www.madridiario.es
    26 de octubre de 2020

depuradora de La China

Los vecinos de San Fermín aseguran que el hedor procedente de La China ha llegado este verano a un "grado de podredumbe que supera lo conocido". También culpan a la depuradora de una plaga de mosquitos y mosca negra y, por ello, han iniciado una recogida de firmas para exigir el cierre.

Ruidos, olores y mosquitos. Son los tres ejes sobre los que pivotan las quejas de quienes viven cerca de la depuradora de La China. Indignados por una situación que se dilata en el tiempo, claman por su desmantelamiento. Una postura rechazada por Ecologistas en Acción, que aboga por "adoptar medidas que eviten los inconvenientes que genera" una infraestructura que considera "imprescindible". Fuentes del Ayuntamiento de Madrid reconocen que "todas las opciones están encima de la mesa".

La depuradora de La China, la más antigua de Madrid, se prepara para su desconexión. El Ayuntamiento está elaborando un plan para dejarla fuera de servicio y trasladar a otras plantas el volumen de agua ahora tratado en sus instalaciones, no sin antes recolocar a sus trabajadores. Mientras, abrirá a la participación ciudadana el futuro de las 24 hectáreas sobre las que se asienta dentro del Parque Lineal del Manzanares y estudia conservar parte de las instalaciones por su carácter histórico.

La concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha asegurado este martes durante el Pleno municipal que el desmantelamiento de la depuradora de la China, la más antigua de la capital, está previsto para el 2016, con una "resolución en positivo para los distritos de la zona".
  • 1