www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Boeing 747-200 de Iberia en los ochenta.
Ampliar
Boeing 747-200 de Iberia en los ochenta. (Foto: contri / CC)

El primer vuelo Tokio-Madrid llega a Barajas

domingo 08 de julio de 2018, 08:00h
Tal día como hoy en 1980 llegaba el primer avión procedente de Tokio, Japón, al aereopuerto de Barajas. A partir de este vuelo se mantuvo un trayecto semanal con 385 pasajeros en diecisiete horas y quince minutos.

A las once de la mañana estaba prevista la llegada al aeropuerto de Barajas del vuelo número 413, primer vuelo directo Tokio-Madrid, que despegó un día antes del aeropuerto de Narita (Tokio), a las 21:39 horas locales. A partir de este vuelo, se mantuvo un trayecto semanal por parte de las Líneas Aéreas Japonesas (JAL) con aviones jumbo Boeing 747 con capacidad para 385 pasajeros; los 14.505 kilómetros de recorrido entre las dos capitales se recorrían en diecisiete horas y quince minutos, con escalas en Anchorage y Copenhague.

Según informó El País, esta ruta fue aprobada por el Consejo de Transportes Aéreos, cuerpo consultivo del Ministerio japonés de Transportes, en junio del mismo año. La compañía aérea española Iberia tenía también previsto poner en servicio un vuelo similar a comienzos del siguiente año, en 1981, pero este proyecto no salío adelante. Aun así, las Líneas Aéreas Japonesas (JAL), abrieron unas oficinas en la antigua calle Serrano Jover 1, con el fin de proporcionar cualquier información necesaria a los clientes.

La ruta duró pocos años debido a que el turismo no estaba desarrollado, entre otros motivos, por el escaso conocimiento cultural entre ambos países.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.