www.madridiario.es
    18 de septiembre de 2019

Miguel Abellán

Una corrida de Victorino Martín sólo de aprobado en cuanto a casta pero que, a diferencia del resto de las toristas de esta semana, con la excepción a medias de la de Ibán, fue seguida con interés por su variedad de comportamiento aunque poco apta para un triunfo redondo, al que sólo se acercó un Cid también de aprobado alto, mientras que un Abellán vulgar suspendió por poco y un medroso Uceda, por mucho, con un cero patatero.

Tarde espesa para los rojiblancos y muy en especial para uno de sus mayores hinchas, el torero Miguel Abellán. Si el equipo era vapuleado en Valencia, el coletudo no pasaba del empate, ni estrenaba su casillero de goles -orejas- en su gesta en solitario en Las Ventas, donde no estuvo mal, mas tampoco alcanzó el sueño de la Puerta Grande. Perdió algún trofeo por la espada, pero en conjunto queda poco que recordar más allá de su entrega y oficio. No perdió como el Atleti, pero...

Miguel Abellán pretende cerrar su 'annus mirabilis', el de su reaparición en los ruedos, con la guinda al pastel de una buena temporada. Y nada mejor que la gesta de enfrentarse a seis toros en la cátedra venteña, donde ya tuvo una actuación heroica -grave percance y oreja- en el pasado San Isidro. Se convierte así en el protagonista indiscutible de la Feria de Otoño, a la que siguen rehuyendo las figuras, con excepción de Fandiño.
  • 1