www.madridiario.es

ENTREVISTA

Ignacio García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas.
Ampliar
Ignacio García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas. (Foto: Kike Rincón)

García de Vinuesa, alcalde de Alcobendas: "Voy a impulsar un 'lobby' para solucionar el problema de la A-1"

martes 08 de noviembre de 2016, 11:01h

Ignacio García de Vinuesa (PP) lleva al frente de Alcobendas los últimos tres mandatos. Los nuevos tiempos le han deparado su primer Gobierno en minoría, una circunstancia que está decidido a sortear cortejando a Ciudadanos para que se siente en su equipo. Más allá de las polémicas locales -como si llega o no el primer ladrillo de la megaurbanización de El Espinar-, García de Vinuesa dedica gran parte de su acción ejecutiva a interpelar a otras administraciones. Al Ministerio de Defensa le pide que El Goloso deje de ser un campo de tiro al lado de una universidad y se convierta en una suerte de Casa de Campo del Norte. A Manuela Carmena le reclama que le permita redibujar las fronteras de la capital para que los residentes del exclusivo Encinar de los Reyes sean alcobendenses. Y, por si fuera poco, a Fomento, a la Comunidad de Madrid y a los alcaldes de su entorno les exige concertar una solución para los accesos de la A-1, el gran problema de movilidad de esta ciudad de más de 110.000 habitantes donde el drama del paro pesa menos gracias a su vigoroso músculo empresarial. De momento, avanza en Madridiario, va a fundar un 'lobby' para lograrlo.

Usted ha gobernado con dos mayorías absolutas. Ahora necesita el apoyo de Ciudadanos para su acción diaria. Les ha invitado a entrar al Gobierno, pero parece que no están interesados.
No lo han rechazado. Yo les he invitado a que empecemos a hablar sobre la posibilidad de que entren en el Gobierno. Ciudadanos es el partido que más se ha significado para participar en la gestión diaria, y ahí, lo más efectivo, es entrar en el Gobierno. Como no tienen experiencia política de gestión municipal, queremos que entren en la cocina para que vean cómo hacemos los platos y que salen con los mejores ingredientes. La gobernabilidad es posible con cualquiera, aunque es Ciudadanos el que da el paso para ofrecerse a trabajar.

¿Cree que va a terminar el mandato con ellos en el Gobierno?
No voy a retirar la propuesta. Me sigue pareciendo interesante que un grupo como el suyo se incorpore.

Acaban de aprobar las ordenanzas fiscales y parece que suben impuestos como el IBI
No. El IBI está condicionado al valor de los inmuebles y a una ley que nos impide bajarlo tanto como quisiéramos. Va a estar en la línea de los más bajos que se han aplicado nunca en Alcobendas, pero por esas cosas tan complejas de los impuestos, va a haber algunos inmuebles que van a pagar algo más, aunque otros muchos van a pagar menos. El Ayuntamiento no va a ingresar más dinero, así que parece razonable pensar que los impuestos no vayan a subir.

¿Cómo van las conversaciones con Defensa para recuperar El Goloso?
Es complicado. Es incongruente que los tanques estén pegando tiros al lado de un campus universitario. Cuando fui a hablar al Ministerio, me entrevisté con un político y un militar. El primero, cuando le dije que podíamos buscar una utilización conjunta, lo vio muy interesante; el segundo dijo que no y se preguntó que qué iba a hacer con sus tanques. La conversación no está cerrada en modo alguno. Las maniobras ahí no deberían mantenerse. Nuestra intención ha sido siempre la de crear la Casa de Campo del Norte, aunque ahora sea Sí Se Puede quien lo pide.

¿No ha conseguido ningún compromiso más que seguir hablando?
Vamos a seguir hablando, pero lo que no podemos pedir a Defensa es que nos cedan los terrenos a cambio de nada, ya conocemos casos como la Operación Campamento. Yo creo que hay espacio suficiente como para que el Ayuntamiento pueda hacer una operación que le interese a Defensa, sin un campo de maniobras y para que la ciudad amplíe sus magníficas zonas verdes.

En esta línea, hace unos meses reclamó al Ayuntamiento de Madrid una permuta para incorporar la urbanización del Encinar de los Reyes a Alcobendas. Manuela Carmena le respondió a su carta diciendo que le pasaría la nota al concejal José Manuel Calvo.
Sí, y la alcaldesa de Madrid hizo algo más: en unas declaraciones a la prensa dijo que le parecía muy razonable nuestra propuesta. Han pasado meses y he tenido que mandarle un recordatorio diciéndole que el asunto sigue pendiente. Los vecinos del Encinar de los Reyes siguen pidiendo incorporarse a Alcobendas y nosotros tenemos terrenos para permutar. Apuesto por el acuerdo.

¿Mantiene su ofrecimiento para deshacerse de los terrenos de Barajas?
Hay unos terrenos que están pegados a Madrid por el Aeropuerto que podrían ser muy interesantes para la capital.

Sobre la actualidad local, desde el PSOE les han criticado recientemente por no poner coto a la proliferación de pintadas.
No me imagino a un grafitero esperando a un policía para hacer su pintada. Lo hacen cuando no hay nadie y es muy difícil pillarles. Ocurre lo mismo con los excremento de los perros, no podemos poner un policía detrás de cada uno. Lo que sí podemos hacer es reaccionar cuando ha habido una pintada. Hay denuncias y la colaboración ciudadana es fundamental. Para fijar las sanciones tenemos una ordenanza que dice de cuánto son las multas, y son muy importantes.

También, les han pedido que presten oídos a los vecinos de la calle Jarama, muy preocupados por las vibraciones que han empezado a sentir con el Cercanías.
En Alcobendas hay tren desde hace muchos años y esta denuncia es algo nuevo. No tengo ni idea de cuál es la razón. Lo que sé es que hay que atenderla hablando con Renfe para que nos digan si es que ha habido alguna modificación en el trazado. Nuestros servicios técnicos ya están en contacto con ellos y les han pedido que lo investiguen.

Otra polémica local. IU y Sí se puede han pedido hace poco que el Ayuntamiento cambie los nombres de ocho calles relacionados con el Franquismo.
El Ayuntamiento de Alcobendas va a cumplir escrupulosamente la ley, eso es lo primero. Sin embargo, nosotros hemos pedido a estos grupos que tengan en cuenta que un cambio de denominación de calle crea un problema a vecinos y comerciantes. Les hemos invitado a estudiar si realmente los nombres de esas calles son percibidos como denominaciones que están ensalzando a alguien que se significó durante una dictadura. Nosotros creemos que eso no ocurre. Si preguntas por los nombres de algunas de esas calles, la gente no tiene ni idea de quién era el personaje y no lo asocia con aquella época. Si nos llegaran a exigir el cumplimiento estricto de la ley, lo tendríamos que hacer, pero hasta entonces, yo prefiero que hablemos y veamos cuáles son realmente urgentes de cambiar.

""

Sobre movilidad, la principal preocupación de Alcobendas son los atascos de la A-1.
El problema mayor de Alcobendas es el acceso a Madrid. Quiero reivindicar la necesidad de que Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y el Norte en general tengan una alternativa. Cualquier otra carretera de Madrid la tiene, menos la A-1. Este problema nos afecta a todos y requiere soluciones consensuadas. Quiero anunciar que voy a promover un 'lobby' de presión de todos los estamentos interesados en la solución en la A-1, con municipios, empresas y vecinos. Queremos una solución cuanto antes.

¿A quién pretende convocar para ese 'lobby'?
Ya he hablado con ayuntamientos como los de San Sebastián de los Reyes, San Agustín de Guadalix, Algete o Tres Cantos, y también pienso en las empresas. A esta zona llegan 70.000 personas todos los días para trabajar y nosotros tenemos que seguir creciendo en cuanto a la creación de empleo y de empresas, por lo que hay que facilitar el acceso. Nuestra reclamación es hacia la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento. Si hay que hacer algo sonoro, lo haremos.

¿Qué objetivos persigue?
Primero, que den la voz a los ayuntamientos y que cuanto antes se inicien soluciones para la A-1. No es una mera declaración de voluntades. Hay una alternativa que no quiero que se entierre en modo alguno, que es el cierre de la M-50. El único tramo donde está abierta esta carretera de circunvalación es en la A-1. La M-50 llega a la A-1, se interrumpe y vuelve a abrirse en la A-6. Ese espacio está ocupado por El Pardo. Cerrarlo acarrea una enorme complejidad, pero hay que recordar que hasta debajo del Mont Blanc hay túneles que preservan el medio ambiente. Es caro, pero más caro es, por ejemplo, tener un aeropuerto en Teruel, y existe. Se trata de un tema importante para la movilidad en la Comunidad y hay que acometerlo.

Los Carriles es, desde hace años, el gran desarrollo urbano de Alcobendas. No hay acuerdo entre los grupos municipales, pero se debatirá próximamente.
Este proyecto está en el PGOU desde 2004. La primera versión, hecha por el PSOE, implicaba la construcción de 15.000 viviendas. Nosotros lo redujimos a 7.500 y ahora, de acuerdo con los pactos a los que hemos llegado con otros grupos, llegaremos a las 8.600, de las que una gran proporción será de protección pública y vivienda social. Así, Los Carriles supone para Alcobendas obtener recursos que ahora no tiene, como casas de protección o zonas dotacionales. También, Los Carriles cerrará la oferta completa para la llegada de empresas porque, para atraerlas, hay que pensar no sólo en buenos servicios y fiscalidad baja, sino en que exista una oferta de alojamiento cerca del puesto de trabajo. Hoy, las pocas promociones que hay están prácticamente cubiertas.

Cuando comenzó su mandato, habló de que el empleo, la política social, las oportunidades, la formación y la educación serían sus prioridades. ¿Han avanzado algo en este tema?
Algunos de estos aspectos están siempre vivos. Es irreal imaginar una sociedad ideal en la que los problemas sociales han desaparecido. El empleo en Alcobendas ha ido creciendo incluso en épocas de crisis. Ahora estamos con un índice de desempleo del 9 por ciento, algo que para nosotros es todavía muy alto porque queremos pleno empleo. Hay otros aspectos: nosotros dijimos que no queríamos que hubiera nadie en la calle en Alcobendas y no lo hay, ni porque les hayan echado de sus pisos ni porque estén viviendo ahí. Los presupuestos y, sobre todo, el soporte social de Alcobendas funcionan. No hay nadie que se sienta desamparado por la administración. Además, se han creado más comercios después de que muchos cerraran durante la época más dura de la crisis y van a llegar nuevas empresas. Estamos trabajando con proyectos que podrían conseguir ese pleno empleo, y lo digo con conocimiento de causa.

¿Alguno ya se ha concretado?
No hay ninguno todavía, pero sí puedo decir que muchos inversores están llamando a Alcobendas para traer proyectos empresariales de ocio que crearían puestos de trabajo y oportunidades para toda la Comunidad. Los iremos desvelando.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.