Embalse de Atazar
Ampliar
Embalse de Atazar

El Canal de Isabel II promueve la divulgación del concepto de agua como "bien escaso" entre los madrileños

El agua es un recurso limitado y una comunidad como Madrid, densamente poblada, tiende a realizar un consumo en ocasiones irracional. Por ello el Canal de Isabel II trabaja desde hace años para lograr un doble objetivo: por un lado, mejorar al máximo su eficiencia como distribuidor de este recurso natural, y por otro, divulgar medidas de ahorro entre los consumidores con el fin de conseguir un uso racional y respetuoso con el medio ambiente. De ahí la campaña "Cuidamos el agua" que durante el año 2002 llevó a cabo el Canal, y que ha sido elegida por el jurado de los premios Madridiario como la más relevante en el apartado de Comunicación Responsable Empresa Pública.

Arturo Canalda, gerente del Canal de Isabel II, recuerda que en el mundo "1.100 millones de personas no tienen acceso al agua; 2.300 carecen de sistemas de saneamiento y más de 3 millones de niños mueren cada año por causas relacionadas con la escasez de agua". Todo ello, añade, "da que pensar". Por eso el Canal desarrolla una política muy definida en este sentido, que parte del principio de que el agua es "un recurso limitado". Al igual que ocurre con otros "bienes básicos", como la electricidad, el ciudadano no es a menudo muy consciente de esta realidad, "se limita a abrir el grifo sin pensar en lo que hay detrás", explica Arturo Canalda. "Es cierto que además los hábitos sociales han cambiado, y ahora por ejemplo hay muchas más viviendas unifamiliares, que consumen más agua que el resto".

Cuidar el agua
A ello hay que añadir que en una comunidad como Madrid, densamente poblada y con una climatología no siempre húmeda, se producen de vez en cuando períodos de escasez. Sin llegar a ser una situación alarmante, el pasado año fue uno d esos períodos, y por ello el Canal lanzó una campaña de ahorro con el lema "Cuidamos el agua". Los objetivos, según el gerente del canal, eran dos: "primero, poner en valor el agua, que al abrir el grifo la gente fuera consciente de lo que hay detrás: los 1.800 trabajadores del Canal etc; y segundo, coincidiendo con el período más complicado del verano, concienciar de que el agua es un bien escaso". Para ello, la campaña mostraba es sus spots televisivos "situaciones exageradas, pero no infrecuentes", como arrojar una colilla al inodoro, dejar una manguera de jardín abierta y otras similares. La última fase de la campaña debía llevarse a cabo a partir del otoño, "pero no fue necesario porque empezó a llover y las reservas se recuperaron".

Doble objetivo
Y es que, subraya Arturo Canalda, "como empresa gestora del agua en Madrid tenemos no sólo la responsabilidad de gestionarla lo mejor posible, sino también de pedir al cliente que ahorre". El Plan de Ahorro y Gestión de la Demanda diseñado por el Canal y la consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid prevé 35 medidas orientadas a lograr estos dos objetivos. Una de ellas es por ejemplo la obligación de utilizar agua reciclada para regar determinadas superficies; mientras que por parte de la empresa se ha adoptado y alcanzado el compromiso de depurar el 100 por cien de las aguas residuales que se producen en la región. Se trata, recuerda además el gerente, de una actuación "pionera en la Unión Europea", donde la legislación no lo hará obligatorio para los países miembros hasta enero de 2006. "Nos hemos adelantado en dos años", indica.

Campaña eficaz
No ha sido ésta, ni mucho menos, la primera vez que el Canal de Isabel II lanza una campaña de comunicación sobre ahorro de agua. De hecho, ya hizo lo mismo en 1991, coincidiendo también con otro período de sequía en la región. Sobre la eficacia de estas acciones de comunicación, Arturo Canalda es rotundo: "Los consumos se redujeron tanto que se han mantenido hasta el día de hoy". El ciudadano, pues, ha respondido adecuadamente al mensaje de la campaña. En general, la política del Canal es divulgar al máximo el concepto del agua como "bien escaso", y especialmente entre los niños, con los que se trabaja a através de diferentes proyectos: charlas educativas en los colegios, distribución de material didáctico, etc. Sobre el premio de Madridiario, Arturo Canalda destaca sobre todo el reconocimiento que supone "para los 1.800 trabajadores del canal que con su esfuerzo hacen posible que los madrileños podamos abrir el grifo y beber", asegura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.