www.madridiario.es
Un ave sobre la madrileña M-30
Ampliar
Un ave sobre la madrileña M-30

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid cuenta con una larga trayectoria a favor de una ciudad más limpia y ecológica

El área de Medio Ambiente del Consistorio madrileño ha llevado a cabo en los últimos años un sinnúmero de actuaciones para mejorar el entorno de la ciudad y lo ha hecho en numerosos ámbitos. Destaca especialmente el II Plan de Saneamiento Integral, gracias al cual ya se ha conseguido depurar el 100 por cien de las aguas residuales de la ciudad; el programa Madrid Verde, que tiene como objetivo mejorar y crear zonas verdes de la capital; la gestión de las basuras, con la implantación de la recogida selectiva y la reforma y acondicionamiento paisajístico del vertedero de Valdemingómez; la creación de un sistema de medición de la contaminación; la sustitución progresiva de las calefacciones de carbón; la adquisición de vehículos de gas natural o la recuperación y limpieza de zonas degradadas de la Casa de Campo y el Retiro, entre otras muchas más. Por todo ello, el Área que dirige Adriano García Loygorri ha sido galardonada por el jurado de Madridiario con el Premio Iniciativa Medioambiental Empresa Pública.

Una ciudad como Madrid requiere un inmenso esfuerzo por parte de su gobierno local para evitar que la presión humana de sus tres millones de habitantes degrade los recursos naturales disponibles -parques, jardines, cursos de agua-, así como el medio ambiente urbano. El tratamiento de las aguas residuales y las basuras que se producen en cantidades correspondientes al tamaño de la ciudad, es básico para lograr estos objetivos. Por ello el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid ha desarrollado en los últimos cuatro años actuaciones muy destacadas, entre las que cabe señalar, por su relevancia, el II Plan de Saneamiento Integral, iniciado en 1995. Este Plan ha contado con una inversión de cerca de 260 millones de euros y ha supuesto la ampliación y mejora de las siete depuradoras de tratamiento de aguas residuales de la ciudad, la instalación de sistemas contra olores y ruidos en éstas y la construcción de nuevos tramos de alcantarillado. Además, se ha llevado a cabo la recuperación ambiental de los tramos norte y sur del río Manzanares y de los arroyos que discurren por la ciudad, además de la instalación de un sistema de vigilancia por televisión del tramo central del Manzanares y de la construcción de dos plantas de reciclado de lodos de depuradoras.

Dentro del capítulo de gestión de residuos, hay que destacar la puesta en marcha del Centro de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de Las Dehesas Madrid, uno de los más modernos de Europa. La basura se separa y recicla en tres centros distintos, y con ella se obtienen abonos o energía, según se trate de materia orgánica o rechazos, es decir, materiales que no se pueden reciclar ni compostar (convertir en abonos). Gracias a las nuevas instalaciones, se hizo posible el cierre del antiguo vertedero de Valdemingómez, sobre el que se ha extendido un parque forestal del tamaño del Retiro. Previamente se implantó en la ciudad un sistema de recogida selectiva en origen, con contenedores de distintos colores y tipos: amarillo para envases (plásticos, bricks y metal), gris para el resto, salvo el papel y cartón que se deposita en contendedores azules y el vidrio en verdes. En estos últimos cuatro años se han recuperado mediante este sistema 301.701 toneladas de papel y cartón, 95.108 de vidrio, 26.639 de plásticos, 91.373 de metales, 1.642 de aluminio, 3.262 de bricks, 750 de madera y 1.180 de pilas. Además se ha producido 309.225 toneladas de compost para abonos agrícolas con la materia orgánica y 907.414 Mw/h de electricidad mediante la incineración de rechazos.

Reducción de la contaminación

Además de ello, entre 1999 y 2002 el Área de Medioambiente ha llevado a cabo otra muchas actuaciones como la renovación de la flota de vehículos de recogida de basuras con la sustitución de camiones por otros tecnológicamente más avanzados, todos propulsados por gas natural comprimido (mucho menos contaminante que el gasóleo), más silenciosos, y dotados con GPS. Se ha puesto también en marcha el sistema de Vigilancia, Predicción e Información de la Contaminación que en la actualidad cuenta con 28 estaciones que miden los niveles de contaminación atmosférica y de ruidos en la ciudad. En la misma línea de control y reducción de los niveles de contaminación acústica y ambiental, se han sustituido 2.604 instalaciones de calderas de calefacción de carbón, por otras que utiliza combustibles "limpios"; se ha activado el Plan Estratégico de Reducción de la Contaminación Acústica que ha incluido la elaboración del Mapa Acústico de Madrid, entre otras iniciativas, y se han aprobado las nuevas Ordenanzas de Contaminación Acústica y Atmosférica y Energía Solar, entre otras. Con todo ello se ha conseguido reducir las emisiones contaminantes y de gases que contribuyen al efecto invernadero a niveles muy inferiores a los fijados por el protocolo de Kioto para la media española.

En estos últimos cuatro años, se han finalizado también los trabajos de recuperación de zonas degradadas de la Casa de Campo, con una inversión de más de 9,5 millones de euros y que, entre otras actuaciones, supusieron la recuperación de elementos históricos como muros de cerramientos o puentes y la plantación de más de 100.000 árboles y 150.000 arbustos, además de efectuar repoblaciones de liebres, perdices, anátidas ibéricas, peces y anfibios. Asimismo, este proyecto ha incluido la instalación de un Centro de Observación de Avifauna, un Centro de Información y un Centro de Recuperación de Cigüeñas, además de la creación de un carril de bicicletas de 11,15 kilómetros. Otras importantes zonas verdes de la capital también han sido objeto en estos años de diferentes intervenciones, como las obras de rehabilitación de los parques del Retiro y del Capricho. Asimismo, se ha ido implantando en distintos parques una red de riego con agua reciclada procedente de las depuradoras de aguas residuales madrileñas.

Por otro lado, en el periodo 1999-2003 se han destinado 25,5 millones de euros al Programa Madrid Verde. Este proyecto se puso en marcha en 1990 y consiste en la creación de pequeñas zonas verdes y ajardinadas en medianas y otras áreas, plantación de árboles en calles que antes carecían de arbolado, y mejoras en los parques de distrito. En este período se han realizado 166 actuaciones que han incluido la creación de 247.458 metros cuadrados de zonas verdes, la plantación de 265.909 metros cuadrados de césped, de 15.540 árboles y de 319.555 de arbustos y plantas tapizantes. Por último, el concejal de Medio Ambiente, Adriano García-Loygorri, ha presentado ya la primera fase de desarrollo de la Agenda 21 Local de Madrid, cuyo objetivo es profundizar en el desarrollo sostenible de la ciudad, es decir en el análisis de la situación actual de los factores ambientales y socioeconómicos del municipio desde la perspectiva del desarrollo sostenible. Como complemento a toda esta actividad, el Área de Medio Ambiente ha impartido también durante estos últimos años cursos gratuitos de educación ambiental en los que han participado cerca de 60.000 personas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.