www.madridiario.es

Especial. El Suelo de Madrid (III)

El futuro de Madrid pasa por las tres 'V'

El futuro de Madrid pasa por las tres 'V'

Por Enrique Villalba
miércoles 08 de julio de 2009, 00:00h
Madrid se colma a pasos agigantados. El Plan General de Ordenación Urbana de 1997 (PGOUM) planeó el crecimiento de la ciudad hasta sus límites delimitando y fraccionando el suelo que quedaba entonces en la capital. La primera fase de ese desarrollo se planteó en el noreste. Fuencarral-El Pardo y Hortaleza, seguidos de los PAUs de Carabanchel y Villa de Vallecas, y las urbanizaciones de Barajas, encabezaron el primer ensanche verdadero de la ciudad en décadas. Queda relativamente poco para que estos planeamientos terminen y ha llegado la hora de activar la segunda gran expansión.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, comentó recientemente que la situación actual permite la oportunidad de que la ciudad busque una expansión de su centralidad hacia el sur, al igual que ha crecido hacia el norte y el este en los últimos años. Es el momento de que el sur tome la palabra. El futuro pasa por el eje de las tres 'V': Villa de Vallecas, Vicálvaro y Villaverde. Estos tres distritos concentran el 60,8 por ciento de la edificabilidad residencial remanente en Madrid, el 87,3 por ciento de la industrial y el 54,1 por ciento de la terciaria. Así figura en un informe municipal sobre edificabilidad remanente fechado a 1 de enero de 2009 al que ha tenido acceso Madridiario.
Se trata de tres distritos que tienen carencias socioeconómicas  importantes con respecto a la media de la ciudad. Según el datos municipales, la renta per cápita de estas zonas oscila entre los 8.674 y los 9.854 euros, la tasa de paro está entre el 7 y 8,4 por ciento, y en los tres la tasa de personas que no han superado el bachillerato superior es mayor al 40 por ciento. Además, todavía se encuentra en proceso de erradicación y recuperación de importantes núcleos chabolistas o de infravivienda como la Cañada Real, Plata y Castañar, La Rosilla, El Cañaveral, Las Barranquillas, El Salobral y el Ventorro. En ese sentido, el crecimiento urbanístico residencial, industrial y terciario debería traer, en teoría, los pilares del reequilibrio territorial: vivienda, empleo y dotaciones sociales.

Monstruos urbanísticos
Vicálvaro es el que posee más espacio para trabajar. Cuatro monstruos urbanísticos surgirán durante los próximos años: Los Cerros, El Cañaveral, Los Ahijones y Los Berrocales. Concentran un remanente de 6.606.136 metros cuadrados de edificabilidad residencial, 4.315.790 metros cuadrados de industrial y 1.576.276 de terciario. Allí se construirán un total de 65.833 viviendas, lo que supone una población de 191.000 personas (una cantidad similar a toda la ciudad de Pamplona). También se creará un importante núcleo industrial y terciario entre Los Ahijones y Los Berrocales, y otra buena parte se incluirá en la plataforma logística de Madrid-Coslada. Aparte de la industria clásica ya existente en la zona (cemento, cal, yeso, ladrillos, hormigón y vidrio) se desarrollarán industrias basadas en la innovación y el desarrollo.

Según la concejala presidenta de Vicálvaro, Carmen Torralba, estas perspectivas de futuro son todo un desafío. "Esta estrategia urbanística pertenece a un proyecto de ciudad que crece hacia el este. Eso supone enfrentarnos a que en pocos años cuadruplicaremos la población del distrito, con lo que hay que estudiar las dotaciones necesarias para que desde el primer día, los vecinos puedan disponer de todos los servicios", comenta.

Precursora del desarrollo
Villa de Vallecas fue la precursora del desarrollo del sureste y es ya uno de los polos más atractivos de desarrollo urbano para un medio-largo plazo de la ciudad. Es el distrito con mayor población joven de Madrid, cuenta con dos hospitales y se han ampliado las líneas de Metro como base para futuras ampliaciones. En sus 5.743.635 metros cuadrados de edificabilidad residencial remanente se construirán 57.124 viviendas repartidas en los desarrollos de Valdecarros, La Atalayuela y el Ensanche. 4.006.735 metros cuadrados de edificabilidad industrial se emplearán en el polo industrial compartido con el distrito de Puente de Vallecas, la ampliación de Mercamadrid y en la creación de la Ciudad de la Moda, principalmente.

Ángel Garrido, concejal presidente del distrito, dice que "es difícil planear un territorio a 15 ó 20 años vista aunque siempre hay que buscar su perfil humano. Los distritos más antiguos de la ciudad buscaron en su momento colmatar el espacio con viviendas. Eso no es apropiado si se busca un crecimiento razonable y natural de la ciudad. En el caso de Villa de Vallecas, un distrito joven, hay numerosas variables a tener en cuenta a la hora de su crecimiento: cuidar la promoción de vivienda protegida; armonizar el suelo industrial y el residencial; usar adecuadamente el suelo dotacional adaptándose a las necesidades de la población; y reservar suelo para futuras necesidades".

Crecimiento y transformación
Villaverde tiene espacio de mejora en cuanto a crecimiento y a transformación. Desarrollará 5.306 viviendas (15.387 habitantes) en los próximos años. Transformará el poblado de Plata y Castañar en un 'ecobarrio' que reequilibre social y medioambientalmente la zona. Ampliará el desarrollo del Nuevo Rosales y construirá un importante núcleo de viviendas y dotacional en el antiguo cuartel de ingenieros de Ciudad de los Ángeles. También dispondrá 1.621.264 metros cuadrados de edificabilidad remanente para centralizar el núcleo industrial más importante de la ciudad. Allí estarán la 'Catedral de las nuevas tecnologías', y los polígonos de El Gato y La Resina, junto a la mejora de Los Aguados y Los Llanos.

Joaquín María Martínez es el concejal presidente del distrito. Explica que el desarrollo de todo este suelo se va a producir en un periodo relativamente corto que va a conseguir recuperar las zonas más deprimidas del distrito. "Cada uno de los nuevos trabajos que se han proyectado cuenta con espacios dotacionales. También se ha pensado en mejorar la comunicación con Usera y Villaverde Alto y el desarrollo de la Gran Vía del Sur que conectará San Cristóbal con la M-40 y la M-45. Además, permitirá que, además de ser uno de los que cuenta con más equipamientos, seamos el tercer distrito con más zonas verdes de la ciudad", comenta.

Más desarrollos
Otros distritos cuentan con importantes bolsas de suelo para futuros desarrollos. Hortaleza cuenta con espacio para 14.854 viviendas, principalmente relacionadas con el cierre de los PAUs y de desarrollos como Valdebebas-Ciudad Aeroportuaria, Las Tablas y Sanchinarro. Fuencarral-El Pardo dedicará 1.834.441 metros cuadrados de edificabilidad residencial para que la 'Operación Chamartín', Montecarmelo y Arroyo del Fresno sean una realidad completa en las próximas décadas. Por último, Barajas se reserva 1.404.482 metros cuadrados para espacio terciario.

La construcción de nuevos barrios residenciales con importantes reservas de suelo para vivienda protegida y dotaciones para equipamientos sociales, y la construcción de nuevos polos industriales, supondrá la reactivación de la ciudad ante la crisis desde el sur. Ésa es la dirección que va a tomar el futuro y es hacia donde se desplaza el centro de la ciudad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios