www.madridiario.es
Ignacio Aguado ha comparecido ante los medios para anunciar que acepta el documento firmado entre PP y Vox porque no es incompatible con el que Ciudadanos firmó, antes, con los populares
Ampliar
Ignacio Aguado ha comparecido ante los medios para anunciar que acepta el documento firmado entre PP y Vox porque no es incompatible con el que Ciudadanos firmó, antes, con los populares (Foto: Chema Barroso)

Aguado acepta las exigencias de Vox: "No son incompatibles con nuestro pacto con el PP"

jueves 01 de agosto de 2019, 12:43h

Habrá Gobierno. Después de 60 días de incertidumbre, el líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado, ha ofrecido una rueda de prensa para comunicar que las nuevas condiciones de Vox -presentadas esta mañana por su portavoz, Rocío Monasterio- no son "incompatibles" con el pacto que firmaron hace unas semanas los naranjas y los populares.

En este punto, Aguado ha declarado que ya le ha "trasladado" a Monasterio su visto bueno al documento suavizado de Vox, que ha sufrido diversas modificaciones respecto al inicial: han rechazado derogar las leyes LGTBi, suprimir consejerías o deportar Menores Extranjeros No Acompañados.

"Estamos más cerca que ayer de que haya investidura", ha insistido el líder naranja, que sí ha querido recordar que la elección de la fecha de la investidura le corresponde a Juan Trinidad, el presidente de la Asamblea. No obstante, será inminente, pues es compañero de partido: ahora deberá convocar una nueva ronda de contactos para, entre los próximos tres y siete días, celebrar un nuevo Pleno de investidura.

Al mismo llegará Isabel Díaz Ayuso como candidata, que pese a haber perdido 300.000 votos respecto al resultado de su antecesora en el cargo -Cristina Cifuentes-, se sentará en el sillón de presidenta en la Real Casa de Correos situada en la Puerta del Sol. Una vez ostente la corona regional -que Ciudadanos custodiará con la mitad del Ejecutivo-, deberá poner en marcha las 155 medidas que hace unas semanas firmó con Ignacio Aguado, entre ellas la creación de una Tarjeta Sanitaria Única, la introducción del bilingüismo en la Educación Infantil de 0-3 años o la apertura de Metro las 24 horas los fines de semana.

Confrontación con Sánchez

En esta ocasión, Ignacio Aguado no ha dudado en aprovechar la cita para atacar a Pedro Sánchez e, incluso, contraponerse. A colación del acuerdo del triunvirato, el portavoz ha sacado pecho del mismo frente a la situación del Gobierno de la Nación, que sigue en funciones tras una primera investidura fallida que no salió porque el presidente no logró entenderse ni llegar a un acuerdo con Pablo Iglesias, líder de Podemos.

"Frente a las políticas de bloqueo de Sánchez e Iglesias, en la Comunidad va a haber un Gobierno que, además, va a ser histórico", ha remachado. "Histórico", ha repetido, porque "por primera vez" Ciudadanos va a sentarse en los sillones azules con consejerías a su mando: "Pondremos en marcha esas reformas que llevamos años reivindicando en un Ejecutivo de centro liberal que va a conseguir poner Madrid a la vanguardia de Europa".

En este sentido, también ha pedido "perdón a los madrileños" por los 60 días que han durado las negociaciones, en los que ha habido de todo: vaivenes, escenificaciones de ruptura, reuniones a tres e, incluso, la primera investidura de la historia democrática de la región que se ha celebrado sin candidato.

Vox abandona sus peticiones más polémicas

En la comparecencia de esta mañana, Rocío Monasterio ha presentado el nuevo documento de las exigencias de Vox, que ha sido reescrito y ha sufrido modificaciones sustanciales.

Por ejemplo, el partido ultra ha renunciado a la derogación de artículos de leyes pro LGTBI, la repatriación de los Menores Extranjeros No Acompañados (MENAs) o la petición del pago de las facturas sanitarias de los inmigrantes a sus países de origen. Tampoco pide la reducción del número de Consejerías que, según el pacto PP-Ciudadanos, serán 13: siete para los de Isabel Díaz Ayuso y seis, para los de Ignacio Aguado.

Entre las condiciones que sí son sine qua non para apoyar la presidencia de Ayuso, Vox exige "eliminar aquellas agencias, empresas públicas, entes y organismos que no respondan a criterios razonables de uso del dinero público" y, en su línea habitual, pide "garantizar que los fondos públicos no van destinados a entidades de carácter ideológico" previa auditoría de las subvenciones otorgadas en la legislatura pasada.

Además, pide cambiar el nombre de la Consejería de Asuntos Sociales y Familia por el de Asuntos Sociales, Familia y Natalidad y cambia el PIN Parental, un sistema que prácticamente permitiría a los padres elegir las asignaturas de sus hijos a la carta, por el conocido "Cheque escolar", una medida que comparte con PP y Ciudadanos y que garantiza e incide en la libertad de elección de centro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.