www.madridiario.es
    24 de junio de 2021

San Isidro

FIESTAS DE SAN ISIDRO

Este 2018, las fiestas de San Isidro, patrón de Madrid, están pensadas para las mujeres, unas fiestas "sin violencias machistas" como ha señalado Esther Gómez, concejala-presidenta de Carabanchel. En la pradera, un 'Punto Violeta' se instalará para dar información y desarrollar un trabajo de prevención para evitar agresiones.

TAL DÍA COMO HOY

Un 2 de abril de 1212 es encontrado el cuerpo incorrupto y bien conservado de San Isidro tras unas lluvias torrenciales en la ciudad de Madrid. El santo, que había muerto cuarenta años antes, fue sometido a numerosos desplazamientos por la creencia de su poder sanatorio.

Por la Puerta Grande más importante del planeta taurino: la de Las Ventas. Por ahí, en un nuevos gesto de apoyo a la tauromaquia en estos tiempos tan contrarios a ella, entró el rey emérito, Juan Carlos I, para con su presencia apoyarla. El presidió la gala celebrada en el coso número uno del mundo, el más decisorio y decisivo del planeta táurico para presentar, por parte de Plaza1 la empresa que lo gestiona, los carteles de la Feria de San Isidro de este año. La Infanta Dña. Elena acompañó a Don Juan Carlos, así como, el Presidente del Senado, Pío García Escudero, y el Consejero de Justicia, Presidencia y Portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que fueron recibidos en la Puerta Grande por los gestores de Las Ventas, Simón Casas y Rafael García Garrido.

Un residente del albergue municipal de San Isidro ha sido detenido por violar a una compañera e intentarlo con otra.

TAL DÍA COMO HOY

El 30 de noviembre de 1172 fallecía Isidro de Merlo y Quintana, nombre que recibió en su bautismo este santo que vino al mundo en torno al año 1080 en los arrabales de San Andrés, muy cerca de la iglesia homónima donde su cuerpo sería encontrado incorrupto varias décadas después de su muerte.

EFEMÉRIDES

El puente de Toledo es uno de los más importantes y característicos de Madrid, que une las glorietas de Pirámides y Marqués de Vadillo salvando el espacio que ocupan el río Manzanares y sus riberas, la gran zona verde que es Madrid Río.

TAL DÍA COMO HOY

El 1 de octubre de 1212 se exhumaba el cuerpo de San Isidro Labrador.

TAL DÍA COMO HOY

Tras una vida dedicada a la oración, María Toribio –más conocida, sobre todo por los madrileños­, como Santa María de la Cabeza– moría el 8 de septiembre de 1175 sin saber que siglos después sería venerada con devoción por miles de fieles.

La fallecida Dolores Aguirre, una de las ganaderas con más personalidad, como muchos de sus toros, más queridas por la conspicua afición madrileña, fue homenajeada este lunes por el tercero de la tarde en que volvía, siete años después, a lidiar una corrida en San Isidro. 'Burgalito' fue un animal bravo y encastado con el que no se entendiño del todo Gómez del Pilar, acusando lo poco que actúa, pero que se llevó una oreja, muy protestada, eso sí -o sea, una orejita-. Alberto Lamelas apuntó detalles y el lote de Rafaelillo no le permitió lucimiento.

No sólo tienen su corazoncito y son hijos de Dios, sino que algunos –no muchos, la verdad- aportan más torería que los matadores e incluso las figuras. O sea, los subalternos. Uno de ellos, ese extraordinario rehiletero que es Fernando Sánchez, de la cuadrilla de Javier Castaño, fue el protagonista positivo de la tarde luciéndose con los palitroques en sus dos toros. El descastado encierro de Cuadri no dio opciones ni al ‘jefe’ de Sánchez ni a Venegas ni a Robleño, que recogió la única ovación de los matadores, que además se vieron muy molestados por el viento.

Un fuego declarado este viernes en el polideportivo de San Isidro de Getafe ha arrasado la cubierta plástica del que fuera el edificio principal de esta instalación abandonada.

SAN ISIDRO

El santo patrón, que examina el estado de la Fiesta años tras año en su abono, ha tardado tres semanas y 21 citas, sin contar los festejos de los mal llamados ‘caballitos’ o de rejoneo, en regalarnos una corrida muy interesante en conjunto y en la que pasaron muchas cosas, casi todas buenas. Porque cortaron una oreja Roca Rey y Perera (en orden de méritos), salió un toro muy bravo -¡noticia, noticia!- de nombre Cojito dentro de un encierro de Victoriano del Río que dio juego excepto el último, y también se lució un picador -¡noticia!-, Plácido Sandoval ‘Tito’. El único que desmereció fue López Simón.

Una terna de novilleros punteros y placeados no dieron con el tono, ni el timbre, para desorejar a un encierro noblón y colaborador de Montealto, que, con la excepción a medias del último, se lo puso fácil. Pero ni Leo Valadez, ni Diego Carretero, en mayor medida, ni Andy Younes, aprovecharon esta excelente oportunidad, que con la repercusión mediática de San Isidro habría significado un fuerte aldabonazo en sus carreras.

Tanto el delegado del área de Salud y Seguridad, Javier Barbero, como la concejal presidente del distrito de Arganzuela, Rommy Arce, se amparan en la libertad de expresión para justificar los insultos en los que un grupo de rap catalán se “cagaban en la puta madre de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Municipal” están dentro de la libertad de expresión porque son parte de una forma de expresión artística.

Un novillero a la antigua, más o menos. Y dos a la posmoderna (y perdonen el palabro). El venezolano Jesús Enrique Colombo, que debutaba en la cátedra venteña, demostró que con sus lógicas imperfecciones, quiere ser figura o al menos vivir de su profesión, siendo el protagonista positivo del festejo en el que dio una aplaudidísima vuelta al ruedo. En cambio sus compañeros de cartel, los sevillanos Pablo Aguado y Rafael Serna, parece que ya tienen varios cortijos por sus actuaciones escasas de entrega. Todo ante un noble encierro de El Montecillo muy aptos para el triunfo.

Si Antonio Ferrera no hubiera estado presente en el decimonoveno festejo de San Isidro, los pocos aficionados que quedan en la plaza de Madrid se habrían marchado a casa vacíos de toda emoción, con una mezcla de tristeza y cabreo por el rumbo que está tomando esta feria. Porque, una tarde más, la emoción brilló por su ausencia. Una tarde más se lidió una corrida mal presentada que no tuvo un ápice de sangre brava en las venas. Para no romper el sino del presente ciclo, el encierro de Las Ramblas fue manso, blando y descastado. Una corrida infumable a la altura de las últimas lidiadas por la divisa albaceteña en esta plaza.

El pésimo balance estadístico en cuanto a trofeos de lo que es hasta este jueves, en una feria vulgarísima, con una sóla oreja en seis festejos a pie, mejoró algo con la que cortó, sin demasiado fuste, David Mora en su segundo burel. Ni el trofeo tuvo peso ni la estadística de dos trofeos en siete corridas ante 42 toros es presentable. Con otro encierro descastado de Parladé y Montecillo, nada destacable aconteció y poco pudieron hacer Curro Díaz y Fandiño.

Tomen nota. Algo imprevisto y, por tanto, noticioso. David Fandila ‘El Fandi’, torero que no gusta nada a la parte exigente de la afición madrileña como el sanedrín sabio del 7 y otros similares esturreados por todo el graderío, fue el protagonista de la tarde en cuanto al espectáculo. Y a punto estuvo de cortar una oreja. Sin embargo, la verdad del toreo la festoneó José Garrido, de nuevo mal a espadas. Con un encierro noblote y mansote pero con diversas peculiaridades de Fuente Ymbro, Perera pasó de puntillas.

Dos matadores sentados en la balaustrada de la Fiesta sin ocupar el sitio que merecen, Fortes y Román, Román y Fortes, derrocharon testosterona en su actuación pero quedó sin recompensa en el balance estadístico por sus fallos con las armas toricidas. En un encierro manso y de escaso juego de Lagunajanda, Juan del Álamo también lo intentó sin alcanzar tampoco el éxito por la flojera deus bicornes.