www.madridiario.es

ENTREVISTA

Fernado Martínez Vidal
Ampliar
Fernado Martínez Vidal (Foto: Kike Rincón)

Martínez Vidal: "Ahora Madrid va de ecologista y está muy verde"

lunes 09 de mayo de 2016, 07:45h
Fernando Martínez Vidal (Chile, 1957) es un veterano del PP madrileño, que ha pasado casi toda su vida política vinculado al Ayuntamiento de Madrid. Ahora, desde la bancada de la oposición, es el responsable de medio ambiente en el grupo que dirige Esperanza Aguirre. En esta entrevista, reivindica el trabajo por un "Madrid más verde y limpio" de su partido y considera que el equipo de Gobierno de Manuela Carmena no se está ocupando de los problemas de la ciudad.

A grandes rasgos, ¿cómo valora los primeros meses del nuevo gobierno en el Area de Medio Ambiente?

Los primeros meses, no; el casi un año que llevan gobernando. Todos sabemos que en Medio Ambiente y en otras cuestiones Manuela Carmena y su equipo de Gobierno, que tendrán muy buena voluntad seguramente y yo eso no lo discuto, nunca pensaron en gobernar una capital como Madrid. Se está demostrando estos meses que en Medio Ambiente no hay una política clara, porque no es un partido que tenga un modelo de ciudad y por ese conglomerado del origen de los concejales. La propia concejala de Medio Ambiente, Inés Sabanés, que en lo personal es una señora encantadora con la que tengo muy buena relación, políticamente es presidenta de un partido llamado ecologista, Equo y, desde luego, hacen honor a su nombre porque están muy verdes. O sea, Ahora Madrid o Equo hacen honor a su nombre, van de ecologistas y están muy verdes en todo.

Las veces que la alcaldesa de Madrid se refiere al medio ambiente normalmente es para hablar de limpieza o suciedad en las calles y nunca para proponer alternativas o soluciones, sino para, de alguna manera, caer en el ridículo de intentar implicar a quienes no tienen la responsabilidad de limpiar. Cuando ves la calle sucia, en lugar de ponerte a ello, invitar a las madres a limpiar los colegios… si lo llega a hacer el PP la que se hubiera montado, pero como lo dice la izquierda… Que los niños recojan las colillas… y las epidemias quién las controla. Lo último ha sido que los propietarios de los perros o pagan las multas o limpian las calles.

Carmena quiere fomentar la concienciación. ¿No hay que hacerlo?

Ellos han olvidado que al final el vecino, el comerciante, la gente que hace su día lo que quiere es que la calle esté limpia, que las farolas alumbren, que las calles sean seguras, que la policía municipal se ocupe del tráfico y al cumplimiento de las ordenanzas municipales. Como el modelo de policía que ellos quieren va a en contra de una policía coercitiva, yo creo que al final esto es lo de siempre. Es cierto que solamente con concienciación no resuelves los problemas y que en beneficio de todos quien se comporta de manera incívica tiene que responder con una sanción. Quienes actuamos correctamente y observamos las leyes no tenemos por qué temer que haya una multa por aparcar mal, por no recoger la caca del perro…

En la última comisión de Medio Ambiente dijo Sabanés que habían aumentado las multas por limpieza este año. Pero, por ir avanzando, los problemas de limpieza vinieron con los recortes que hizo Ana Botella con la crisis, y con el famoso contrato integral, que supuso menos trabajadores porque no se fijaba un número mínimo. Ahora visto desde otro equipo del PP, ¿cree que el contrato es acertado?

El contrato fue acertado porque lo que está claro es que cuando se cumple el contrato Madrid está limpio. Es un contrato que tiene 68 indicadores que tienen que cumplir las empresas. Si hay presión como en estos casos cuando ha flaqueado más la limpieza después del verano o en Navidad, Madrid ha estado limpio. Entonces, si quieren, Madrid puede estar limpio. La Unión Europea puso unos objetivos a cumplir y para ello el Gobierno central, las comunidades y los ayuntamientos tuvieron que reducir el gasto en muchas cuestiones. El PP ha tenido esa etapa fea de tener que hacer más con menos. Pero ¿cuál es el resultado? Que un año más tarde, se pueden hacer inversiones financieras sostenibles, con 500 millones de superávit del Gobierno anterior.

Entonces, ¿considera que Madrid está ahora limpio?

Yo creo que Madrid no está limpio. Yo creo que Madrid está sucio, que el Gobierno de Ahora Madrid no se está ocupando de las cuestiones básicas que preocupan a los ciudadanos como es la limpieza, sino que están a otras historias.

Desde los contratos y los recortes anteriores no se ha vuelto a ver Madrid limpio como antes. El Ayuntamiento dice que los contratos están blindados. ¿Están de acuerdo?
No, nosotros lo que decimos es si hay control e inspección Madrid puede estar limpio. A nosotros nos parece que el contrato sería mejorable. Ese contrato no lo han hecho los políticos; ese contrato lo han hecho los servicios de medio ambiente. Yo creo que el Ayuntamiento puede presumir de una plantilla de funcionarios extraordinarios.

Pero sí había una dirección política en el sentido de que lo que se propuso fue primar el precio y dejar de tener en cuenta el número de personas que iban a prestar el servicio. Eso es por lo que no fue acertado, ¿no?

Si estamos en la oposición seguramente sea porque a pesar de seguir siendo el partido favorito de los madrileños durante 25 años, el más votado, no tuvimos concejales suficientes para seguir gobernando. A mí también me parece que la democracia es alternancia y me parece una cura de humildad para quien ha estado gobernando 25 años. Seguramente hemos gobernado tanto tiempo porque la gente ha visto que a lo mejor éramos los menos malos. Lo bueno es ser consciente de que a lo mejor incluso en el contrato de limpieza seguramente no se hizo del todo bien o hay cosas que son mejorables. Bueno, ahora no estamos nosotros en el gobierno y eso de que están blindados no es cierto. Entonces, si Ahora Madrid y Carmena quieren que Madrid esté limpio tiene mecanismos y herramientas suficientes para hacerlo así. De hecho, cuando hemos presionado y la prensa ha presionado Madrid ha estado limpio. Hay muchos altibajos.

El protocolo de episodios de contaminación no gusta al PP. ¿Por qué?

Nosotros no somos partidarios de prohibiciones, somos liberales, creemos en la libertad del individuo y que incluso el conductor, el madrileño, tiene derecho a venir al centro de la ciudad aunque se encuentre con un atasco. El PP puso en marcha los llamados APR [áreas de prioridad residencial] y lo que estamos diciendo es que la prioridad residencial tiene que hacer honor a su nombre. El residente tiene que tener facilidades de circular por su barrio y aparcar, y quienes no vivimos en el centro y venimos tendremos que tener libertad de movimiento. El Ayuntamiento lo que tendrá que hacer es adoptar medidas disuasorias, que me animen a venir en transporte público. Eso está muy bien decirlo en un despacho, pero nosotros a diferencia de los demás partidos, para bien o para mal lo que se ha hecho en Madrid en un cuarto de siglo lo ha hecho el PP, lo que hemos hecho para evitar episodios de alta contaminación y para mejorar la calidad el aire ha sido promover el uso del transporte público. Vea usted la red de Metro, 200 kilómetros de metro no se hacen de la noche a la mañana; es voluntad de querer promocionar el transporte público, cuando el PSOE hizo 10 kilómetros.

La flota de la EMT... Con el superávit que ha dejado el PP podría acabarse con la contaminación y no tener que poner en marcha el protocolo de episodios de alta contaminación. La principal causa de la contaminación del aire en Madrid es la flota de autobuses de la EMT. En época de Aguirre como concejala de Medio Ambiente no eran ni los autobuses ni los vehículos, eran las calderas de carbón, había 7.000 que contaminaban con el azufre, y se subvencionó su cambio y se acabó el problema. Hoy son los autobuses. Se ha conseguido que en con estas inversiones se vayan a adquirir 200 nuevos, nosotros pedíamos 600. Esperemos que el próximo año sean otros 200 y acabemos la legislatura habiendo renovado la flota. Está la bicicleta, está el coche eléctrico…

La EMT, si no recuerdo mal, es un 13% del porcentaje de contaminación en Madrid [en realidad es un 3%]. Es importante y se están comprando autobuses, mientras hacía años que no se hacía… ¿Cómo se exige ahora que se compren si se llevaban años sin renovar la flota?

Estamos en los autobuses como en la limpieza, como en todos los servicios, que hubo que recortar en época de crisis, por esa política de austeridad.

Dice que el PP es liberal y cree que la gente tiene derecho a venir en coche en Madrid, pero hay que cumplir unas leyes europeas que obligan a limitar la contaminación y que Madrid incumple desde 2010. Se han tomado medidas y ahora se plantea que puede haber más limitaciones al tráfico porque no era suficiente. ¿Dónde está el límite?

Hay que cumplir la ley pero no hay que prohibir. Países donde han gobernado conservadores como Gran Bretaña o la CDU en Alemania han conseguido o están consiguiendo los objetivos que la Unión Europea pide a todos los países sin prohibiciones. Creemos en la política de la disuasión, de la prevención, de poner medias para que la gente no venga en vehículo particular, pagar más caro el aparcamiento en el centro, saber que puedes encontrar un atasco porque en un APR que puede ser el distrito Centro, y eso lo inicio el PP. Nosotros creemos que promocionando el autobús, la bicicleta... Nosotros hemos dejado en marcha Bicimad, que había muchas dudas de si los madrileños aceptarían ese servicio y ha sido un éxito, y Car2go quedó todo preparado.

Alcorcón ha anunciado que va a recurrir el protocolo. ¿Qué le parece?

No es solo Alcorcón, sino que hay municipios que creen que les estamos perjudicando. Sé que hay conversaciones entre los alcaldes de distinto signo político y es algo que dependerá del Ayuntamiento. Pero esto ocurre en Madrid, Manhattan, Londres o Berlín.

¿Qué ocurre?

Que naturalmente la limitación de acceso al centro de las ciudades es algo lógico.

¿Cómo llevan haber pasado a la oposición?

En una democracia incluso es saludable que haya esa alternancia. No es bueno ni saludable ni para ellos ni para nadie que los partidos políticos estén décadas y décadas, porque al final quien llega con ideas frescas y nuevas tiene derecho también a equivocarse. Yo creo que si nos han seguido votando todo este tiempo es porque vieron que lo que decíamos lo hicimos. En el Gobierno nos hemos dedicado a gestionar la ciudad y a saber conectar con las necesidades que tenían las ciudades. Luego se han dado una serie de circunstancias, el cansancio, porque son muchos años; la corrupción, la imagen esta que se ha dado en la política general y que dentro del PP ha hecho mucho daño. Pero a pesar de todo seguimos siendo el partido más votado por los madrileños. Ahora en la oposición no nos toca gestionar, no nos toca hacer las cosas, pero sí seguir preparando ideas para que nuestro modelo de ciudad, que pusimos en marcha en el 89, lo mantengan los actuales dirigentes, ese Madrid más limpio en el suelo, en el agua.

En la comisión y en esta entrevista siempre hace mención de Aguirre, pero después vinieron muchos, como Gallardón y Botella. ¿No valoran su trabajo?

Yo he sido concejal en los tres equipos.

¿Y por qué no habla tanto de los otros?

Porque las preguntas son sobre medio ambiente, y Esperanza Aguirre fue concejala de Medio Ambiente entre el 91 y el 94.

Y Botella también y más recientemente...

Como fue la que puso las bases de todo lo que estamos hablando, y luego Gallardón y Botella siguieron… ¿Por qué hablo tanto de Esperanza Aguirre? Porque puso las bases de lo que tiene que ser el Madrid limpio y verde del futuro. El actual equipo está continuando muchas políticas del PP, en materia de bicicleta, por ejemplo, por lo mismo. Llevamos al Pleno una proposición de movilidad y seguridad ciclista y se aprobó por unanimidad de los cuatros grupos.

Con estas políticas el PP no han alcanzado los objetivos en algunas cuestiones, como en contaminación, que es ilegal.

Nosotros no somos perfectos y por eso he dicho que es que una cura de humildad y estamos en la oposición. Nadie hace todo bien. Y Madrid en estos años ha hecho cosas bien, mal y regular. Para eso ahora están estos que son tan listos que seguramente lo van a arreglar todo... si los jueces les dejan tiempo disponible.

Una pregunta sobre el arbolado. Madrid es una ciudad muy verde, pero en los últimos dos años ha empezado a haber problemas con los árboles, están dando síntomas de que algo pasa. ¿Cree que se ha mantenido bien el patrimonio verde?

Si no hubiera árboles, naturalmente no se caerían. En el año 1991 se modifica la política de protección del arbolado con la ordenanza general de medio ambiente urbano, que prohibía que en calles dos metros y medio de ancho de acera se abrieran alcorques, y se permite que en decenas de calles haya árboles. Eso es una cuestión estética, que dignifica las calles. Pero habiendo en las calles 300.000 árboles, que no hablamos de los parques, que se caiga una rama… El árbol es un ser vivo que ante la sequedad o cualquier circunstancia pues se desprende una rama, una tormenta, una inclinación. Nadie puede prever que no se caiga un árbol, lamentablemente tiene gracia que la culpa parecía que era del PP en materia de arbolado. Como hemos padecido las críticas de que se caiga un árbol, cuando son casi fenómenos naturales, nunca haremos política no gobernando nosotros el día que se caiga una rama o un árbol.

¿Qué medidas concretas pide el PP al Ayuntamiento? ¿Qué quieren que corrija?

Yo creo que el PP en 25 años ha puesto las bases para un Madrid, más limpio y más verde. Y es bien sencillo, más limpio en las calles concienciando a los ciudadanos, no con ocurrencias como hace la alcaldesa, sino con sanciones; intentar cumplir las directivas de la UE en materia de separación de residuos, que ya había puesto en marcha el PP, y luego en materia de contaminación atmosférica, no prohibiendo, sino dando alternativas a los conductores a través de la mejora del transporte público. Y seguir manteniendo Madrid como ese pulmón verde. En Madrid hay que seguir haciendo parques. Nosotros hemos llevado una proposición, que es casi una enmienda a nuestra propia gestión, y es que siguiendo tendencias arquitectónicas se han hecho plazas de mucho granito y poco árbol y la gente al final lo que quiere son bancos, una papelera, una fuente, un árbol que te dé sombra. Nosotros mismos sobre nuestras plazas hemos presentado un proyecto de plazas duras, incluida la Puerta del Sol, que se aprobó además, condicionado a una mesa del árbol.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Martínez Vidal: "Ahora Madrid va de ecologista y está muy verde"

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    1323 | Ana - 10/05/2016 @ 17:37:37 (GMT+1)
    Yo no me voy a meter en política, aunque conseguir una ciudad sostenible no se logra de la noche al día. Al leer esta noticia, me he acordado que semanas atrás, encontré otro artículo donde se comparaba Madrid con otras ciudades mundiales en temas de energía y ecología. Por si les interesa saber a qué nivel se encuentra nuestra capital.
    http://www.blogavantiscertiffica.es/2016/04/madrid-ciudad-sostenible-nivel/
    1311 | Kpa - 09/05/2016 @ 13:27:44 (GMT+1)
    Realmente en el PP municipal deberían ser más humildes y estar un tiempo calladitos porque no tienen autoridad moral para criticar nada. Los vecinos hemos estado durante años sufriendo con resignación la suciedad y la contaminación que ellos no han hecho nada por combatir. ¿Hay que cumplir la ley pero no hay que prohibir? Será que no quieren prohibir a sus amiguetes, como siempre. Por eso una de las pocas propuestas que hizo Espe era volver a abrir al tráfico el parque del Oeste los fines de semana para que sus votantes de Pozuelo y Majadadahonda pudiesen llegar más fácilmente al centro en coche. Vergonzosa la política cambiental del PP.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.