www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Una fotografía de Paquito Fernández Ochoa expuesta en el Museo de esquí de Cercedilla.
Ampliar
Una fotografía de Paquito Fernández Ochoa expuesta en el Museo de esquí de Cercedilla. (Foto: Ayuntamiento de Cercedilla)

La proeza olímpica de Paquito sobre nieves japonesas

Por MDO
miércoles 13 de febrero de 2019, 07:55h
Tal día como hoy, sobre las nieves japonesas de Sapporo, un joven de 22 años llamado Paquito Fernández Ochoa marcaba un nuevo hito para la historia del deporte español obteniendo la primera medalla olímpica nacional en unos Juegos de Invierno. Casi medio siglo después de aquellas dos históricas bajadas en la categoría de slalom, la gesta del madrileño todavía es considerada como la mayor hazaña de la historia de los deportes de invierno en nuestro país.
El 13 de febrero de 1972 un joven de 22 años llamado Francisco Fernández Ochoa, conocido por todos como Paquito, estaba listo para descender la ladera del Tiene, en Sapporo (Japón) le tocaba disputar la primera manga de la competición en la categoría de slalom, modalidad en la que reinaban figuras mundiales como Gustavo Thoeni, Augert, Burgmann o Duvillard. Sin embargo, contra pronóstico y ante la sorpresa de los presentes, Paquito fue el más rápido de los 37 participantes en la prueba. Después llegó la segunda manga, en la que obtener el segundo puesto le valió para ser medalla de oro.

Llevaba el dorsal número 2, el cual quedaba presionado por el viento contra su vientre. De izquierda a derecha, la velocidad de sus esquís aumentaba con la cercanía a meta. Una vez allí, sonrisa y brazos arriba, pasó del asombro a la credulidad de un sueño que no esperaba cumplir. 109 segundos y 27 centésimas sobre la nieve japonesa que valieron un oro histórico para el deporte español en unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Como David contra Goliat, aquellas dos bajadas consumaron la victoria del pequeño contra los grandes. Un día en el que Paquito consiguió relegar a la segunda plaza a todo un campeón mundial como lo era el italiano Gustav Thoeni y al tercer puesto, a su primo Roland, que capturó ese día el bronce.

Un slalom perfecto que se comenzó a gestar a los 3 años en Navacerrada, impulsado por su padre, empleado de la Escuela Española de Esquí de Cercedilla. A partir de ahí su pasión se convirtió en profesión y es que Paquito disputó cuatro Juegos Olímpicos de Invierno (Grenoble, Sapporo, Innsbruck y Lake Placid) durante sus 18 años de carrera deportiva.

Tras su retirada, Paquito pudo ver cómo su hermana pequeña, Blanca, conquistaba la segunda medalla para España en unos Juegos de Invierno. Esta vez de bronce, Blanca se colgó el metal en los Juegos de Albertville en 1992 convirtiéndose en una de las mejores esquiadoras femeninas.

En 2006, Fernández Ochoa moría a los 56 años tras una larga enfermedad. Su muerte se produjo dos semanas después de la inauguración de una escultura en su honor en Cercedilla.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios