www.madridiario.es
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente de CEIM, Miguel Garrido.
Ampliar
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente de CEIM, Miguel Garrido. (Foto: Chema Barroso)

Almeida se compromete con los empresarios a priorizar Madrid Nuevo Norte

martes 18 de junio de 2019, 13:47h

El alcalde de Madrid recoge los "balones" lanzados por la Confederación de Empresarial de Madrid, que este martes ha elegido a su nuevo presidente: Miguel Garrido. Él ha pedido a la nueva Administración, precisamente, que se escuche a los empresarios, que se impulse Madrid Norte, que se revierta Madrid Central, que se prohíba la venta ambulante o que se racionalicen los horarios de los trabajadores siempre que eso no repercuta en la productividad de las compañías.

El nuevo alcalde del Ayuntamiento de Madrid se ha comprometido este martes con los empresarios a "acabar con los perjuicios para el comercio" que produce la venta ambulante ilegal. José Luis Martínez-Almeida, que acudió a la presentación del nuevo presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Miguel Garrido, aseguró también que sus prioridades son "impulsar Madrid Nuevo Norte" de forma inmediata o reformar Madrid Central para "mejorar la calidad del aire pero sin perjudicar la movilidad".

Así dio respuesta a tres de las peticiones del nuevo presidente de la patronal, que instó a "la nueva Administración" a escuchar "la voz de los empresarios". "Tenemos mucho que aportar", esgrimió Garrido, que se mostró dispuesto a promover un "plan estratégico" después del verano con el que la asociación de empresarios pretende ser "menos reactiva y más proactiva". "Ser imaginativos, no someternos a lo establecido, buscar nuevas fórmulas para aumentar nuestra representatividad y mejorar nuestra relevancia y notoriedad", sentenció el nuevo presidente enumerando los objetivos de su mandato.

Asimismo, intentará que la principal organización de autónomos (ATA) -su presidente, Lorenzo Amor, estaba presente en la Asamblea- se integre en CEIM y "ensanchar" la confederación fomentando el emprendimiento y la creación de nuevas empresas. "Lo que no crece, muere", sentenció Garrido, partidario de que "la mejor manera de distribuir riqueza es creándola".

Sin pelos en la lengua, arremetió contra "las ideas antiguas y trasnochadas de los populismos que especulan con repartir una riqueza que nadie ha creado" y que, a su parecer, "amenazan a las empresas". "Respetando que los políticos son los representantes de los ciudadanos, nosotros debemos defender con firmeza nuestros postulados", defendió. Y los enumeró: "La primera responsabilidad de los directivos es hacer rentables sus empresas y para eso hay que innovar, invertir, internacionalizarnos, formarnos -los directivos y los trabajadores. Gracias a que nuestras empresas sean rentables se podrá contratar, invertir, pagar proveedores, etc." , continuó.

Tras agradecer la presencia de la anterior ministra de Empleo, Fátima Báñez (PP), pidió al nuevo Gobierno "continuar profundizando" en la reforma laboral. "La regulación de las empresas tiene que ser flexible", opinó para mostrar, a continuación, su descontento con la medida del Ejecutivo de Pedro Sánchez que obliga a las compañías a registrar el horario laboral de sus trabajadores con el fin de que no se produzcan abusos en su jornada y sus horas extras. "El registro horario puede ser un paso atrás", lamentó delante de la actual ministra de Industria, Reyes Maroto. Y pidió que cualquier regulación sea "compatible con la efectividad para sacar adelante las empresas". "Regular por decreto puede tener efectos negativos, un mayor desempleo y menor riqueza", prosiguió para alegar que los derechos de los trabajadores han de estar vinculados a su productividad.

Del mismo modo, Garrido consideró "fundamental rebajar los costes salariales". "Que tengamos las cotizaciones más altas de Europa no se entiende", opinó. Después, pidió a las Mutuas que colaboren en mejorar la eficiencia de las empresas combatiendo el "absentismo que amenaza a las empresas y la Tesorería de la Seguridad Social".

Aprovechando la presencia también de Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo e Ignacio Aguado, Garrido aplaudió la fiscalidad actual de la Comunidad, sobre todo, en lo que a las bonificaciones del impuesto de Patrimonio y Sucesiones se refiere. "Es enormemente favorable para el crecimiento, para la actividad económica y para la recaudación", aplaudió. Y concluyó: "La fiscalidad elevada desincentiva la producción".

Por otro lado, exigió al futuro Ejecutivo autonómico que incida en la reestructuración de la propia Administración pública. "Sigue estando sobredimensionada y sigue siendo ineficiente a costa de las empresas", espetó con políticos de todos los colores entre el público. También pidió que no se pongan más trabas en las nuevas formas de distribución comercial, así como en ayudar al pequeño comercio luchando, por ejemplo, contra los manteros. Eso sí, siempre que se mantenga un equilibrio: "Tenemos que ser capaces de ayudar al pequeño comercio pero respetando al grande".

Por último, apelando a la colaboración de Ayuntamiento, Comunidad, Ministerio y las empresas -aunque dedicó algo de tiempo para agradecer a los sindicatos el diálogo social "difícil pero respetuoso"-, el nuevo presidente de CEIM en sustitución de Juan Pablo Lázaro propuso poner en marcha el Palacio de Congresos del Paseo de la Castellana, desarrollar el Plan de Industria -del que presumieron Rosalía Gonzalo en la Comunidad y Reyes Maroto, a nivel nacional-, poner en marcha "grandes desarrollos urbanísticos" y "que se escuche la voz de los empresarios" para hacer compatible Madrid Central con la actividad económica. "Hay que respetar el medio ambiente pero haciéndolo compatible con la necesidad de movilidad y transporte. Muchos no usan el coche por capricho", concluyó Garrido.

Los "balones" lanzados los "remató" Almeida. El alcalde recordó que apenas lleva 72 horas ostentando el puesto, pero presumió de haber avanzado ya, en la Junta de Gobierno de ayer, en el impulso de Madrid Nuevo Norte para que sea aprobado en Pleno "de forma inmediata". Del mismo modo, mostró su "compromiso total y absoluto" para acabar con la venta ambulante y aseguró que potenciará "los medios de la Policía municipal para acabar con las mafias ilegales que explotan a los manteros en las calles".

De igual forma, Almeida apostó por que "el Norte de Madrid tenga el desarrollo que se merece, al igual que impulsaremos los desarrollos del Sureste". Y prometió liberalizar suelo para "atraer talento" y que pueda haber "vivienda a precios asequibles". "Tenéis tendida la mano para acometer tareas urgentes e inaplazables", les prometió.

También prometió asumir los "compromisos" del programa electoral de PP, así como los del acuerdo con Ciudadanos y Vox "que afectan a los intereses de CEIM". Esto es: "Ahondaremos y afrontaremos de inmediato el plan de simplificación normativa para garantizar la seguridad jurídica, crearemos un marco ágil en el que haya certezas sobre las respuestas de la Administración ante los proyectos de los empresarios e intensificaremos la colaboración público-privada", enumeró. "Nosotros crearemos el marco: pocas ciudades hay como Madrid en cuanto a servicios públicos, seguridad, infraestructuras y transportes. Pero os corresponde a vosotros y no al Ayuntamiento impulsarlo para ganar el futuro", concluyó Almeida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.