supertramp y otros. Loor a los Rufus, sublimes sin interrupción per omnia saecula saeculorum. Amén.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios