www.madridiario.es
Así es la Tabacalera autogestionada

Así es la Tabacalera autogestionada

Por Carmen M. Gutiérrez
viernes 11 de junio de 2010, 00:00h
La Tabacalera abrió este fin de semana sus puertas para todo el mundo. Aún no han terminado todos los trabajos de adecuación, pero ya son muchas las personas que utilizan este espacio cedido por el Ministerio de Cultura para realizar múltiples actividades, siempre cumpliendo las tres normas del lugar: la gratuidad, la autogestión y el 'copyleft'. Madridiario ha visitado sus instalaciones.
El edificio, una antigua fábrica primero de licores y después de tabaco hasta 1999, ha recobrado nueva vida una década después. Una serie de colectivos agrupados en torno a una nueva asociación ha conseguido que el Ministerio de Cultura les ceda la parte sin uso, unos 80.000 metros cuadrados, para albergar el proyecto de autogestión de mayor envergadura de estas características. "Tener tanto espacio nos permite cierto alcance conceptual", explica Jordi Claramonte, uno de los impulsores de cesión.

Más de 50 grupos dedicados a actividades diversas como teatro, escultura, claqué, 'skate' o agroecología ya se han unido a la iniciativa, y habilitan o usan los distintos espacios de esta construcción industrial del siglo XVIII, que vuelve a lucir sus arcos, frescos y otros adornos arquitectónicos. El lugar, conserva todavía parte de la maquinaria antigua y está repleta de antiguos objetos, como perchas, sillas, bancos o incluso algún paquete de tabaco ya un poco seco.

Todo un lujo es el jardín interior, con una fuente que quieren recuperar. La maleza y la basura se habían apoderado de él, pero ahora se puede disfrutar y luce un verde primaveral. Para rehabilitar el lugar han utilizado materiales encontrados o cedidos y se han reutilizado también del propio edificio. Todo ello, con el trabajo de los voluntarios y un poco de ayuda económica del Ministerio, relata Rafa Esteban, del grupo de Comunicación de La Tabacalera. Pese a ello, sigue quedando "polvo histórico", imposible de eliminar.

La flor de Lavapiés

Aunque aún quede trabajo por realizar para adecuar el espacio, este fin de semana hacen jornada de puertas abiertas, con diversas actividades. Destaca el baile popular, con cuplés o zarzuelas, que celebrarán el domingo y que han bautizado como La flor de Lavapiés, haciendo honor a una antigua verbena del barrio a la que acudían las cigarreras de la fábrica.

Para la inauguración oficial todavía tendrán que esperar un poco, quizá hasta la vuelta de vacaciones, ya que la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha decidido estar presente. "Está muy interesada en el proyecto. Ha apostado por él y quiere conocerlo a fondo", indica maría Victoria Sánchez, la interlocutora del Ministerio con los miembros de La Tabacalera.

Sánchez ha acudido este viernes al inmueble del barrio de Embajadores para firmar el convenio de cesión de parte del edificio hasta febrero de 2011. Después se podrá prorrogar siempre que el Ministerio no priorice la creación del Centro de Artes Visuales, que quiere instalar en él. En este momento se está redactando el proyecto que lo pondrá en marcha.

Un sinfín de iniciativas
Mientras tanto ya son muchas las personas involucradas en el proyecto. Son más de 300 las que siguen la lista de correo y más de 100 las que trabajan habitualmente en la preparación y desarrollo de las actividades, según Esteban. Quizá por tener encima la jornada de puertas abiertas de este fin de semana, pero este viernes no había habitación en La Tabacalera en la que no hubiera gente preparando instalaciones, ensayando, tocando algún instrumento, limpiando o, simplemente, barriendo.

Entre todos están poniendo en marcha un sinfín de iniciativas, como talleres (reparación de bicicletas u ordenadores), un pequeño huerto en el patio, una zona preparada para los niños o una biblioteca. Todo ello con un organización que ha pasado de la asamblea a la toma de decisiones entre los portavoces de cada grupo. "Manejar una asamblea de 100 personas en la que intervienen 50 es difícil", reconocen.

Todo el mundo puede acudir a La Tabacalera, aunque invitan a la gente a sumarse a la autogestión y no solo utilizar el arte o el ocio como objeto de consumo. Es gratis, salvo la cafetería. Este fin de semana el portón de la entrada que da a la glorieta de Embajadores se abrirá para invitar a vecinos y curiosos a atravesar la frontera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios