www.madridiario.es

EFEMÉRIDES

Actual sede de la Real Academia de Medicina en la calle Arrieta.
Ampliar
Actual sede de la Real Academia de Medicina en la calle Arrieta. (Foto: Kike Rincón)

De tertulia literaria a Real Academia de Medicina

En 1734, se fundó la Real Academia Médica Matritense (actual Real Academia de Medicina) en la calle Montera.

Ars cum natura ad salutem conspirans (El arte colaborando con la naturaleza en pro de la salud). Con este lema dedicado a Arquímedes -del que se dice que mediante el uso de numerosos y pequeños espejos, dispuestos en forma parabólica y valiéndose de los rayos del sol, consiguió incendiar la flota romana- la Académia Real de Medicina deja claras sus intenciones como institución: "fomentar el progreso de la medicina española, publicar su historia bibliográfica, formar la geografía médica del país y desarrollar un diccionario tecnológico de la Medicina".

A mediados del siglo XVIII, empezaron a surgir diversos y focos culturales y y científicos y en a nuestro país, entre ellas, una tertulia de médicos, cirujanos y farmacéuticos.

Estos se reunian periódicamente en la rebotica de la Oficina de Farmacia de D. José Ortega, en la calle de la Montera n.º 19, donde, en las últimas horas de la tarde, conversaban informalmente acerca del adelantamiento y cultivo de las facultades médica, quirúrgica y farmacéutica. Con el objetivo de renovar la medicina madrileña, el 12 de julio de 1733, se le dará carácter oficial con la denominación de Tertulia Literaria Médica Matritense.

Este es el origen de lo que un año más tarde, el 12 de agosto de 1734, dará lugar a su conversión en Academia Médica Matritense, aprobada por Real Decreto de Felipe V un mes después: la nueva institución se va a caracterizar, de una parte, por el apoyo real, que desde entonces no va a faltarle y que le permitirá utilizar el calificativo de Regia; de otra, por la ampliación del número de sus socios, de tal modo que sus actividades se amplían dentro de los campos de la historia natural, la química, la física y la botánica.

Buen ejemplo del interés borbónico por dirigir desde el Trono la vida académica es el nombramiento de Director de la Academia en la persona del Dr. José Cervi, en la época, el más eminente médico al servicio de la Corona.

Medio centenar de especializadas

A lo largo de los años, la Academia fue cobrando mayor importancia, sus publicaciones aumentaban en número y en prestigio, por lo que no es de extrañar, que se fuesen aumentando los asientos a ocupar en la organización.

Hasta medio centenar de sillones dedicados a distintas especialidades del campo médico, de Farmacología a Rehabilitación, de Ginecología a Cardiología o de Psiquiatría a Neurocirugía y simbolizan cada uno de los sillones académicos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.