www.madridiario.es
    15 de noviembre de 2019

San Isidro 2018

De vez en cuando la vida te besa en la boca, como dice una de las grandes canciones de Serrat. Que trasladado a la tauromaquia significa que muy de cuando en cuando sale por chiqueros un gran toro y le hace frente un no menos gran torero. Como ocurrió este viernes con ‘Chaparrito’, de Adolfo Martín, con el que festoneó una extraordinaria faena Pepe Moral, que cortó una oreja de muchos quilates. La cruz fue para El Cid, herido por su primero. Entre ambos, se doctoró con dignidad Ángel Sánchez.

Samur-Protección Civil tuvo que atender durante las fiestas de San Isidro a un total de 250 personas que presentaban, de forma general, intoxicaciones etílicas. 24 personas de las atendidas tuvieron que ser trasladadas a centros hospitalarios y siete revestían cierta gravedad. Además, se atendió a cerca de 50 menores, la "mayoría" también por intoxicación etílica.

Las fiestas de San Isidro han registrado más de un millón y medio de personas en sus 15 escenarios, tal y como ha informado el Ayuntamiento de Madrid.

La tómbola de orejas en que se ha convertido este ciclo isidril, con regalos a Espada, Manzanares y Castella, bajó más su nivel con el trofeo que obtuvo este sábado Joselito Adame. Fue merced a una labor populista rematada con un bajonazo, propia de coso de tercera y tal vez ni en el dadivoso Benidorm se la hubieran concedido. Defraudó la corrida de Alcurrucén y tampoco el mexicano, Curro Díaz y Del Álamo estuvieron para tirar cohetes.

Hasta 251 personas precisaron atención sanitaria durante las pasadas fiestas de San Isidro. La mayoría de intervenciones del Samur fueron motivadas por caídas, mareos e intoxicaciones etílicas.

El Samur-Protección Civil ha atendido durante la jornada de este martes a un total de 84 personas dentro del dispositivo de las fiestas de San Isidro, según han informado fuentes de Emergencias Madrid.

No solo la política municipal; también la regional se ha dado cita este martes en la Pradera de San Isidro para celebrar el patrón de la capital. Un día marcado, entre otros asuntos, por la próxima y previsible investidura de Ángel Garrido como presidente de la Comunidad y por las primarias autonómicas de Podemos.

Día de fiesta y de encuestas. De chulapos y de chulapas. De claveles y de chotis. 15 de mayo en el calendario. Y Madrid se fue a la Pradera de San Isidro.

Con una agenda institucional repleta de actos, el día grande de las fiestas de San Isidro se presenta marcado por la inquietud y las dudas que provocan que ninguno de los grupos políticos del Ayuntamiento de Madrid haya confirmado de manera oficial su candidato para las elecciones de 2019. De alguna manera, la figura de Cristina Cifuentes también estará presente a través de la asistencia de Ángel Garrido a los actos, tal y como sucedió el 2 de mayo.

Normalmente los pitos y broncas son para los coletudos en sus malas actuaciones. Pero en este cuarta de abono, las tornas hacia un Fortes torero y valeroso, que recorría dos veces el anillo a petición del respetable tras su meritoria faena al sexto buey -sí, sí, buey, no toro- se tornaron lanzas hacia el presidente que le negó de manera injusta una más que mreecida oreja. De resto, nada que contar ante la bueyada -sí, sí, bueyada, no corrida de toros- de Pedraza de Yeltes con la que se estrellaron Manuerl Escribano y Daniel Luque.

La escritora Almudena Grandes ha pedido a los madrileños en su pregón de San Isidro que cuiden y amen la capital. La autora ha tirado de recuerdos de infancia y juventud para definir una "villa plebeya", que "se enorgullece de su condición tanto o más que otras de sus viejos aristocráticos blasones".

Con motivo de las fiestas de San Isidro en la capital española, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha reforzado la vigilancia en carreteras durante el fin de semana y los días siguientes al martes, 15 de mayo, ya que se prevén 1.100.000 de desplazamientos en la Comunidad.

Desde el 11 hasta el 15 de mayo, nuestra ciudad presenta su cara más festiva y acogedora. Los madrileños celebran a su patrón, San Isidro Labrador, ofreciendo lo mejor de Madrid, para ello todos los cuerpos de seguridad de la capital están preparados para velar por nuestra seguridad.

La fiesta popular madrileña regresa este año con más de 200 citas entre las que destacan el chotis, el cocido madrileño o la zarzuela. Con más de 15 escenarios repartidos por la capital, las fiestas de San Isidro conectarán a pequeños y mayores a través de la música, danzas populares castizas, gastronomía y homenajes del 11 al 15 de mayo.

Los mundiales comienzan este martes 8 en el mejor de los escenarios. Los del toreo, claro, que para los futboleros faltan cinco semanas. Durante un mes largo, San Isidro hará un amplio repaso de la situación actual de la Fiesta en la catedral y cátedra de la Fiesta que es la plaza de Las Ventas. Como en el deporte rey con la presencia y teórica competencia de los mejores en los tres escalafones -de ahí mundiales y no mundial- profesionales. Pero... pero si en el fútbol la materia prima, el balón, es igual para todos no acontece lo mismo en los toros, porque las figuras 'juegan' con la materia prima elegida de lujo por ellos -las ganaderías comerciales, casi todas Domecq o de su procedencia y a su gusto- y dejan para el resto las llamadas duras (el balón de rugby). A pesar de lo cual, dada la extensión del ciclo, al menos hay sitio para este otro tipo de encaste. Al examen venteño comparecen esas figuras, con la ya tradicional excepción de José Tomás y este año la de Morante (los dos coletudos que más cobran) y todos los toreros emergentes y aspirantes a desbancarlos de su lugar de privilegio donde imponen, también en Madrid, sus gustos de hierros y compañeros. En definitiva, una Feria similar a todas las anteriores carente de imaginación o importantes novedades.

Durante la feria de San Isidro se venderán casi seis millones de Rosquillas Artesanas del Santo en las cerca de 600 pastelerías de la Comunidad de Madrid.

  • 1