21 de mayo de 2019, 19:17:56
Medio Ambiente


Los transportistas no podrán ni gritar ni cargar con el motor encendido

Por Javier López Macías

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado un protocolo para reducir la contaminación acústica de las operaciones de carga y descarga en el que prohíbe a los trabajadores mantener encendido el motor del vehículo, usar bocinas o gritar. Además, los establecimientos que cuenten con un área destinada a este fin en el interior tendrán que instalar elementos fonoabsorbentes.


Coto a los ruidos de los transportistas. El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un protocolo para reducir la contaminación acústica de las operaciones de carga y descarga en el que establece ciertas prohibiciones a estos trabajadores.

En este sentido, el Consistorio impide que los vehículos tengan encendido el motor del vehículo una vez estén estacionados y que los transportistas griten o usen bocinas "o cualquier otro avisador acústico". Además, tampoco se podrá utilizar ningún tipo de sistema de reproducción de audio.

En cuanto a los vehículos, se prevé que cumplan con la normativa europea y que posean en "buenas condiciones" todos los elementos susceptibles de producir ruidos y vibraciones, con especial énfasis en el dispositivo silenciador de los gases de escape. Sobre las furgonetas frigoríficas, deberán estar insonorizadas y los carros, dotados de amortiguación de impactos y ruido de rodadura.

Además, el Ayuntamiento también prevé la instalación de objetos fonoabsorbentes permanentes o provisionales en el interior de aquellas zonas dotadas para carga y descarga. Eso sí, lo que no modifica el protocolo es el horario de estas operaciones ni sus condiciones, aunque sí establece que se deberá utilizar una rampa en caso de haber escalones.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es