www.madridiario.es

PP y Ciudadanos, no divorciados, pero sí separados

lunes 05 de febrero de 2018, 09:44h
La relación Partido Popular-Ciudadanos, en la Asamblea de Madrid, no pasa por un buen momento, pese a que los populares quieran disimular y los naranjas, mostrar una cara agridulce, respecto a los primeros.

Partido Popular y Ciudadanos se dieron el “sí quiero” en la investidura de Cristina Cifuentes, pero todo tenía olor a matrimonio político de conveniencia. Cada sesión plenaria en la Asamblea de Madrid, se ha ido acentuando el distanciamiento entre ambas formaciones. A medida que avanza la legislatura hacia su tramo final, Ciudadanos quiere alejarse de cualquier sospecha que le ligue a los intereses del Partido Popular. Los de Albert Rivera viven ilusionados con la idea de que el éxito electoral obtenido en Cataluña, es transferible a otras Comunidades, especialmente a la de Madrid, joya de la corona política y donde piensan que existen muchas posibilidades de gobernar en 2019, pero para ello tienen que apartarse de apoyos ostensibles al gobierno de Cristina Cifuentes, sin renunciar a ese pacto de investidura que ya queda lejano. Quizá porque Madrid es mucho más asequible para Ciudadanos que Andalucía, aquí se comporten con mucha dureza con el gobierno del PP, y en el sur sean más condescendientes y benévolos con el gobierno de Susana Díaz, por eso hemos oído a alguien en estos días referirse a esta situación con una frase elocuente: “Bajo la alfombra naranja esconden la corrupción en Andalucía”.

La convivencia entre Cristina Cifuentes y Ignacio Aguado, no ha sido nunca buena. Los últimos acontecimientos en la Asamblea de Madrid, evidencian que se acentúan las diferencias entre ambos. En la práctica no se han divorciado de su pacto de investidura, pero viven separados y al borde de una ruptura que se verificará cuando se aproximen las elecciones autonómicas y haya que buscar nuevas parejas de baile político.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios