www.madridiario.es
Celebración del Orgullo Crítico del pasado año.
Ampliar
Celebración del Orgullo Crítico del pasado año. (Foto: @OrgCriticoMad)

Turno para las disidencias dentro de la disidencia: llega el Orgullo Crítico

jueves 28 de junio de 2018, 07:00h

La Gran Vía volverá a ver pasear a miles de personas que saldrán a la calle para reivindicar que es posible un Orgullo diferente al MADO. Uno, explican desde Orgullo Crítico, que no se mercantilice, que no sea excluyente y que acoja a todas las minorías existentes.

Este año, la manifestación central del MADO se celebrará el próximo 7 de julio, una fecha que ha roto lo que hasta ahora era una tradición. Históricamente, la gran marcha siempre se había dado el sábado siguiente al 28 de junio, día internacional del Orgullo LGTBi.

Quizás esto simplemente sea una coincidencia, pero podría ser otra señal de cómo el MADO se aleja, cada vez más, de lo que algún día fue: un lugar de reivindicación necesario.

Al menos, la idea de que este acontecimiento ha dejado de luchar por lo que debería es lo que nutre el Orgullo Crítico, una manifestación alternativa que sí se realiza el 28 de junio, es decir, este jueves.

A las siete de la tarde está convocada en la plaza de Colón una marcha que llegará hasta Callao y que, según esperan los organizadores, secundarán entre 5.000 o 10.000 personas.

“El año pasado despuntamos. Espero que volvamos a hacerlo esta vez”, comentan entre sí Maiki Estévez e Iria Fernández, portavoces de la plataforma convocante, antes de atender a Madridiario en una terraza de la calle Fuencarral.

Ambos explican que este año las líneas que han marcado sus reivindicaciones son varias (transfeminismo, anticapitalismo, antirracismo…), pero que el mensaje central es que se puede -y se debe- celebrar un Orgullo que no se mercantilice. Su principal denuncia, la venta de las reivindicaciones del colectivo, que “ha pasado de ser denostado y marginado a ser un nicho de mercado”. Lo que provoca la exclusión de quien no puede permitírselo.

Esa lucha la basan en varios ejes “de opresión” que no pueden derrotarse “de uno en uno”. Entre ellos, el sexual y el de clase. “La idea subyaciente es la de construir un movimiento de lucha desde los márgenes de la sexualidad normativa. Que esas fuerzas disidentes formen una coalición para, a parte de visibilizar la opresión, poder construir espacios comunes”, explica uno de ellos.

Una idea que también se articula en las disidencias dentro de la disidencia, aunque sin la pretensión de construir un elemento de lucha referencial más allá de hacerle la competencia al MADO. Un Orgullo donde, además, no tengan cabida ni las empresas, ni las instituciones -más allá de reivindicaciones puntuales hechas con sectores de Ahora Madrid, Izquierda Unida o el sector anticapitalista de Podemos-, ni asociaciones -COGAM, AEGAL o la FELGTB- a las que acusan de “venderse” y de “vivir del activismo”.

“Los Javis no cuestionan el sistema”

La presentación del pregón del MADO, que tendrá lugar el miércoles que viene en la plaza Pedro Zerolo, será presentado por Los Javis -pareja artística formada por Javier Calvo y Javier Ambrossi-.

Un síntoma que, tanto para Estévez como para Fernández, resume a la perfección sus críticas al MADO: “Este año lo dedican a las personas trans y el pregón vuelve a ser lo de todos los años. Un texto presentado por una pareja que habla por todo el colectivo pero que no cuestionan el sistema y donde, además, sólo participará un hombre trans -Bast-, que está ahí por ser novio de Marina, concursante de OT2017”.

En este sentido, señalan que está “bien” que Los Javis sean referentes pero que “hay que ver para quién lo son”. El problema de que sean “la punta de lanza” del colectivo es que todos los derechos que, a su juicio, pueden conseguir estos artistas ya están conseguidos, como el matrimonio igualtario o la adopción.

Netta, el producto ‘pinkwhashing’ de Israel

A parte de la manifestación de este jueves, Orgullo Crítico ha convocado para el día siguiente una protesta frente al Teatro Barceló, donde el fin de semana actuará Netta, flamante ganadora de Eurovisión 2018 tras representar a Israel.

Aunque tanto el Ayuntamiento y la organización se han desvinculado de esta contratación, que venga la artista es una “provocación” para los dos portavoces, “pero no porque Netta sea ella, sino por todo lo que viene detrás”.

En su opinión, la cantante es utilizada por “un estado genocida” que utiliza una estrategia ‘pinkwhashing’, es decir, “blanquear su imagen” a través de una mujer que lucha contra la gordofobia y que trae un mensaje feminista.

Manifestación del Orgullo Crítico por Gran Vía
Ampliar
Manifestación del Orgullo Crítico por Gran Vía (Foto: @OrgCriticoMad)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.