www.madridiario.es
La bancada de Leganemos, en el Ayuntamiento de Leganés
Ampliar
La bancada de Leganemos, en el Ayuntamiento de Leganés (Foto: Leganemos)

Leganemos busca la paz con la expulsión de los cuatro ediles que lideraron la rebelión interna

jueves 08 de septiembre de 2016, 12:55h
La candidatura de unidad popular Leganemos vive su momento más incierto un año y medio después de verse aupada a primer partido de la oposición del quinto municipio madrileño. Su asamblea ha refrendado esta semana la expulsión de cuatro de sus seis ediles, procedentes de Podemos aunque enfrentados con sus círculos y que habían denunciado en público "malas prácticas" del portavoz, Fran Muñoz. Leganemos quiere que los concejales entreguen sus actas, pero estos ya han anunciado que llevarán su salida "ilegal" a los tribunales mientras fundan Recuperemos. Con esta polémica, se certifica la ruptura más anunciada de la política local, un cisma que pone más en aprietos la difícil gobernabilidad de Santiago Llorente como alcalde de Leganés.

Los ediles Mercedes Condés, Rocío Cruz, José Manuel Barbé y Beatriz Alonso han sido expulsados del grupo municipal de Leganemos. La asamblea celebrada este miércoles, aprobó por 113 votos a favor, dos en contra y cuatro abstenciones la salida de estos concejales. La razón dada por el portavoz municipal, Fran Muñoz, es que ya habían conformado "de facto" un grupo paralelo que "no reconocía" a la Coordinadora -el órgano colegiado de gobierno de la formación, compuesto por 18 miembros que se van renovando a tercios cada semestre más el grupo municipal-, que había criticado abiertamente a la organización y que actuaba sin el "consenso" de todos.

En concreto, el "punto de inflexión", según ha comunicado este jueves el partido, ha llegado después de que los concejales solicitaran "un espacio propio de trabajo dentro del Ayuntamiento" después de que comunicaran en un escrito que "se negaban a reconocer a la Coordinadora, máximo órgano entre asambleas, así como las decisiones y acuerdos democráticamente adoptados por esta".

Apartada también de Podemos

La historia de este desencuentro es un complejo panorama de filias y fobias. Los cuatro apartados representaban hasta hace poco más de una semana la línea 'oficial' de Podemos dentro de Leganemos -la formación morada armó esta confluencia con, entre otros, militantes procedentes de IU como Muñoz para las últimas municipales, cuando logró el segundo puesto-. Liderados por Condés, secretaria de Podemos Leganés, los expulsados estaban a su vez enfrentados con cuatro círculos de barrio que no formaban parte de Leganemos, pero hacia los que el grupo municipal intentaba "tender puentes" contra el criterio de la propia Condés. La Comisión de Garantías Democráticas de la Comunidad de Madrid de Podemos quiso zanjar "la conflictividad existente ante la compleja situación orgánica" con la suspensión provisional de militancia de la secretaria, Barbé y Ramón Nieto, miembro del Consejo Ciudadano municipal.

"Puede que el origen esté en un acto que hicimos para denunciar la situación de la Biblioteca Central el Día del Libro. El círculo de Leganés Norte iba a hacer otro paralelo en la acera de enfrente", explica Muñoz a Madridiario. El portavoz se reunió con el círculo para establecer una agenda común y 'unificar' esfuerzos, lo que Condés consideró una "traición". Poco después, la secretaria "arremetió" contra la organización en una polémica rueda de prensa y sacó adelante la plataforma Recuperemos.

Golpe de mando

Todo se recrudeció en agosto, cuando un total de 122 personas inscritas pidieron en una carta la dimisión de los cuatro concejales que quedaban de la lista original -Javier Blanco y Adrián Sánchez habían dimitido dejando el paso a Barbé y Alonso-, una exigencia que contaba con el apoyo de los ahora apartados. Su idea era tomar el mando en contra de Muñoz y constituir "un nuevo grupo municipal" al tiempo que denunciaban "insultos, agresiones verbales y mofas". Sin embargo, la maniobra terminó frustrada.

Ahora, la salida del grupo de Condés pretende pacificar la organización. Pero esto sólo parece un espejismo. La plataforma Recuperemos ha anunciado tras conocer el resultado de la votación -a la que no asistieron los apartados- que iniciará "acciones legales" contra esta decisión, que consideran "completamente ilegal" y que les ha causado una "indefensión absoluta". De hecho, se consideran "miembros de Leganemos a todos los efectos". No parece, pues, que vayan a entregar su acta.

Difícil gobernabilidad

La división amenaza de nuevo la estabilidad de Leganés. El alcalde socialista Santiago Llorente gobierna con sólo seis ediles más el de IUCM y necesita apoyarse en los otros partidos para sacar adelante sus propuestas y no hay cuentas nuevas desde la era PP. De hecho, el pleno sólo puede recurrir a modificaciones para pagar cuestiones tan relevantes como sentencias judiciales o la ampliación de Butarque.

Con todo, Muñoz se muestra relativamente optimista. "Creo que todo se puede solucionar, sólo pedimos que se respete la organización", señala. "Estamos deseosos de hacer política; aquí cabe todo el mundo, pero no todas las actitudes", advierte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Leganemos busca la paz con la expulsión de los cuatro ediles que lideraron la rebelión interna

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2312 | JAVIERdeLEON - 09/09/2016 @ 09:35:18 (GMT+1)
    Como bien comenta el articulista, esta gente, Mercedes Condés y acólitos, son los mismos que han dividido con su sectarismo Podemos Leganés, con las mismas "artimañas" y con la misma hoja de ruta, dominar toda organización donde se "infiltran".
    Se saltan resoluciones de Consejos Ciudadanos, boicotean asambleas trayendo gente ajena al partido, ningunean Coordinadoras (que viene a ser como el CC de Podemos) siempre y cuando no las dominen. Y si no dominan boicotean, crean mal ambiente, ningunean, insultan para conseguir que la gente que está por buena voluntad se vaya, dimita, y así dejarle el campo expédito.
    Curiosamente estas mismas prácticas, por la misma gente de IA nos constan que han sucedido en otras ciudades al menos de Madrid, donde militantes de Podemos me han comentado que allí sufrieron exactamente las mismas "actitudes" y las mismas "artimañas" para dominar Podemos y las CUPs locales.....
    Indagar en Parla, en Rivas Vaciamadrid, en Alcorcón o Fuenlabrada y veréis como allí también tuvieron sus más y sus menos...... con esta gente, que son la misma gente

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.