www.madridiario.es

Carmona (PSOE) promete reducir el ruido de Madrid si es alcalde

miércoles 29 de abril de 2015, 12:58h
El candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha asegurado que si los ciudadanos le dan su confianza en los comicios de mayo, establecerá un Plan de Saneamiento Acústico que rebaje los actuales niveles de ruido, especialmente los nocturnos, y que contenga "medidas concretas y eficaces para reducir la contaminación acústica en nuestra ciudad".
  • Antonio Miguel Carmona en Atocha, uno de los puntos más ruidosos de Madrid

    Antonio Miguel Carmona en Atocha, uno de los puntos más ruidosos de Madrid
    Pedro García Gómez

  • Antonio Miguel Carmona muestra cómo se superan los decibelios permitidos

    Antonio Miguel Carmona muestra cómo se superan los decibelios permitidos
    Pedro García Gómez

  • La Glorieta de Carlos V es uno de los puntos con más ruido de la capital

    La Glorieta de Carlos V es uno de los puntos con más ruido de la capital
    Pedro García Gómez

  • Antonio Miguel Carmona mide los decibelios con un sonómetro en Atocha

    Antonio Miguel Carmona mide los decibelios con un sonómetro en Atocha
    Pedro García Gómez

Dicho Plan contempla un Mapa de Ruido que delimite la contaminación acústica procedente tanto del tráfico como de las actividades de ocio de todos los barrios de la ciudad para emprender un plan de acción "en colaboración con todos los agentes implicados y supervisado con las correspondientes comisiones de seguimiento", indica el PSOE en una nota.

También incluirá medidas de choque como la sustitución paulatina, en cada operación asfalto, del actual pavimento de las calzadas por otro fonoabsorvente capaz de asimilar hasta el 75 por ciento del ruido de los vehículos, causa principal de la contaminación acústica en la capital. Una medida que no es costosa, puesto que no existe gran diferencia de precio, y que ya se hace en otras ciudades europeas, precisaba Carmona.

Si bien el límite de ruido máximo tolerable que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 65 decibelios, en Madrid, desde hace años, aproximadamente una de cada cuatro estaciones medidoras de ruido -hay 35- superan habitualmente ese nivel, lo que significa que en la capital, unas 880.000 personas sufren diariamente ruidos perjudiciales para su salud. "El 15 por ciento de los madrileños sufren los ruidos por encima de lo que permite la OMS -el 20 por ciento por la noche- frente al 10 por ciento de Roma o al 8 por ciento de Berlín. Es una auténtica vergüenza", afirmaba el candidato socialista.

Las estaciones que "sistemáticamente" superan el umbral de los 65 decibelios son: Paseo de Recoletos, Glorieta de Carlos V, Plaza de España, Gregorio Marañón, Escuelas Aguirre, Cuatro Caminos, Ramón y Cajal, y Plaza de Castilla. Y precisamente a una de estas zonas más ruidosas de Madrid, la Glorieta de Carlos V es a donde se ha trasladado este lunes Carmona sonómetro en mano para anunciar su plan.

Antes de este paseo, el candidato  del PSOE a la Alcaldía de Madrid ha acudido a un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum donde ha declarado que en la capital de España hace falta un alcalde "humilde que no insulte, que dé refugio y albergue a mendigos y a personas que no tienen techo" (en referencia a las polémicas declaraciones sobre los 'sin techo' realizadas por Esperanza Aguirre). 

Quizá le interese:

Carmona desmiente que un miembro de su lista electoral filtrase la información sobre la detención de Rato

Carmona promete la supresión de parquímetros en los barrios periféricos de la M-30

Carmona (PSOE) propone crear el "Palacio del Español" en el Mercado de Legazpi

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.