www.madridiario.es
Contaminación en el cielo de Madrid.
Contaminación en el cielo de Madrid.

La circulación podrá restringirse en caso de altos niveles de NO2

jueves 17 de julio de 2014, 17:58h
El Ayuntamiento de Madrid ha actualizado el protocolo para episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) que contemplan actuaciones de restricción de tráfico en la almendra central de la ciudad o la limitación de velocidad a 70 kilómetros en la M-30 y en los principales accesos a la capital (a partir de la M-40). Ecologistas en Acción denuncian que este miércoles se superaron los niveles de ozono y otros contaminantes en la región y la capital.

Dentro de la restricción de tráfico, se contempla en la fase 2 la limitación del 50 por ciento de todos los vehículos (con determinadas excepciones) que se realizará por matrícula conforme al último dígito (par o impar coincidiendo con el día del mes), medida que se extendería también a la M-30 en una tercera fase. Así lo ha manifestado la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para recalcar que se trata de una actualización con medidas preventivas ante la posibilidad de periodos excepcionalmente altos de contaminación. Éstas son graduales y contemplan diversos escenarios para aplicar medidas informativas y de restricción de tráfico.

Según ha recordado la regidora, la ciudad nunca ha tenido una situación de alerta por contaminación y las situaciones en las que se han dado episodios de elevados niveles de concentración de NO2 son "muy esporádicas", con sólo tres casos entre el periodo 2011-2014. No obstante, ha aseverado que así se garantiza la protección al ciudadano en el caso hipotético en que hubiera episodios muy elevados de dióxido de nitrógeno. En este sentido, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Diego Sanjuanbenito, ha aseverado que la probabilidad de episodios de alta contaminación en la ciudad es "muy baja" y que la red de medición de Madrid registra una media diez veces inferior al nivel de alerta. Además, ha apuntado que se ha reducido un 30 por ciento los niveles de dióxido de nitrógeno durante el mandato de Botella.

La alcaldesa ha detallado que en función de los niveles de concentración de NO2 que se produzcan, se establecen tres niveles de actuación (Pre-aviso, Aviso y Alerta). Mientras que los niveles de aviso a la población y de alerta están previstos en la Directiva Europea 2008/50, el pre-aviso es un nivel que establece "voluntariamente" el Ayuntamiento de Madrid para anticipar las acciones y reforzar la protección de los ciudadanos. También ha explicado que se el protocolo establece la división de la ciudad en cinco zona, siendo la zona 1 la interior al anillo de la M-30, donde se registran los mayores niveles de dióxido de nitrógeno generados por el tráfico rodado. En consecuencia, es ahí donde se concentran las principales actuaciones ante episodios de estabilidad atmosférica persistentes.

Las medidas de restricción de tráfico contienen varias fases. En la primera se prohíbe el estacionamiento de vehículos de no residentes en la zona SER con la excepción, entre otros, de los vehículos comerciales, los autotaxis en servicio, vehículos de personas con movilidad reducida y vehículos 'cero emisiones'. Junto a ello, se limita la velocidad en la M-30 y en las carreteras de acceso a Madrid (a partir de la M-40) a un máximo de 70 kilómetros por hora o el inferior que esté señalizado.

Restricciones de tráfico

En la segunda fase se incluye las medidas anteriores y se añade la restricción de circular en el interior de la almendra central del 50 por ciento de todos los vehículos, excepto transporte público, transporte escolar, vehículos comerciales, vehículos 'cero emisiones', de personas con movilidad reducida y servicios esenciales y de los taxis vacíos (excepto ecotaxis y eurotaxis). La primera edil ha explicado que la distinción se realizará por matrícula conforme al último dígito (par o impar coincidiendo con el día del mes). Por otro lado, una tercera fase amplía la restricción de la circulación a la M-30. Aparte, ha dicho que el Consistorio solicitará al Consorcio Regional de Transportes que adopte las medidas necesarias para maximizar la capacidad del transporte público durante el periodo de duración de las medidas de restricción del tráfico.

El protocolo establece diferentes escenarios. Así, en el nivel de preaviso hay una primera etapa que se activa cuando dos estaciones de la misma zona superan los 200 microgramos por metro cúbico durante dos horas consecutivas. La segunda fase se estipula cuando hay tres días de preaviso más previsión meteorológica desfavorable y una tercera que se establece con cuatro días consecutivos de preaviso y en las que ya se comenzaría a aplicar medidas de restricción de tráfico. El nivel de aviso se establece cuando dos estaciones de la misma zona superan los 250 microgramos por metro cúbico durante dos horas consecutivas (si la situación viene precedida de un Preaviso 3 se mantendrán las medidas de restricción de tráfico fase 1). La segunda fase se activa con dos días consecutivos del anterior nivel más previsión meteorológica desfavorable y con restricción de tráfico en primera fase.

Un tercer nivel se activa con tres días consecutivos de aviso en primera fase con previsión meteorológica desfavorable y medidas de restricción de tráfico en segunda fase (la que limita la circulación al 50 por ciento). Además, el nivel de alerta se activa cuando tres estaciones de la misma zona superan los 400 microgramos por metro cúbico durante tres horas consecutivas. Aquí se activan las medidas de restricción de tráfico en fase 3. Sanjuanbenito ha detallado que para la redacción de este nuevo protocolo, que sustituye al vigente, se ha contado con un grupo de trabajo ad hoc constituido a partir del Pleno extraordinario sobre calidad del aire celebrado el 10 de mayo de 2012.

Aparte, estas iniciativas cuentan con medidas informativas. La más destacada es la dirigida a la población a través de los distintos canales de comunicación disponibles: web municipal, paneles informativos tráfico, EMT, Consorcio Regional de Transportes, Emergencias, medios de comunicación y redes sociales.

Alerta por ozono en El Atazar

Por su parte, Ecologistas en Acción denunció que este miércoles las 23 estaciones de la Comunidad de Madrid anotaron registros por encima del Umbral de Protección a la Salud que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) para este contaminante (esto es, superaron los 100 microgramos de ozono por metro cúbico de aire de media durante 8 horas, algo que no debería ocurrir más de 25 veces al año). Y un total de 18 estaciones se situaron por encima del nivel legal de este mismo umbral (la legislación es menos exigente que la OMS, y considera superado el umbral por encima de los 120 microgramos de ozono durante ocho horas).

La estación de El Atazar, que tuvo los peores índices, estuvo inmersa en una auténtica sopa de este contaminante: durante las 24 horas del día se situó por encima de los 120 microgramos de ozono. No fue mucho mejor la situación en la capital, que cuenta con su propia red de medición de la contaminación. De las 14 estaciones que miden el ozono en el municipio, todas superaron el Umbral de Protección a la Salud según la OMS y 12 lo superaron según los límites que marca la normativa europea y española. A esos datos se sumaron registros muy elevados de otro contaminante, el dióxido de nitrógeno. Cuatro estaciones superaron en varias horas un nivel de este contaminante (200 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire) que la ley no permite que se supere más de 18 horas al año. Se trata de las estaciones de Ramón y Cajal, Fernández Ladreda (Plaza Elíptica), Barrio del Pilar y Escuelas Aguirre. La primera de ellas alcanzó en algunas horas los 287 microgramos de dióxido de nitrógeno.

Ecologistas en Acción denuncia que ni el Ayuntamiento ni la Comunidad advirtieron de la situación ni están adoptando ninguna medida para minimizar los problemas de esta fuerte contaminación. Y todo parece indicar que la situación va a continuar durante varios días.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios