www.madridiario.es
Enrique Álvarez Conde declara en los juzgados de Plaza de Castilla por el caso Casado.
Ampliar
Enrique Álvarez Conde declara en los juzgados de Plaza de Castilla por el caso Casado. (Foto: Javier Bernardo)

La juez pregunta a la Fiscalía si su 'absolución' a Casado afecta a Álvarez Conde

lunes 24 de septiembre de 2018, 16:04h
La investigación del Caso Máster deja entrever tensión entre la juez que instruye la causa y la Fiscalía del Tribunal Supremo. Carmen Rodríguez Medel ha pedido a esta institución que le explique si la decisión de no investigar a Pablo Casado afecta en algún grado a la que está siendo sometido Enrique Álvarez Conde, el presunto 'urdidor' de la trama. Además, la magistrada ha mostrado su malestar porque la ausencia de la fiscal este lunes a la declaración de Laura Nuño, considerada la 'número 2' de Conde.

La juez del caso Máster, Carmen Rodríguez Medel, ha preguntado a la fiscal que aclare si el cambio de criterio de la Fiscalía del Tribunal Supremo al pronunciarse en contra de que Pablo Casado sea investigado por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) afecta al exdirector del Instituto de Derecho Público y "urdidor" de la trama, Enrique Álvarez Conde.

Así consta en una providencia en la que la juez se manifiesta en relación a la ruptura de criterio, dado que hasta ahora la fiscal no había recurrido sus actuaciones en la instrucción, como por ejemplo de su auto de exposición razonada ante el Supremo en el que pedía imputar al líder popular.

En concreto, pregunta si "con el informe del teniente fiscal del Tribunal Supremo se está ordenando un cambio de interpretación que tenga incidencia en la parte del procedimiento que pende ante este juzgado de instrucción".

"Resulta necesario pedir a la fiscalía que ilustre a esta instructora a los efectos de dictar, en su caso, la resoluciones oportunas", asevera la juez frente a la decisión del fiscal de Supremo de oponerse a que se investigue a Casado al estimar que se hace de forma prospectiva al considerar que los indicios no son sólidos.

"No son lo suficientemente consistentes, ni aportan un nivel suficiente de solidez que permita aconsejar la apertura de un procedimiento, que sería meramente prospectivo", señala el escrito del fiscal de TS.

De este modo, la juez solicita al Ministerio Público que se pronuncie sobre si sigue "oponiéndose a la pretensión de Enrique Álvarez Conde de habérsele atribuido un carácter prospectivo a la instrucción de este asunto", tras manifestar la Fiscalía del Tribunal Supremo que la apertura del procedimiento en relación a Pablo Casado ante este Alto Tribunal "sería meramente prospectiva".

En este punto, explica que la fiscal ha impugnado los recursos de reforma y en apelación presentado por Conde en el sentido de oponerse "a la pretensión" de tildar "de prospectiva la presente instrucción".

Conde, pieza nuclear de la trama

Álvarez Conde es considerado la pieza nuclear de la investigación que dirige Rodríguez Medel. En su exposición razonada ante el Supremo, la juez situó a Conde como el "urdidor" del proceso que culminó en los cursos académicos de 2008-2009 y 2011-2012 con el regalo del título del máster en Derecho Autonómico a "un grupo escogido de alumnos" por su relevancia política.

Así, hablaba de que se trataba de un entramado en el que "todos ganaban" y en su caso le permitía "la supervivencia" del posgrado y aumentar su prestigio.

Medel manifestaba que Conde "tiene el dominio de derecho de calificar arbitrariamente la mayor parte de esos créditos (profesor en tres asignaturas) y el dominio de hecho de los créditos restantes dado que ejerce una autoridad incuestionable sobre su discípula principal", en alusión a la profesora Alicia López de Los Mozos, también investigada.

La fiscal no acude al juzgado

La representante del Ministerio Público no ha acudido esta mañana a la declaración en calidad de investigada de la exsubdirectora del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (TSJM) Laura Nuño, la 'número dos' de Enrique Álvarez Conde, una situación que ha provocado que la juez Carmen Rodríguez Medel se sintiera "molesta" y "desanimada" en su interrogatorio, han informado fuentes jurídicas.

La profesora y también directora del máster que realizó la exministra de Sanidad Carmen Montón ha comparecido en relación a los delitos de falsedad y prevaricación. "No soy la número dos del instituto", ha afirmado en su declaración en la que ha negado cualquier tipo de irregularidad. Solo ha respondido a preguntas de su defensa.

Según su relato, sustituyó a la profesora Cecilia Rosado -investigada en la causa- y evaluó el Trabajo de Fin de Máster (TFM) de tres alumnos, sin recibir remuneración por ello. Además, ha manifestado que la defensa pública del trabajo no era obligatoria conforme a la normativa y ha reconocido su firma en las actas de los trabajos.

En abril, la profesora, que fue la primera en dimitir tras estallar el caso, declaró que su firma en las actas que convalidaban varias asignaturas del máster de Cristina Cifuentes podría estar falsificada porque no reconocía su rúbrica.

Malestar de la magistrada

A la salida de los juzgados, se ha limitado a señalar a preguntas de los periodistas que no iba a hacer declaraciones y que se ajustaba a las actuaciones.

Al parecer, la ausencia de la fiscal habría molestado a la juez de Instrucción número 51 de Madrid. Fuentes fiscales han explicado que la fiscal ha avisado de que iba a llegar tarde a la comparecencia por un atasco, una circunstancia de la que al parecer la juez no ha informado a las partes.

En las providencias, la instructora puso el acento en que se pronuncie, ya que hasta ahora la fiscal no ha recurrido ninguna decisión. Fuentes jurídicas han indicado que generalmente la fiscal hace "una o dos preguntas" en los interrogatorios frente a las veinte que hace la magistrada.

Según las mismas fuentes, la jueza se ha mostrado hoy "desanimada" en sus preguntas, lo que ha hecho que el interrogatorio haya sido más corto de lo normal.

La comparecencia se enmarca en la investigación de las presuntas irregularidades detectadas en las convalidaciones de seis alumnos que cursaron el máster que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde en la misma promoción de Cristina Cifuentes.

Tras un informe pericial de la Guardia Civil sobre las firmas que aparecían en diferentes actas, la juez citó a Conde y a Nuño para declarar el pasado 10 de septiembre, así como a dos de las profesoras que impartieron las asignaturas del curso, Clara Souto y a Cecilia Rosado.

Nuño finalmente no fue interrogada, ya que su letrado no pudo asistirla por una lesión. Ella misma acudió al juzgado para informar de ese hecho.

Se da la circunstancia de que Nuño fue la directora del máster que cursó la exministra de Sanidad Carmen Montón en la misma universidad y cuyas presuntas irregularidades también están siendo investigadas por la juez en otra causa separada. La profesora ya señaló cuando saltó la polémica que no había irregularidades.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios