www.madridiario.es
¿Está acabando el e-commerce con la compra tradicional?
(Foto: BDI)

¿Está acabando el e-commerce con la compra tradicional?

Por MDO
lunes 10 de julio de 2017, 20:07h
Dicen que nada se pierde, solo se transforma. Pero, ¿se podría aplicar esta premisa al comercio? Las reglas del juego están cambiando, sin duda, y lo han venido haciendo sin parar desde ya hace un tiempo. El comercio electrónico, o e-commerce, es muestra de ello.

Cada vez son más las iniciativas empresariales que descartan una tienda física o una cadena de estructuras tangibles para poder funcionar. En cambio, ya desde su concepción, muchos negocios se perfilan como un sistema virtual de transacciones.

¿Cómo ha cambiado el comercio con internet?

La omnipresencia que caracteriza la web ha provocado que la forma de comprar que conocíamos habitualmente haya cambiado por completo. No solo no tenemos que movernos para adquirir un bien o servicio, sino que hay toda una plataforma alrededor de nuestra rutina diaria que nos dice qué comprar, qué necesitamos y cuál es la mejor opción.

Las redes sociales, los mecanismos de publicidad online y, sobre todo, esa tendencia a inscribirnos en una comunidad con la que compartir gustos sobre productos y estilos de vida, son toda una maquinaria que puede trabajar a favor o en contra de un producto. Todo esto implica un menor esfuerzo, pero sí requiere una gran planificación y estrategia.

Son cada vez más los negocios que se suman al comercio electrónico, con el fin último de lograr aumentar las ventas. En Europa, este ímpetu en el e-commerce podrá rendir sus frutos con el empleo de la fuerza joven productiva. Según el grupo Xopie, gracias a este ímpetu se generarán 270 mil nuevos puestos de trabajo durante todo el año 2017.

Tipos de negocios online en auge

No hay duda de que la cantidad de alternativas que ofrece el comercio electrónico es enorme, permite levantar desde pequeñas empresas familiares a grandes imperios.

Ningún sector desestima este recurso en la actualidad y cualquier cosa se puede vender en internet con la aproximación adecuada.

Juegos y entretenimiento

La industria de los juegos no para de crecer a nivel mundial. En gran parte es gracias a la nube. Para el sector de los videojuegos se presenta una increíble ventaja —también aprovechable para otros sectores—, que consiste en que el entorno virtual abre suficiente espacio para que sea posible la actualización constante. Esto es algo que verdaderamente agradecen los aficionados de este sector.

En España, la industria del videojuego estima cerrar el año 2017 superando los 700 mil euros en facturación.

Otro sector de esta misma categoría, pero que se centra un poco más en lo tradicional, es el de las apuestas deportivas. Este sector del entretenimiento cuenta con miles de seguidores en el mundo y aficionados de los deportes más populares internacionalmente hablando.

Ya sean carreras de caballos, boxeo, Fórmula 1 o fútbol, las apuestas deportivas en línea están siempre movidas por la pasión. Sin duda, este resulta un muy buen combustible para mantener atento al cliente.

Páginas como ApuestasDeportivas.com ofrecen en un solo lugar un listado con las mejores páginas de apuestas deportivas y casas de apuestas, lo que permite encontrar un sinfín de opciones relacionadas con todos los deportes.

Salud y bienestar

El camino hacia la salud no siempre se recorre de la misma manera. Es fácil hoy día encontrar opciones que, en otro momento, no habrías considerado como una forma sana de canalizar tus esfuerzos en beneficio de tu propio bienestar. Este sector ha sido explotado con gran éxito, en lo que al e-commerce se refiere.

Por ejemplo, jamás imaginarías todos los efectos positivos que puede tener la práctica de danza árabe en tu cuerpo. Mejor aún, jamás pensarías que podrías aprenderla y practicarla desde la comodidad de tu casa.

Este tipo de servicios lo ofrecen portales como Belly Dancer, la Academia de Danza Árabe más conocida en internet. Hablamos de una de las academias con más alumnas en el mundo. Su método de enseñanza online ha atraído a cientos de mujeres interesadas en aprender esta hermosa danza, con la increíble ventaja de poder hacerlo en privado y cuantas veces desees.

Con un proceso de inscripción online sencillo, y una metodología para el aprendizaje bastante digerible, este instituto chileno se ha consolidado como una de las academias de danza árabe más importante del mundo.

Productos

La disponibilidad que nos ofrece internet es inigualable. El comercio electrónico también ha sido revolucionario en el sentido de cómo consigue ganar seguidores de una marca y crear tendencia.

La transparencia juega un papel muy importante en este caso. Y, aunque puede resultar paradójico, esta plataforma lo permite: no hay mejor espacio para evaluar una compra que la web. Te permite comparar precios, tamaños, colores y características de un producto sin tener a un vendedor encima de ti. Y sin levantarte del sofá.

¿Crees que se trata de un riesgo a correr? ¡Claro! Nada distinto a lo que puede ocurrir en una tienda tradicional. Comprar online tiene tantas garantías – o más – como hacerlo en una tienda física.

Analicemos un ejemplo tan concreto como el caso de las personas con problemas respiratorios. Los que buscan productos específicos, como humidificadores, se han cansado de tanto probar y buscar productos tienda por tienda. Esta agotadora búsqueda supone una gran pérdida de tiempo y dinero.

Encontrar humidificadores idóneos para cada persona, que cumplan con la promesa de mantener los niveles concretos de humedad en el hogar, por ejemplo, resulta toda una lotería.

En cambio, en páginas como Humidificadores.net podemos encontrar gran variedad de humidificadores de calidad para cubrir cualquier tipo de problemas respiratorios y, por si fuera poco, con precios moderados. Sencillo, cómodo y rápido. Realmente existen numerosos beneficios que se derivan del comercio electrónico.

Teniendo en consideración todo ello, en verdad hay mucho que pensar sobre la inminente desaparición de las tiendas físicas tal como las conocemos. Ir de compras a un centro comercial ya es, en la actualidad, una actividad más de experiencia sensorial que de otra cosa. Y eso hasta que la realidad virtual sea tan común como el propio ordenador que estás usando en este momento.