www.madridiario.es
Foto de archivo de El Retiro
Ampliar
Foto de archivo de El Retiro (Foto: Kike Rincón)

El arbolado de Madrid, asignatura pendiente del Ayuntamiento

domingo 25 de marzo de 2018, 11:00h

El Ayuntamiento de Madrid se enfrenta desde hace años al problema de la caída de árboles en la capital. Han sido varias las medidas que el Consistorio ha tomado en los últimos años pero los madrileños siguen expuestos al peligro que supone convivir con árboles viejos, enfermos o mal conservados.

Madrid cuenta con 300.000 árboles, de los cuales 20.000 se encuentran en el parque de El Retiro. Varios años son los que el Ayuntamiento madrileño lleva combatiendo la caída de árboles. Sus planes de análisis del arbolado, tala masiva y revisión de los mismos no parecen ser suficientes: se repite la historia del verano de 2014, este sábado ha fallecido un niño de 4 años en el parque de El Retiro mientras éste estaba siendo desalojado debido al temporal.

La primera muerte por caída de árbol

El verano de 2014 supuso un punto de inflexión para el Ayuntamiento de Madrid: un hombre falleció a causa de la caída de un árbol en El Retiro y una niña resultó herida en circunstancias similares. Tras lo ocurrido, se puso en marcha una estrategia de tala y renovación del arbolado de la ciudad que a día de hoy todavía no ha finalizado y sigue suponiendo un peligro y riesgo para la ciudadanía.

La alarma generada por aquellos incidentes y las más de 11 caídas de árboles durante el verano llevó al Ayuntamiento a la creación de un grupo de expertos para analizar la situación del arbolado en el histórico parque madrileño, que después se ampliaría a otras zonas peligrosas en la ciudad. La función de este equipo era la de identificar los ejemplares que pudieran suponer un riesgo y valorar el grado de deterioro del arbolado para poder atajar el problema de la caída de árboles y ramas producidas, en su mayoría, por las condiciones climatológicas.

Más de 800 ejemplares peligrosos

Los análisis realizados por los técnicos del Ayuntamiento durante ese año detectaron hasta 814 árboles que podrían ser peligrosos -en El Retiro-, de los cuales, durante ese año, se talaron 187 y se realizaron actuaciones de mantenimiento en más de 500. Los análisis se hicieron en la totalidad del parque -en los 20.000 árboles que lo componen- teniendo en cuenta criterios como la especie, la edad, el diámetro del tronco, la forma, las raíces o el aspecto del ejemplar.

Hasta septiembre de ese año ya se habían caído 26 ejemplares en el parque -cumpliendo la media de 30 que se habían desplomado en 2013 y 2012.

Algunos de los motivos más que suficientes para que un árbol pueda desplomarse sin previo aviso son los hongos, las oquedades, la pudrición, la vejez o tener problemas de descompensación.

Tala masiva de árboles

Al año siguiente, en 2015 y ante la alerta vivida el verano del año anterior, el Ayuntamiento comenzó a realizar una serie de estudios del arbolado en zonas concretas de la ciudad que incluía la creación de un plan de renovación del arbolado.

"Un arbolado sano es un arbolado seguro, y no debería ser motivo de polémica la sustitución de un solo ejemplar peligroso si con ello evitamos un riesgo innecesario para nuestros vecinos y visitantes. Ni de uno, ni de un millar, siempre que se plantee su renovación", aseguraba el entonces el delegado de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito.

Entre las actuaciones más importantes durante ese año destacó la tala de 277 árboles en el eje Prado-Recoletos, -un 20 por ciento del total-. También se propuso el apeo de 59 ejemplares y la poda de otros 35 en el bulevar de Juan Bravo; la tala de 392 y la poda de 143 árboles en el paseo de la Castellana, entre Colón y María de Molina; así como otros trabajos similares en la colonia del Manzanares y en el parque de la Bombilla.

Plan Director del Arbolado del Retiro

El siguiente paso se dio en el verano de 2016, cuando el Ayuntamiento de Madrid aprobó el Plan Director del Arbolado del Retiro: una guía para los próximos 50 años que la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés tildó de "una visión más protectora".

Para ello, se trazó un plan a cinco años que incluían planes para las 17 áreas delimitadas del parque. El objetivo fijado entonces era -y continúa siendo- que ninguna especie tenga más de un 10 por ciento de ejemplares, para evitar pérdidas masivas de arbolado por plagas, además de la renovación continua del arbolado viejo o decrépito y la sustitución paulatina de los castaños de indias.

Como primera medida ante la caída de árboles, se estudiaron los ejemplares que podían dar más problemas y se procedió a la tala de 531 árboles, la poda de 2.708 y la colocación de 91 apoyos. En total, se intervinieron 3.500 ejemplares. "Había una preocupación importante por la seguridad del Retiro, pero luego se vio que era más mala suerte", indicaba entonces el subdirector de Parques, Santiago Soria, quién explicó que uno de los miedos que tenían los técnicos es que hubiese plagas de hongos en el suelo del parque, aunque se terminó por descartar tras los análisis, que indicaron que el suelo era apto para el arbolado grande.

Conservación de árboles en toda España

En mayo de 2017, conservadores y expertos en jardinería de toda España acordaron unos criterios únicos para que los ayuntamientos pudieran evaluar los riesgos de su arbolado y evitar así los cada vez más accidentes derivados de la caída de árboles. Más de una veintena de conservadores y técnicos municipales se unieron con el fin de elaborar las bases de un Protocolo Nacional de Evaluación de Riesgos del Arbolado. Parece que todos estos esfuerzos no son aún suficientes.

Disminuyen las caídas de árboles

En el balance realizado por el Ayuntamiento durante el último trimestre de 2017, Sabanés apuntaba que habían disminuido la caída de árboles y ramas en la capital respecto a los años anteriores. Eran un total de 2.006 ramas y 301 árboles los que habían caído hasta septiembre, cifras inferiores a las registradas en 2016 (2.962 ramas y 413 árboles) y en 2015 (3.685 ramas y 487 árboles).

No obstante, aunque la estrategia del Gobierno municipal parece estar dando resultados -en lo que a las cifras se refiere-, todavía queda mucho camino por recorrer para que no ocurran tragedias como las de este sábado, donde un niño de cuatro años ha perdido la vida y un hombre ha resultado herido, ambos por la caída de árboles debido al temporal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.