www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Tumba de Antonio García Quejido, primer secretario general del Partido Comunista de España en el Cementerio Civil.
Ampliar
Tumba de Antonio García Quejido, primer secretario general del Partido Comunista de España en el Cementerio Civil. (Foto: Strakhov CC BY-SA 3.0)

Dos partidos y un destino: el comunismo se hace oficialista

domingo 15 de abril de 2018, 09:00h
El 20 de abril de 1920 se fundó el Partido Comunista Español que, poco después, se fusionaría con el Partido Comunista Obrero Español, ambos escindidos de un PSOE que decidió no integrarse en la III Internacional.
La división de la izquierda no es algo nuevo. Viene de mucho antes. Aunque sí que es verdad que este espectro político parece estar más dividido que nunca -las formaciones son incontables: PSOE, Podemos, IU, PCE, Equo...-, la que podemos considerar como la división más famosa de la historia se produjo tal día como hoy hace 98 años.

Fue el 15 de abril de 1920, cuando se fundó el Partido Comunista Español. El impulso creador surgió de la Federación de Juventudes Socialistas, frustrada por la grave crisis del PSOE de entonces. Tal era la dificultad del conflicto en el que estaba sumergido el partido que tuvieron que decidir su futuro en tres congresos.

El hilo detonante de la escisión se produjo en el primero de esos tres, donde la mayoría de la base del PSOE -14.000 votos contra 12.500- optó por esperar y no adherirse a la Tercera Internacional, algo que sí que hizo la Federación de Juventudes Socialistas, fundadores del primer partido comunista.

Las filas del Partido Comunista Español estuvieron formadas, desde el primer momento, jóvenes trabajadores y estudiantes; obreros, campesinos e intelectuales de vanguardia. Entre los fundadores de la formación estaba Dolores Ibárruri, que se integró en sus filas con la Agrupación Socialista de Somorrostro.

La constitución del partido, y según un informe del PCE, aceleró el deslindamiento de las diferentes tendencias que luchaban en el seno del Partido Socialista Obrero Español.

En el segundo Congreso extraordinario del PSOE, reunido en julio de 1920, la mayoría aplastante de los delegados se pronunció a favor del ingreso en la III Internacional y por el envío a Moscú de dos delegados con el objetivo de entrevistarse con el Comité Ejecutivo de la Internacional. Eso sí, los líderes reformistas supieron desvirtuar la resolución del Congreso, condicionándola con tres cláusulas que, de hecho, anulaban su valor.

Los dirigentes de la Internacional Comunista, y Lenin personalmente, rechazaron las tres condiciones y hicieron una contraoferta de 21, que fueron rechazadas por un partido que terminó adheriéndose a la llamada Internacional Segunda y Media.

Ante esta situación, varios miembros fundadores del PSOE decidieron escindirse y crear el Partido Comunista Obrero. La existencia de dos partidos comunistas creaba una situación confusa y peligrosa para el propio desarrollo del movimiento y mantenía a la clase obrera en actitud expectante; de ambas cosas sólo podían beneficiarse el reformismo, que con la creación del Partido Comunista había sufrido un rudo golpe, y la burguesía, que desde la aparición del Partido volcó sobre él la furia de la represión.

Los consejos de la Internacional Comunista contribuyeron a vencer esta situación anómala y a unificar los dos partidos. Del 7 al 14 de noviembre de 1921, se celebró en Madrid la Conferencia de fusión. Desde aquella fecha existe un solo partido, el PCE.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Dos partidos y un destino: el comunismo se hace oficialista

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    9687 | Ana Sánchez - 15/04/2018 @ 11:20:16 (GMT+1)
    Exactamente eso es lo que les define a los comunistas: división con la sociedad y entre ellos mismos. Porque se basa en el mesianismo y en la "iluminación" de un líder supremo. Y si no que se lo pregunten al "koletas".

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.