www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Primer fotograma de la película.
Ampliar
Primer fotograma de la película. (Foto: MDO)

Belle époque: el Oscar al cine español que se rodó en Portugal

miércoles 21 de marzo de 2018, 07:52h
Tal día como hoy hace 24 años, el madrileño Fernando Trueba recogía el Oscar a la mejor película de habla no inglesa por Belle époque. Para rodar este cuento romántico y luminoso ambientado en la España de los años 30, tuvo que esperar tres descartes y, cuando le llegó el dinero, estirar hasta la última peseta en un caserón alzado sobre las más baratas tierras lusas.

Noche en Los Ángeles. Anthony Hopkins abre un sobre. "And the Oscar goes to...". Le da la vuelta, afina la vista y cinco eternos segundos más tarde, España da un bote al otro lado del Atlántico. "Belle époque!". Las cámaras pillan a un Fernando Trueba ya de pie en un rincón del teatro, abrazado al productor Andrés Gómez que va, como él, de pajarita y directo al escenario. El cine nacional recoge en sus manos su segundo Oscar a la mejor película de habla no inglesa diez años después de que José Luis Garci rompiera la maldición con Volver a empezar. Aunque ya había otros españoles con estatuilla -el exiliado Luis Buñuel, en representación de Francia, y los técnicos Gil Parrondo y Néstor Almendros-, la filmografía patria acababa de encontrar en Trueba su hijo predilecto del momento.

El proyecto cumbre de su carrera tardó en llegar. Se canceló tres veces por falta de presupuesto antes de materializarse. A Trueba, hasta sus amigos le desaconsejaron meterse en "otra película de curas y guardia civiles". Pero, al final, su romántico y colorista retrato de los convulsos años 30 que tanto prestigio obtuvo en España salió adelante. Lo hizo, eso sí, en Portugal.

El elenco (un 'dream team' capitaneado por Fernando Fernán Gómez que incluyó a Jorge Sanz, Gabino Diego, Maribel Verdú, Chus Lampreave, Penélope Cruz, Ariadna Gil y Miriam Díaz-Aroca) se trasladó a un caserón destartalado a las afueras de Lisboa para que los escasos 160 millones de pesetas con los que contaban cundieran algo más en el país vecino. Allí, el rodaje se prolongó durante ocho semanas y consumió casi el doble de dinero.

Durante su premiere, Trueba dijo que la cinta iba contra el "muermo" que, a su juicio, campaba en la sociedad de primeros de los noventa. El guión, firmado por Trueba, Rafael Azcona y José Luis García Sánchez, acabó siendo uno de los más celebrados y se embolsó, además, nueve premios Goya.

El relato del joven exseminarista y desertor que se refugia en la casa de un librpensador padre de cuatro bellas hijas se hizo esa noche historia de nuestro cine. "Me gustaría creer en Dios para agradecérselo pero solo creo en Billy Wilder", proclamó Trueba al recoger el Oscar ante medio Hollywood. Unas horas después, el director recibía su respuesta: "Hola, Fernando -le dijo una carismática voz de estrella al otro lado del teléfono-. Soy Dios".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.