www.madridiario.es
Cinco microrrelatos, premiados en el concurso 'Carmen Alborch'
Ampliar

Cinco microrrelatos, premiados en el concurso 'Carmen Alborch'

martes 04 de diciembre de 2018, 11:31h
Más de 1.000 microrrelatos han participado en la segunda edición del Concurso de Microrrelatos que convoca el Monte de Piedad a través de la Fundación Montemadrid. Una gran respuesta para este certamen que nació con la finalidad de despertar la imaginación de las personas interesadas en la escritura y descubrir su talento literario, poniendo en valor la importancia histórica y actual de una institución que lleva más de tres siglos facilitando financiación a la sociedad y que ha sabido renovarse y avanzar con los tiempos.

La interculturalidad fue el tema propuesto para esta edición del certamen, que invitaba a crear historias que pusieran en valor la diversidad y el mestizaje como factores positivos y enriquecedores para las ciudades y pueblos en los que habitamos.

Un jurado presidido por Cristóbal Sánchez, director general de la Fundación Montemadrid, y compuesto por los prestigiosos periodistas y escritores Mara Torres, Antonio Lucas, Carlos del Amor e Ignacio Elguero, ha escogido los cinco microrrelatos finalistas.

La obra ganadora, premiada con 1.702 euros (cifra que recuerda el año en que se fundó el Monte de Piedad de Madrid), ha sido el microrrelato 'Jawara', de la navarra Ana Sarrias Oteiza. El segundo microrrelato premiado, con 800 euros, lleva por título 'Un mismo mar', de la madrileña Rocío Díaz Gómez. Por último, los tres accésits, con 400 euros cada uno, corresponden a 'Una torcaza cualquiera', de la barcelonesa María Sol Cifuentes Corral, 'De color', de la alcalaína Olaya López Muñiz, y 'De otro mundo', del sabadellense Miguel Ángel Flores.

Mara Torres, Carlos del Amor e Ignacio Elguero destacaron tras la resolución del jurado el carácter “poético” de algunos de los relatos finalistas. Por su parte, Antonio Lucas señaló la “alta calidad” y la “sensibilidad” de los textos presentados, y subrayó que “hay unos relatos muy delicados, una emoción implícita en cada uno de ellos”.

La entrega de premios tendrá lugar el miércoles 12 de diciembre en la Subasta Especial del Monte de Piedad, que tendrá lugar en la Casa de las Alhajas y en la que se subastarán piezas exclusivas de grandes maestros de la joyería.

Una institución social centenaria

El Monte de Piedad de la Fundación Montemadrid, segunda marca en activo más antigua de España según la revista Forbes, es uno de los más antiguos del mundo y el más importante de Europa en cuanto a volumen de operaciones.Una institución centenaria comprometida con la inclusión financiera que ha evolucionado al ritmo de los tiempos. ElMonde de Piedad del siglo XXI ha apostado por la innovación tecnológica, implantando una gestión informática de última generación, una custodia automatizada y una proyección hacia los servicios online, todo orientado hacia el cuidado de los nuevos clientes, muchos de ellos jóvenes y usuarios de nuevas tecnologías.

En las oficinas del Monte de Piedad se puede obtener una financiación inmediata a bajo interés sobre joyas y alhajas de oro, objetos de plata y relojes de acero, lo que lo convierte en un recurso atractivo en momentos de necesidad de financiación. Además, el desembolso es inmediato a la concesión, no existen gastos iniciales en la apertura, y la cancelación puede realizarse en cualquier momento sin coste adicional. El 98% de los clientes recuperan sus joyas. Si el cliente no renueva o no cancela el crédito, la alhaja se podrá subastar y, si sube el precio de la joya, la diferencia es para el cliente.

70.000 clientes en la actualidad en cinco provincias

En 2015 el Monte de Piedad de Madrid inició su expansión abriendo sedes en Móstoles y Alicante, seguidas de Córdoba, Granada y Mallorca. La institución suma así seis establecimientos en cinco provincias españolas y cuatro comunidades autónomas. El Monte de Piedad cuenta ahora con una cartera de clientes cercana a los 70.000, un volumen de operaciones próximo a las 200.000 y casi 100 millones en préstamos concedidos. Esta expansión permite que perdure una institución que facilita el acceso al crédito a bajo interés a personas de cualquier condición social.

El Monte destina el 100% de sus beneficios a la acción social que lleva a cabo la Fundación Montemadrid en ámbitos como la cultura, la solidaridad, el medio ambiente y la educación, en proyectos como los centros socioculturales La Casa Encendida o Casa San Cristóbal, además de en escuelas infantiles y colegios, espacios para mayores, bibliotecas y centros de empleo y ocupación y recuperación del patrimonio histórico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.