www.madridiario.es
Tiempos de crisis para las galerías de arte: el tsunami Covid-19 las deja en una situación crítica
Ampliar
(Foto: Art Madrid. )

Tiempos de crisis para las galerías de arte: el tsunami Covid-19 las deja en una situación crítica

miércoles 07 de octubre de 2020, 07:36h

Las nuevas restricciones impuestas por el MInisterio de Sanidad están causando los primeros estragos económicos en un sector con mucha presencia en la capital. Las galerías de arte han visto como el número de visitantes ha caído a cero en la última semana y la pandemia ya ha obligado a echar el cierre, según ha podido saber Madridiario, a dos galerías de arte de la calle Doctor Fourquet de Madrid. Con esta situación, la incertidumbre resulta total en un sector en el que el 40 por ciento de sus ventas depende de las ferías de arte que se celebran en diferentes puntos geográficos pero que, en esta edición, han quedado en suspenso ante la grave crisis sanitaria provocada por el Covid-19.

En el panorama madrileño, sonado ha sido el caso de ARCO, que ha decidido aplazar hasta julio de 2021 su 40º edición, programada en un principio para el mes de febrero. La decisión, según explicaron desde el comité organizador, se tomó con el objetivo de asegurar "la mayor presencia internacional" ya que consideran que para la segunda semana de julio habrá "un mejor entorno".

La afluencia de gente a las galerías antes del verano fue mínima. Ahora esperan que la situación mejore y se agarran a que el evento de apertura de temporada de las galerías de Arte Madrid tuvo una acogida del público "verdaderamente buena". "La afluencia de personas fue enorme", celebran desde la asociación. Sin embargo, esta afirmación, que en un primer momento puede parecer un signo positivo, se nubla con este dato: "A pesar de haber sorprendido la afluencia de gente que ha visitado estos espacios en el mes de septiembre,las ventas se han ralentizado". Por ello, como está ocurriendo en todos los sectores, desde las galerías de arte se regirán "por los principios de incertidumbre". "No se que pasará ahora", apuntan las mismas fuentes.

"Muchas galerías no podrán esperar a las ferías del año que viene"

A la galería Marta Cervera le bastan cuatro palabras para describir la situación: "Un desastre al 100 por cien". En verano, cuenta su propietaria, no fue "prácticamente nadie". Ahora, y teniendo también en cuenta las restricciones a la movilidad que hay en la capital, están teniendo, aproximadamente, tres clientes al día. Y este martes, hasta el medio día solo habían atendido a una persona que, además, tenía cita desde hacía unos días. "Es lo normal de estas semanas, apenas entra nadie", lamenta la galerista.

Por ello, se muestra "muy poco optimista" de cara al futuro y critica que las medidas restrictivas las adopten las autoridades sanitarias de un día para otro. "No podemos elaborar planes de futuro porque no sabemos que nueva medida tendremos al día siguiente", afirma. Esto provoca que las pocas citas que tienen agendadas se vayan retrasando. ¿El resultado? Las ventas continúan bajando y la situación, cuenta, empeora día a día.

Pero en un pensamiento "voluntarista", el dueño de Camara Oscura Galeria de Arte, Juan Curto, supone que el público y los compradores volverán a las galerías cuando la situación mejore: "Eso esperamos", deja en el aire este galerista que ve en esta crisis, "por el momento", un factor diferencial con la financiera de 2008: "Todavía vemos una actitud positiva y no de retraimiento". Explica que hace meses la gente, al no saber lo que iba a pasar, no gastaba. Ahora, explica, esto no ocurre, aunque se plantea que esta apariencia sea solo "cuestión de tiempo". De ser así, cree que se verá "un problema bastante serio".

ROGER BALLEN | Roger Ballen in Color

Además, el hecho de que no hayas ferias supone para muchos galeristas "estar en blanco" más de un semestre entero. "Vender poco o nada sería una expectativa difícil de asumir", apunta Curto, que entiende que "muchas galerías no podrán esperar a las ferias del año que viene", si las hubiese. Con todo, señala que las ferias "son una herramienta, aunque no lo más importante" para las galerías.

Eso sí, desde Arte Madrid señalan, aunque pueda sorprender viendo la opinión de otros sectores, que las administraciones "se han preocupado y han tratado de ayudarnos lo mejor que han podido". Explican que las galerías madrileñas han recibido ayudas a través del consistorio y que, además, la Comunidad de Madrid convocó en un primer momento una ayuda de 500.000 euros y luego otra de unos 525.000 euros destinados a compras. Pero no es suficiente, o eso opinan desde el colectivo artístico: "Está muy bien que se haga puntualmente una ayuda, pero deberían hacerlo todos los años". Para ello, reclaman una partida habitual en los presupuestos y una mayor atención para la cultura.

Aforos reducidos, experiencia segura

Aunque se rigen por la misma normativa que un comercio, ya que no tienen una regulación propia que las consideren centro de arte, como pueden ser los institucionales, sí que es cierto que las galerías comparten una característica especial y que, en épocas de aforo reducidos, se convierte un punto favorable para la recuperación del sector: a las galerías no acude mucha gente al mismo tiempo y, por tanto, es muy difícil que se acumulen más de seis u ocho personas en el espacio de arte.

"La experiencia física es insustituible"

Ello, sumado a que la gente va a las galerías a ver pero no a tocar, hace que sean espacios seguros en los que el visitante es muy diícil que entre en contacto con el virus. Eso sí, no todo podía ser positivo. Las galerías de arte, debido a sus características especiales, no habían desarrollado en profundidad unas plataformas de compra online, algo que podría también ayudar a levantar la cabeza del sector. Sin embargo, aunque muchas han decidido poner en marcha la digitalización de sus catálogos gracias, entre otras cosas, a las ayudas del MInisterio de Cultura, las fuentes consultadas por este medio coinciden en que "la experiencia de disfrutar la obra de arte en la galería es insustituible".

Curto suscribe que "la experiencia del arte no se vive en la pantalla" y, Lucía Mendoza, miembro de la Junta de Arte Madrid, afirma con rotundidad que "hay una experiencia, un sentimiento y una emoción que solo se levanta con el contacto visual directo y con el espacio que aloja la obra". Por ello, ambos esperan que el público y los coleccionistas vuelvan a disfrutar de los "espacios seguros como son las galerías".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios