www.madridiario.es
Inversión en moda y belleza, un negocio rentable
Ampliar
(Foto: MDO)

Inversión en moda y belleza, un negocio rentable

jueves 19 de enero de 2017, 18:33h
2017 podría ser un buen año para la economía española, a juicio de informes de previsión como el del Fondo Monetario Internacional (FMI). La institución internacional prevé que España crezca un 2,3% y un 2,1% en 2017 y en 2018, cifras que, aunque pueden parecer escuetas, contrastan con otros países de la Eurozona, que aparecen estancados. El pronóstico en conjunto, de hecho, es de 1,6% y el 1,5%.

A ese mismo ritmo se prevé que crezca una gran potencia europea, Alemania, que quedará por debajo de España en ritmo de crecimiento. Alejada quedaría Italia, cuyo PIB solo crecerá un 0,7% y un 0,8%, según la previsión.

Lo cierto es que España ha aguantado bien ante hechos han supuesto inestabilidad en los mercados, como el Brexit. Pese a causar un fuerte impacto en la economía europea en el tercer trimestre del año pasado, no impidió que éste se cerrara con una subida del 2,9%, según el propio FMI.

Un ambiente de optimismo en el que también se prevé el crecimiento de la economía mundial hasta en un 3,6%, llama a los inversores. Pero al margen de los considerados grandes gurús, quienes quieren hacer pequeñas inversiones o montar sus negocios, podrían encontrar su oportunidad en algunos que parecen prósperos, dentro de la moda y la belleza.

El auge de los productos ecológicos

La demanda de producción ecológica se encuentra en auge en la actualidad. En nuestro país, por ejemplo, se ha lanzado recientemente la marca Muuhloa de cosmética. Se trata de un producto 100% gallego desarrollado a instancias de cinco mujeres emprendedoras que han usado la leche ecológica de vaca y la planta milenrama para su crema hidratante.

La demanda al alza de productos ecológicos se está produciendo a nivel global. Ya en 2015, la web del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad recogía una noticia que demostraba a las claras un cambio en el comportamiento del consumidor: el auge de los productos ecológicos había afectado a las grandes cadenas de descuento alemanas, como Lidl o Aldi. La pérdida de mercado les obligaba a adaptarse a la nueva demanda, y la propia Aldi aumentaba su gama de productos Bio.

Visto esto, ahora todo parece llevar el apellido ecológico, como “cosmética ecológica”, que pretende convencer al consumidor. Así, una crema facial hidratante debe ser, además, una crema facial ecológica.

El lujo, un sector con nichos de mercado

Lujo y finanzas, dos campos que ofrecen prosperidad en las inversiones. Los expertos recomiendan invertir en ambos casos, si bien las bajadas bursátiles generalizadas de los últimos años invitan más a invertir en el primero de los mencionados. Así lo recogen publicaciones especializadas como Finanzas.

En marzo del año pasado, el mercado del lujo superaba la barrera del billón de euros. Sus principales clientes proceden de China (que representa el 30% total de la demanda) y de otros países de Asia, así como de América Latina. Es significativo que en tanto en Europa como en Estados Unidos sean los turistas venidos de países considerados emergentes los que realizan entre el 80 y el 90% del total de las compras.

El lujo permaneció inmune, por lo tanto, a hitos económicos como el frenazo de la economía china del año pasado. Hablamos de vehículos, ropa, calzado, joyas y relojes o artículos tecnológicos.

No todo el mundo se puede permitir tener en su armario el abrigo de piel de una gran firma, pero sí puede hacerse con un porcentaje de tal compañía, aunque sea ínfimo, invirtiendo en la misma. Esperando, claro está, recuperar tal inversión.

Quienes también apuestan por el lujo son las empresas adscritas al circuito de compraventa de segunda mano. Algunas de ellas venden relojes de lujo originales que son, además, relojes usados. Así, un Rolex de segunda mano, aunque con un precio mucho menor, todavía resulta rentable para el vendedor.

Artículos de peluquería para un look de celeb

Los artículos de peluquería se convierten en el regalo estrella Navidades tras Navidades. Todo el mundo parece sucumbir a las nuevas tendencias en cuanto a cortes de pelo o tintes, vistas en los looks que llevan celebs, blogueras o it girls en sus múltiples apariciones públicas.

Dyson Supersonic, como señalaba Sara Carbonero en su blog de la revista Elle, es el secador “del que todo el mundo habla”. Entre otras cosas, porque dicen que es muy rápido y, según ella misma apuntaba en una publicación en la que sugería regalos de Navidad, porque no pesa nada. El tirón de las it girl como Carbonero, vemos, es bien reconocido por marcas que se afanan por hacerse un hueco en sus vidas, y que difundan su uso entre sus seguidoras. Ellas acudirán en masa a comprar el artículo.

Cualquiera tiene en su casa más de uno para el cabello: un secador normal, otro que alisa cuando el pelo está todavía húmedo, un difusor, una plancha que riza el pelo, unas tenacillas, otra plancha que alisa, que además tiene placas intercambiables para hacer ondas más grandes o más pequeñas…

Las Planchas de pelo, precisamente, no pasan de moda y es la innovación en torno a ellas la que hace que se vendan más y más ejemplares. Todas se venden como la mejor plancha para el pelo. Todas invitan a comprar una plancha para el pelo nueva.

La joyería que nunca pasa de moda

Lo que tampoco deja de ser tendencia es la joyería. Según un estudio del Observatorio de Protocolo, realizado en febrero de 2016, los españoles gastan 834 millones de euros al año en artículos de joyería, siendo 495 millones los que van a parar a relojes. Eso equivale a una media de 17,97 euros en joyería y 10,67 euros en relojes, siendo los baleares los que más gastan en el conjunto del país en joyas. Les siguen valencianos, madrileños y canarios.

Entre los productos más vendidos en joyería en grandes portales como Amazon figura un clásico: las pulseras de plata. Dentro de las joyas de plata son también populares los pendientes y las gargantillas, que además se suelen vender por juegos. Pero las pulseras de plata siempre han sido el regalo estrella.