www.madridiario.es
Rafael Van Grieken, consejero de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid.
Ampliar
Rafael Van Grieken, consejero de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid. (Foto: Sergio Toro)

Rafael Van Grieken: “Son las familias quienes han de buscar el modelo que mejor se adapte a la enseñanza que quieren que reciban sus hijos”

jueves 07 de septiembre de 2017, 10:40h
Por su interés, reproducimos la entrevista que Emilio Díaz, responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales Escuelas Católicas de Madrid, realiza al consejero de de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken.

Se nota que Rafael Van Grieken, consejero de de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid, es un hombre de palabra, en el más amplio sentido de la idem. Palabra que emplea en el diálogo, herramienta de trabajo, medio y fin, hito indiscutible de su equipo de Gobierno, del que hace gala y con razón. Pero, además, palabra sin palabrería, muy lejos del "porque sí", en todo caso, más propia del profesor universitario que fue, que del político que es (afortunadamente, a algunos no se les olvida practicar la teórica docente de sacar las ideas a debate). Y entre palabra y palabra, las preguntas de Emilio Díaz, responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de ECM, en una entrevista interesante.

Estamos en el ecuador de la legislatura. En estos tiempos en los que la autoevaluación tiene tanto de recurso educativo, ¿se atrevería a ponerse una nota como consejero de Educación?

Como profesor universitario estoy más acostumbrado a poner notas a otros que a mí mismo. Es complicadillo juzgarse, además en las funciones que ahora ejerzo, quien me tiene que evaluar es la presidenta de la Comunidad de Madrid y la sociedad madrileña, que es quien, en definitiva, nos ha votado. Lo que sí puedo decir es que es un gran trabajo que no me corresponde solo a mí, sino al grandísimo equipo que colabora conmigo.

En todo caso, ¿satisfacción…?

Moderada, desde el punto de vista de cumplir con nuestros compromisos. El PP se presentó con un programa, pero se tuvo que llegar a un acuerdo de investidura con otro partido. Lo que estamos haciendo es cumplir a rajatabla dicho compromiso.

Destáqueme los que, a su juicio, son los tres principales logros de su Consejería en este tiempo

Uno tiene que ver con convivencia, donde hemos hecho un gran esfuerzo desde la Comunidad de Madrid apoyado, por supuesto, por la comunidad educativa. Hablar de aprendizaje en un entrevista a... entorno no seguro no es de recibo, por eso hemos puesto en marcha muchas medidas que tengo la percepción de que han mejorado ese clima de convivencia. El segundo es la atención a la diversidad. Hemos incrementado la presencia de profesores especialistas en todos los centros sostenidos con fondos públicos, cuya labor es posibilitar el desarrollo de aquellos alumnos con dificultades. Y el tercer logro creo que ha sido el volver a generar un clima de confianza con la comunidad educativa, basado en el diálogo y la comunicación. Un clima que no era así cuando llegamos al Gobierno; considero que el principio de la confianza es el diálogo. Destacaría el cambio bastante llamativo, así lo veo yo, del Consejo Escolar que, a día de hoy, aparte de tener unas tareas desde el punto de vista administrativo, se ha convertido en un foro de discusión de temas educativos.

¿Por qué tras 30 años de educación concertada, un reglamento autonómico de conciertos para Madrid?

Precisamente acabas de dar la clave. Al final son 30 años desde el 85. Han pasado varias leyes educativas desde entonces y no hay nada específico sobre enseñanza concertada. Ese es uno de los objetivos. La enseñanza concertada para Madrid tiene mucha importancia. Y no lo digo por decir, es que el 30% del alumnado está en colegios concertados. El segundo de los objetivos se basa en que, en los últimos años, la enseñanza concertada se ha visto vinculada a determinadas prácticas que han causado preocupación en la ciudadanía, y esta es una oportunidad para poner negro sobre blanco, pues hay un altísimo porcentaje de concertada que está aportando y los casos puntuales no están vinculados con el día a día de dicha enseñanza.

Hablemos de Acuerdo Educativo. ¿Cree que reunirá el consenso político necesario para que tenga respaldo de los grupos en la Asamblea de Madrid?

Es un acuerdo que parece bastante más sencillo en la parte social y educativa que en la parte política y cuando hablo de política no me refiero solo a los partidos políticos, sino al sesgo político que se le quiere dar a este tipo de acuerdo. Hay algunas propuestas que políticamente no invitan al consenso. Por ejemplo, una plataforma quiere revertir la enseñanza concertada... Si ese es el punto de partida, tenemos difícil llegar a un acuerdo. Es una cuestión a reflexionar entre todos. En cualquier caso, nosotros seguimos trabajando para conseguir ese acuerdo de mínimos, porque creo que es bueno para la enseñanza pública y concertada en Madrid.

¿Qué calendario tiene la Consejería respecto de este Acuerdo?

Nos gustaría que estuviera arrancado para el curso 17-18. Estamos en el ecuador de la legislatura y hay actuaciones que nos parece urgente que se pongan en marcha. Creo que el tiempo de diálogo ha sido más que suficiente como para llegar a una conclusión en breve.

Sigamos con el Acuerdo Educativo: ¿En qué medida está presente la escuela concertada? En el número anterior de esta revista nos interrogábamos acerca de su escasa presencia “literal” en los borradores de acuerdo que se conocen…

Puede que no haya una presencia explícita, pero yo te la puedo asegurar. Además, yo creo que los actos son los que marcan al final la política. Para este gobierno y para la comunidad educativa la importancia de la concertada es incuestionable. En ese sentido, hemos buscado ese mínimo común denominador y lo que está claro es que, se exponga más explícita o implícitamente, todo lo que tenga que ver con mejoras en la enseñanza pública se aplicará a los centros sostenidos con fondos públicos, por tanto a la concertada.

¿Ve posible una mejora del módulo económico de conciertos y, particularmente, de su partida de otros gastos en continuidad con alguno de esos gestos que han beneficiado a la concertada, aunque de una manera modesta?

Le agradezco el reconocimiento. En Madrid hay que tener en cuenta que ese esfuerzo del 2% supone cientos de miles de euros. Nuestra idea, y para eso hay un trabajo desarrollado en el seno del Consejo Escolar que estudia el coste de la plaza escolar, tanto en la pública como en la concertada, es tener una estimación clara y fehaciente de cuál es ese coste. Y a partir de dicho estudio, haremos, en la medida de lo posible, un esfuerzo para cubrir esos gastos. Igual que lo hemos hecho en la enseñanza pública, por supuesto, lo haremos en la concertada.

Hablemos de libertad de enseñanza: ¿En qué medida considera que la Comunidad de Madrid cumple objetivos en este ámbito?

Probablemente no sea una opinión objetiva pues lo dice quien, a día de hoy, tiene el privilegio de tener esa responsabilidad, pero creo que Madrid es un ejemplo en libertad educativa. Dicha libertad implica que la oferta de Madrid sea muy variada: 55% pública, 30% concertada y 15% privada. No hay ninguna Comunidad Autónoma que tenga una diversidad tal en cuanto a oferta educativa se refiere. Variada, además, porque promueve la autonomía y diversidad de los centros y encaja esa diversidad con la demanda de las familias. Al final un 93,4% de familias que han querido escolarizar a sus hijos con 3 años consiguen hacerlo en su primera opción.

Formación Profesional de Grado Superior: ¿conciertos o becas?

Intento buscar siempre el equilibrio. Estábamos en un sistema donde había conciertos que se transformó en un sistema de becas. Es cierto que hemos recuperado 11 conciertos de centros que recurrieron en los tribunales. Sentencias judiciales que pudimos haber recurrido y no hicimos precisamente para devolver ese clima de entendimiento. Estamos satisfechos de ese acuerdo y nuestra idea es buscar un término medio. Tenemos que elegir entre todos el mejor modelo posible y ese modelo significa la recuperación de conciertos.

¿Ve posible el crecimiento de los conciertos en FPGS, más allá de los que se suscribieron en el pasado mes de junio?

Esa es nuestra idea, siempre buscando la mejor opción para tener la mejor oferta de FPGS para las familias madrileñas.

¿Qué es para usted la escuela concertada? ¿Qué aporta?

Aporta calidad a nuestro sistema. Representa esa libertad de la que hablábamos antes y de la que hacemos gala y que el gobierno de Cifuentes refrenda con actuaciones. El modelo educativo debe ser una elección de los padres, no del gobierno. Son las familias quienes han de buscar el modelo que mejor se adapte a la enseñanza que quieren que reciban sus hijos. Ahí creo que el papel de la enseñanza concertada es claro. Y por último, que la concertada en Madrid representa un 30%, un millón doscientos mil alumnos. Quien habla de revertir conciertos no es capaz de percibir no solo el servicio educativo, sino el servicio social que muchos centros están haciendo en Madrid y muchas veces se olvida.

Una última pregunta fuera del guion: Rafael, su trayectoria profesional se ha desarrollado en el ámbito de la docencia universitaria, ¿qué le parece a un profesor universitario esto de la política?

Como en todo en la vida hay claros y oscuros. La parte clara es poder aportar, poder transmitir todo lo bueno que tiene la educación madrileña. Solo desde determinados sitios se pueden ver las dimensiones de este sistema educativo. Hay otra parte que no me gusta tanto, para alguien acostumbrado a debatir con la mente abierta, y es el sesgo de que te pongan algo en la mesa que es bueno, pero como sabes que viene “de quien viene” puede no ser tan bueno... En el ámbito universitario se debaten las ideas, sin prejuicio de la persona que expone la idea. En política no es así, y creo que eso la hace mucho daño.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.