www.madridiario.es

¿Por qué son tan beneficiosos los masajes tailandeses?

martes 27 de abril de 2021, 13:39h

¿A quién no le gusta un buen masaje? Nos deja relajados. Mientras nos lo hacen sentimos tranquilidad y bienestar. Pero, sobretodo, nos ayuda a desconectar de nuestra rutina y estrés diario.

¿Por qué son tan beneficiosos los masajes tailandeses?
Ampliar

Todo ser humano tiene sus límites y cuando llegamos a ellos los masajes son perfectos para devolvernos ese bienestar y recargar las pilas de nuevo para afrontar todo lo que nos depara la vida.

Realmente cualquier masaje es bienvenido en nuestros momentos de relax, pero en este post os queremos hablar del masaje tailandés. En qué consisten y sus beneficios. Sigue leyendo, porque te aseguramos que no te dejará indiferente.

¿Qué es el masaje tailandés y en qué consiste?

El masaje tailandés nació hace miles de años, y combina diferentes técnicas. Se inspira en prácticas relajantes milenarias como el yoga y la meditación.

Es una de las mejores técnicas para ayudar a nuestros músculos a recuperar su elasticidad y dejar de lado la tensión y el dolor. Es más, el objetivo del masaje tailandés es recuperar los músculos doloridos y aliviar la tensión acumulada en cualquier parte del cuerpo.

Consiste en realizar diversos movimientos de presión y extensión muy parecidos al yoga y al shiatsu. Se trabaja el músculo y el tejido conectivo, así como también las líneas de energía del cuerpo.

Este masaje comienza desde los pies en dirección ascendente para estimular el retorno de la sangre al corazón, calentando el cuerpo progresivamente a nivel musculoarticular antes de realizar grandes movilizaciones.

El masaje tailandés es cada vez más conocido y se puede encontrar en muchos spas, como, por ejemplo, en SasiThai Madrid.

¿Cuáles son los beneficios del masaje tailandés?

Cuando nos dejamos hacer este tipo de masajes, realmente no somos conscientes de los beneficios que nos pueden aportar. Vemos un momento de relax, paz y tranquilidad. Pero, realmente se esconde mucho más detrás de esta práctica. Aprovechamos para contártelo.

Relaja el cuerpo

Como todos los masajes, relaja nuestro cuerpo. Pero el masaje tailandés en concreto trabaja los “meridianos” de nuestro cuerpo para eliminar los bloqueos que causan nervios, tensión, etc.

Su práctica permite una relajación total de los músculos y una eliminación de las energías negativas que nos son buenas para nosotros.

Alivia los dolores

Este masaje está indicado para las personas que sufren dolor cervical o de columna. Incluso va bien para las personas con cáncer de huesos, puesto que va eliminando dolores en áreas específicas al aplicar presión.

No obstante, es conveniente que preguntes a tu médico si puedes realizarte este tipo de masaje.

Beneficia la piel

Con el masaje se estimula la circulación en los vasos capilares, por lo que el masaje tailandés sirve para mejorar el aspecto de la dermis. Equilibran la secreción sebácea y dejan la piel mucho más suave e hidratada. Por lo tanto, este masaje es ideal para prevenir las arrugas y la flacidez.

Mejora la flexibilidad

Este masaje es ideal para mejorar la flexibilidad tanto a nivel articular como muscular. Ayuda a tener un estado de salud extraordinario y previene futuros dolores fruto de las actividades cotidianas o deportivas.

Además, aumenta el control por los movimientos y extremidades y la consciencia corporal.

Activa la irrigación sanguínea

Al trabajar las zonas tan intensamente obtendremos una mejora en nuestra circulación sanguínea y esto ayudará a recuperarnos más rápido, y como consecuencia nuestro cuerpo tendrá el tono muscular adecuado para evitar futuras lesiones.

Pero aquí no terminan los beneficios del masaje tailandés, tiene muchos más que te vamos a enumerar a continuación.

Otros beneficios del masaje tailandés

- Desbloquea nuestro flujo energético.

- Reduce el estrés.

- Combate el insomnio y, por tanto, mejora la calidad del sueño.

- Reduce las náuseas.

- Alivia dolores menstruales.

- Facilita la relajación mental y física.

- Mejora la artritis, artrosis y deformaciones de la columna.

- Alivia dolores de cabeza y neuralgias.

- Mejora el funcionamiento de nuestros órganos internos.

- Ayuda a mejorar el sistema digestivo.

- Facilita la eliminación de toxinas.

Sin embargo, a pesar de todos sus beneficios y ser una técnica muy versátil, no es recomendable al 100% para todas las personas. No es recomendable en mujeres que estén en los primeros meses de gestación, tampoco en personas que estén sufriendo cuadros infecciosos.

No es recomendable en personas que estén en un estado febril, ni tampoco en casos de fibrosis y enfermedades musculares degenerativas.

Por ello, es conveniente, que antes de realizarse este tipo de masajes se informe al terapeuta sobre su estado de salud actual.