www.madridiario.es

Préstamos online: ¿Qué significa cada término?

jueves 25 de enero de 2018, 10:02h

La diversidad de oferta de financiación online ha crecido tantísimo que es realmente complicado mantenerse al día de las nomenclaturas que se usan. Hoy vamos a dar un pequeño repaso a los términos más usados en lo que se refiere a financiación por internet.

Crédito rápido: Son servicios de financiación que realmente más que un crédito se refieren a préstamos sin nómina a corto plazo. Sus condiciones o requisitos son muy bajos por lo que el precio que pagamos por ellos en forma de intereses es relativamente alto.

Otros términos que se utilizan para referirse al mismo tipo de servicio son:

  • Préstamos rápidos
  • Minicréditos o minipréstamos
  • Microcréditos o micropréstamos

Prestatario: Es la persona que recibe el dinero del préstamo y luego tiene que devolverlo. En otras palabras, es el cliente o consumidor.

Prestamista: Es la empresa que cede el dinero durante un tiempo determinado para luego cobrar unos intereses.

TAE: La Tasa Anual Equivalente es el interés que tendrás que pagar anualizado. Se usa para evitar que los prestamistas utilicen trucos como decirte que el tipo de interés es de un 1 % al mes, que siempre parece más económico que un 12 % anual. Con la TAE puedes comparar los tipos de intereses de diferentes préstamos con diferentes plazos y saber cuál será más caro o barato en términos relativos.

TIN: Es el Tipo de Interés Nominal que nos indica el porcentaje de interés que nos aplica el prestamista. La diferencia con la TAE es que el TIN no tiene por qué ser anual, de modo que si comparas dos préstamos por sus TIN, puedes pensar que un préstamo es más barato que otro por el simple hecho de que el supuestamente barato tenga un plazo de devolución más corto. Con la TAE comparas cantidades proporcionales al tiempo y con el TIN cantidades brutas a pagar.

Avalista: Es una persona que responde por la deuda del prestatario cuando este no paga.

Garantía: Es un bien que el prestatario deja en prenda de tal manera que si no paga su deuda el prestamista se quedará con la propiedad del bien. En la práctica, el prestatario sigue disfrutando del bien mientras el préstamo está en vigor y solo deja de tener acceso a él en el caso de que se dé un impago y el prestamista ejecute la garantía.

ASNEF: Es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros. Gestiona un registro de morosos por el que es más conocida, pero también sugiere unas buenas prácticas que sus asociados deben seguir.

Historial de crédito: Es un registro que se tiene sobre tus acciones de financiamiento pasadas, de tal manera que los prestamistas pueden comprobar si pagaste la deuda, si lo hiciste a tiempo, etc.

Vencimiento: Es el momento en que finaliza el préstamo y todas las cantidades prestadas deben quedar devueltas. Si no se paga el préstamo este día, se puede incurrir en comisiones o tarifas por impago. Algunos préstamos tienen vencimientos parciales en los que se van pagando cuotas para ir devolviendo el préstamo poco a poco periódicamente.