www.madridiario.es

La Comunidad presume un cese de los recortes en educación, según Escuelas Católicas

viernes 26 de septiembre de 2014, 14:00h
La viceconsejera de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Alicia Delibes, asistió este jueves a la Asamblea de directores y titulares de centros de Escuelas Católicas de Madrid (ECM) del curso 2014-15. Ante al preocupación latente por los recortes que se han vivido en los últimos tiempos, Delibes dijo creer en un presumible cese de los mismos. "La crisis huele un poco a final. En un futuro próximo no están previstos recortes, más bien conseguir recuperar las cosas de las que hemos tenido que prescindir, aunque no quiero ser demasiado optimista", dijo.

Compartió, asimismo, su preocupación por una crisis que además de económica, es una crisis política y moral. Dijo tener la sensación de que la gente anda perdida en muchos aspectos y apeló a la responsabilidad de todos y cada uno en el trabajo diario.

Delibes subrayó la necesidad de otorgar una mayor autonomía a los centros para poder llevar a cabo sus proyectos educativos; habló de igualdad de oportunidades; de la importancia de la libertad de los padres para elegir el centro que quieren para sus hijos; de la calidad de la enseñanza, y de la disciplina y el orden como principios sobre los que sostener dicha calidad.

Apoyo a la escuela concertada

Por su parte, la presidenta de ECM, Concepción Viviente, quiso recordar una vez más lo que son y lo que aportan los centros concertados madrileños en cuanto a calidad, pluralidad, identidad, proyecto, innovación, libertad y equidad, y no se resistió a subrayar los datos del último informe del Consejo Escolar del Estado en los que se reconoce que el gasto por alumno en la concertada "es menos de la mitad que el análogo en la pública". "Un dato que debiera justificar, por sí mismo, acciones y políticas tendentes a reconocer y apoyar a la escuela concertada madrileña", dijo.

En este sentido, y tras admitir el esfuerzo del Gobierno madrileño durante esta legislatura y las anteriores por subrayar públicamente el valor de la concertada, y que se ha plasmado en acciones que han permitido el crecimiento de este modelo de escuela, reiteró a la viceconsejera la petición de que esa política de crecimiento de nuevos centros en determinados zonas venga acompañada por otra que implique el mantenimiento del concierto.

Un aspecto este que volvió a subrayarse en la declaración final de la Asamblea, en la que las Escuelas Católicas de Madrid demandan el mantenimiento de los conciertos educativos en los términos suscritos, así como con una política que no penalice a los centros que más se han implicado en la escolarización de alumnos con necesidades educativas, y que coyunturalmente pierden alumnos con motivo del retorno de la población inmigrante.

Asimismo, los cerca de 400 directores y titulares de ECM reunidos en la Asamblea solicitaron al Gobierno de Madrid un tratamiento adecuado de la Formación Profesional y de las enseñanzas de Bachillerato, flexibilizando para ello los requisitos de funcionamiento y concertación de la FP básica.  Por último, en cuanto al Bachillerato, la Asamblea pidió ayudas para evitar la fuga de alumnos motivada por la falta de gratuidad de estas enseñanzas.

Más información:

La revolución de las mochilas digitales

El uso de 'mochilas digitales', a debate en el Ateneo

La LOMCE amenaza la política de ahorro en libros de texto

Las Escuelas Católicas defienden la FP concertada

Educación: un gigante en transformación

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios