www.madridiario.es
Cesta con setas.
Ampliar
Cesta con setas. (Foto: Cristina Martín)

Las seis falsas creencias sobre las setas tóxicas

Por MDO
domingo 11 de noviembre de 2018, 09:00h
La OCU recuerda la importancia de no recolectar setas si no se conoce a la perfección el ejemplar para evitar intoxicaciones. En Madridiario recogemos las seis "falsas creencias" que la Organización ha desmontado para ayudar a los aficionados a la micología que este otoño se acerquen al campo a recoger setas.

La temporada de setas está en su momento álgido, pero los expertos no dejan de recordar la importancia de conocer de buena mano los ejemplares que vayan a recolectarse para evitar intoxicaciones. La última en hacer esta advertencia es la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Recomiendan no salir al campo a coger setas si no se conocen muy bien y, sobre todo, no ingerirlas si existen dudas de si son comestibles o no. También, destacan que los libros donde aparecen los ejemplares de setas no son del todo fiables al variar en la naturaleza, por lo que aconsejan acercarse a lugares donde un tipo determinado de seta comestible crezca para evitar así confusiones.

Desde la OCU aclaran varios falsos mitos que ayudarán a no caer en "falsas creencias":

  • Que una seta esté mordida por un animal no significa que sea comestible. A muchos animales no les afectan las setas venenosas que para los humanos pueden tener efectos devastadores.
  • Es completamente falso que si se hierve la seta en un utensilio de plata y éste se vuelve negro, la seta sea tóxica.
  • Si una seta se cuece con ajos o cebollas y ennegrece, no significa que sea tóxica.
  • Una seta cocida o puesta en vinagre o salmuera seguirá siendo tóxica, esas técnicas no hacen que se convierta en comestible.
  • Existen setas comestibles que al cortarlas cambian de color y ejemplares tóxicos que no lo hacen, así que no pueden fiarse del cambio de color de la seta al ser cortada.
  • No todas las setas que crecen en la madera son comestibles, hay de todo.

No existen "trucos" para identificar si una seta es comestible o no, por lo que la OCU indica la consulta de varias guias sobre micología, coger las setas que sean reconocibles a la perfección y no tomar ejemplares que se ofrezcan sin la garantía de que son comestibles.

En la Comunidad de Madrid abundan numerosos ejemplares de setas, algunas comestibles como el champiñón silvestre, los níscalos, las setas de cardo y los boletus edulis y erythropus, y otras como la amanita phalloides, amanita muscaria o marasmius, tóxicas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios