www.madridiario.es
Marcha contra el ERE de Coca-Cola (2 de febrero)
Marcha contra el ERE de Coca-Cola (2 de febrero)

Más de la mitad de los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada renuncia al plan de ajuste

Por MDO/E.P.
viernes 14 de marzo de 2014, 19:44h
Los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada han anunciado este viernes que continuarán con las movilizaciones después de que sólo cerca del 45 por ciento de los empleados de la planta se hayan adherido al plan de ajuste presentado por el embotellador único en España, según han señalado fuentes conocedoras del proceso.
La delegada sindical de CC.OO en la planta de Fuenlabrada, Mercedes Pérez, ha asegurado que la empresa no les ha facilitado los datos de adhesión de los trabajadores, aunque intuye que ha sido mínima porque están "totalmente concienciados", de forma que seguirán con los actos de protesta como en la 'marea blanca' de este domingo. "Seguiremos protestando ya estemos dentro o fuera. Estamos como los 300 de las Termópilas", ha indicado, agradeciendo además el apoyo popular. "Lo que queremos es que se sienten a hablar, que se sienten a negociar, lo que no hicieron durante el periodo de negociación obligatorio", ha asegurado.

Según han informado otras fuentes y a pocas horas del cierre del plazo dado por el embotellador único, se han adherido a este plan de salidas y recolocaciones más de 1.600 trabajadores de las áreas afectadas en toda España. En concreto, la adhesión al plan de ajuste en la producción de fábricas se sitúa entre el 90 y 100 por cien en las plantas de Asturias, Alicante y Palma de Mallorca, lo que contrasta con el dato del 45 por ciento de la plantilla de Fuenlabrada.

"Se ha apuntado mucha gente de otras plantas, pero en Casbega no. Aquí se ha apuntado gente de delegaciones de fuera de Madrid, del departamento comercial y de administración. De la parte industrial no está apuntándose la gente", ha aseverado la portavoz de CC.OO.

La portavoz de CC.OO. ha incidido en que la diferencia entre la planta de Fuenlabrada y las demás es "una cuestión de concepto". "Nosotros lo que queremos son los puestos de trabajo. No estamos hablando de dinero, sino del mantenimiento del tejido industrial. Que siga, que perdure. No todo se compra", ha insistido. Pérez ha añadido que el cierre de la fábrica madrileña es "una cuestión pura y llanamente política, una manía que tiene el nuevo accionariado", ya que considera que esta planta es la que cuenta con "la gente más preparada y más joven".

Coca-Cola Iberian Partners, tras no alcanzar un acuerdo con los representantes sindicales en la mesa de negociación, comunicó el 28 de febrero que abría un periodo de adscripción voluntaria de 15 días para que los trabajadores se adhirieran a su plan de ajuste, cuyo plazo acaba hoy a las 00.00 horas.

De esta forma, los trabajadores pertenecientes a cualquiera de los centros de trabajo y áreas afectados se podían acoger a una prejubilación a partir de 56 años, optar a una recolocación con una ayuda por traslado de 15.000 euros más 500 euros al mes para vivienda durante dos años, o solicitar una baja voluntaria incentivada con 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades más 10.000 euros adicionales.

Las salidas que se produzcan una vez finalizado el plazo de adhesión se harán con unas condiciones menos ventajosas, ya que se ofrecerá una indemnización de 33 días por año y 24 mensualidades como máximo. "Ahora mismo tienen un problema ellos. Coca-Cola se ha jactado de decir que no iba a haber despidos forzosos. Ahora se les ha apuntado voluntariamente todas esas personas, por lo que no hay motivo para despedir a nadie. ¿Qué van a decir a la opinión pública? ¿Por qué van a despedir si ya han conseguido lo que querían?", ha concluido Pérez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios