www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Fotograma de 'La huella del crimen: Jarabo', adaptación televisiva del caso dirigida por Juan Antonio Bardem.
Ampliar
Fotograma de 'La huella del crimen: Jarabo', adaptación televisiva del caso dirigida por Juan Antonio Bardem. (Foto: RTVE)

De dandi a asesino en serie por el anillo de su amante

domingo 10 de febrero de 2019, 09:00h

Cuatro penas de muerte al garrote vil se dictaron contra José María Jarabo el 10 de febrero de 1959. ¿Su crimen? Asesinar a sangre fría a cuatro personas para recuperar una sortija de su amante que había empeñado. Como aderezo del macabro suceso, pasó el día después de los homicidios en el cine y encargó cognac para los agentes y una inyección de morfina ya detenido en dependencias policiales. Aquí el relato de la caída de un 'señorito' que se esmeró en encaminar su vida hacia el patíbulo.

La asiduidad en juergas nocturnas y la afición desmedida por las mujeres y el lujo marcaron el ocaso de José María Jarabo Pérez-Morris, un joven madrileño criado en una familia adinerada y educado en el colegio Nuestra Señora del Pilar. Su gusto por el filo de la ilegalidad se despertó, sin embargo, en Puerto Rico, donde se trasladó con 17 años junto a sus padres. Más al norte, ya en Estados Unidos, pasó tres años en la cárcel condenado por tráfico de drogas y pornografía, delitos que motivaron su expulsión del país.

De regreso en su Madrid natal, Jarabo encadenaba una fiesta con otra, siempre vestido de forma impoluta y en compañía femenina. La inglesa Beryl Martin fue su última conquista. Mantuvieron una relación durante varios meses a pesar del estado civil de la joven, casada con un francés que residía fuera de España, e incluso la embaucó para que le entregara un costoso anillo que empeñó para costear su vida de aparente dandi.

El problema se presentó cuando su amante le reclamó la sortija por el miedo a que su esposo la echara en falta. José María se dispuso a recuperar la joya y no le tembló el pulso a la hora de conseguir su propósito. Se presentó ante los prestamistas de Jusfer, los socios Félix López y Emilio Fernández, quienes aprovecharon las circunstancias para sacar beneficio a la operación. Así, primero exigieron un documento firmado del puño y letra de la propietaria y más tarde pidieron también 50.000 pesetas. Jarabo les entregó la carta de autorización de Beryl -con un comprometedor contenido que destapaba el romance entre ambos- y se dispuso a reunir el dinero.

Quedaron al día siguiente, 19 de julio de 1958, en la casa de empeños a las ocho y media de la tarde, pero Jarabo no apareció a tiempo. "Me encontré con una señorita guapa y se me olvidó", declararía después. Rendirse no estaba en sus planes, así que se dirigió a casa de Emilio, en la calle López de Rueda. Apenas unos minutos después de entrar en el domicilio, el prestamista ya estaba muerto. La misma suerte corrieron su empleada, a quien clavó un cuchillo, y su esposa embarazada, a la que disparó en la nuca. Con la misma frivolidad demostrada en los brutales asesinatos, José María durmió en el escenario del crimen y a la mañana siguiente salió a la calle vestido con un traje de su víctima.

Pasó la jornada "desayunando en una cafetería, en un cine de sesión continua y en una pensión bebiendo mucha ginebra". Se plantó delante del local de empeños y allí acabó con la vida del otro usurero al negarse este a devolverle el anillo. Poco tiempo después sería detenido por la Policía y trasladado a la Dirección General de Seguridad de la Puerta del Sol. Sin perder un ápice de la sorna que lo caracterizaba, encargó comida en el conocido restaurante Lhardi y una botella de cognac francés para compartir con los agentes y se las ingenió para recibir una inyección de morfina.

El 29 de enero de 1959 comenzó el juicio por el múltiple asesinato en medio de gran expectación y con la presencia de personalidades sociales de la época en la sala. El 10 de febrero se conoció la sentencia: cuatro penas de muerte al garrote vil, siendo el último ejecutado con este método por la justicia no militar el 4 de julio del mismo año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.