www.madridiario.es
    24 de octubre de 2020

carga y descarga

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado un protocolo para reducir la contaminación acústica de las operaciones de carga y descarga en el que prohíbe a los trabajadores mantener encendido el motor del vehículo, usar bocinas o gritar. Además, los establecimientos que cuenten con un área destinada a este fin en el interior tendrán que instalar elementos fonoabsorbentes.

Los chalecos amarillos del transporte discrecional se manifestarán este jueves sobre la línea roja que marca Madrid Central en el tramo entre la calle Atocha y la ronda de Valencia para reclamar de nuevo que les dejen entrar en el perímetro para carga y descarga de turistas.

Con el objetivo de exigir al Ayuntamiento que permita la carga y descarga de pasajeros en Gran Vía, decenas de autobuses se han concentrado ante el Consistorio en Cibeles para protestar ante la entrada en vigor de Madrid Central.

Las medidas cautelares solicitadas por la organización empresarial Comité Madrileño de Transporte de Mercancías que pedían la suspensión del apartado de carga y descarga del decreto municipal sobre las medidas de restricción del tráfico en Gran Vía han sido rechazadas porque el servicio se puede seguir prestando como en el resto del año.

PLAN A DE CALIDAD DEL AIRE

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento da luz verde esta semana al Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, que modificará la estética de la capital. Los cambios más notables, que afectarán al distrito Centro y a la M-30, se producirán en 2018.

Tras las obras de mejora y acondicionamiento de la Línea 5 de Metro de Madrid, el Ayuntamiento de la capital ha decidido mantener el carril bus que se había habilitado -a modo de servicio especial por el cierre del suburbano- en la calle Alcalá.

La creación del carril bus alternativo para garantizar el buen funcionamiento de las lanzaderas de la EMT en el tramo de la calle Alcalá comprendido entre la plaza de Ciudad Lineal y la calle Raquel Meller, a causa de las obras en la línea 5 de Metro, dispara los conflictos en las zonas de carga y descarga.

  • 1