Juan Barranco, premio al político nacional más activo por Madrid, en la I edición de los Premios Madrid.
Ampliar
Juan Barranco, premio al político nacional más activo por Madrid, en la I edición de los Premios Madrid.

Juan Barranco, un andaluz de Vallecas que mantiene una "deuda de gratitud con los madrileños"

Fue alcalde, teniente de alcalde, concejal y jefe de la oposición en la Casa de la Villa, y desde hace tres legislaturas ocupa un escaño en el Senado como representante de Madrid por el PSOE. Llegó a la ciudad a los cinco años de edad junto con su familia, que se instaló en el popular barrio de Vallecas. Aunque según sus propias palabras es "un hijo de la 'secular injusticia' de la emigración", se siente madrileño y orgulloso de haber sido elegido por los ciudadanos como alcalde. Por ello, y aunque considera que su etapa en la política local ya ha quedado atrás, se deshace en elogios hacia el pueblo de Madrid, con el que afirma mantener una gran "deuda de gratitud". Desde su escaño de senador, ha continuado su labor en el ámbito nacional, sin perder en ningún momento el interés por su patria chica. Por ello Juan Barranco Gallardo recibe el Premio al Político Nacional más Activo por Madrid.

Ahora mismo tiene entre manos una interpelación al gobierno de la nación sobre el estado de las inversiones estatales en Madrid, porque, afirma, "de lo que se presupuesta a lo que se realiza de verdad en la práctica hay una gran diferencia". Es una más de las muchas iniciativas que Juan Barranco Gallardo, senador por Madrid durante las tres últimas legislaturas, lleva a cabo en favor de la región. Andaluz de origen, es natural de Santiago de Calatrava, Jaén, donde nació el 13 de agosto de 1947. Llegó a Madrid a los cinco años de edad, cuando sus padres emigraron a la capital en busca de mejores oportunidades. "Yo soy hijo, como yo la llamo, de la 'secular injusticia' de este país que es la emigración".

"Deuda de gratitud"
Sin embargo, no hay acritud en sus palabras: criado en el popular barrio de Vallecas, se siente madrileño a la vez que andaluz. De hecho, dice, una de las cosa que más le gustan de Madrid es que "aquí uno puede sentirse madrileño sin necesidad de renunciar a sus raíces". Pero su relación con la ciudad de Madrid y la región va aún más allá. "Tengo una enorme deuda de gratitud con todos los madrileños, que me hicieron alcalde de esta ciudad", cargo que ocupó entre 1986 y 1989. Fue además teniente de alcalde y durante mucho tiempo jefe de la oposición municipal, etapa que aunque considera que "ya ha pasado", recuerda con cariño, el mismo que recibó entonces de los ciudadanos y aún sigue recibiendo: "Todavía me reconocen por la calle, o cojo un taxi y no me quieren cobrar..." sonríe.

Senador
Casado y con dos hijos, hoy en día está volcado en su trabajo en la Cámara Alta, donde ocupa los cargos de portavoz en la Comisión de Interior y Régimen de las Administraciones Públicas, vicepresidente segundo en la Comisión Especial sobre la Prostitución y vocal de la Comisión de Justicia. Algunas de las ponencias en las que está trabajando en estos momentos son las dedicadas al Proyecto de Ley reguladora de los equipos conjuntos de investigación penal en el ámbito de la Unión Europea, que regulan la responsabilidad penal de los miembros de estos equipos cuando actúen en España. "Como portavoz de al Comisión de Interior, también me intereso por todos los temas relacionados con la seguridad ciudadana, uno de los fracasos más estrepitosos del gobierno del PP", afirma. Entre otras intervenciones suyas, destaca especialmente su participación en la elaboración de la Ley de Tráfico o la llamada "euroorden", para detención de delincuentes en toda la UE.

Buenos recuerdos
De su etapa en la política municipal, afirma que sus mejores recuerdos están ligados a la creación de equipamientos y bienes sociales en zonas de Madrid que carecían de ellos: "El Planetario, el Parque Tierno Galván...o cuando instalamos conservatorios para que los hijos de familias modestas pudieran estudiar música". Evoca también con cariño otras imágenes de su vida municipal "como cuando soltamos ardillas en la Casa de Campo, ver las caras de los niños al verlas fue una satisfacción...". Sobre el premio de Madridiario, bromea "ya era hora", pero ya en serio, declara que le hace sentirse "aún más vinculado a Madrid" y lo valora como un "gesto de cariño".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.