www.madridiario.es
La Hiruela
La Hiruela (Foto: Comunidad de Madrid)

Ocho municipios de la Sierra Norte contarán con viviendas de protección oficial para el alquiler

domingo 21 de junio de 2020, 13:41h

Tras pasar el peor momento de la pandemia, la Comunidad de Madrid ha iniciado la obra de un total de 45 viviendas de protección oficial para el alquiler en ocho municipios de la Sierra Norte de la región.

En el marco del Plan para la reactivación de Madrid diseñado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid para paliar las consecuencias dejadas en la región tras la crisis del Covid-19, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha puesto parte del foco en mantener e impulsar el sector inmobiliario teniendo como fin último “generar vivienda pública digna y a un precio asequible”.

La Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, área dirigida por David Pérez, hacía pública durante su intervención en el Foro de Economistas Inmobiliarios a principios de junio su intención de revitalizar la colaboración público-privada para impulsar la vivienda como fórmula para hacer frente a la situación de crisis económica y social derivada de la pandemia.

El Gobierno regional pretende con estas obras -que finalizarán en marzo de 2021- incrementar, como ya dio a conocer, el número de viviendas en alquiler con la determinación de una renta máxima de arrendamiento, durante un plazo mínimo de 25 años.

Las 45 viviendas situadas en la Sierra Norte madrileña están distribuidas en los municipios de Patones (15), Madarcos (2), La Hiruela (2), Puentes Viejas (4), y Robregordo (4), Berzosa del Lozoya (10), Horcajo-Aoslos (4) y Puebla de la Sierra (4).

Esta iniciativa viene acompañada de la instalación de la red de wifi y fibra óptica en los 78 municipios de la región afectados por el fenómeno de la despoblación, con una cifra inferior a los 2.500 habitantes. El Ejecutivo regional culminará estos trabajos a lo largo del presente año 2020.

Madarcos, La Berzosa, Puebla de la Sierra y Aoslos ya han iniciado los trabajos de construcción de estas residencias, con una inversión total de 6.505.300 euros. El principal objetivo pasa por revitalizar los pueblos de la Sierra Norte. Todas ellas formarán parte del compromiso del Ejecutivo madrileño de construir promociones de viviendas con alquileres a precios asequibles y que cuenten con una calificación energética A y B, procurando un menor consumo energético y una mayor sostenibilidad.

La tipología de las viviendas variará según los municipios. En el caso de Madarcos, la localidad con menor número de población de la Comunidad de Madrid, se van a construir dos viviendas de uno y dos dormitorios, respectivamente. En Patones serán 15, todas de dos dormitorios, con garaje y trastero.

Robregordo contará con cuatro viviendas de entre uno y tres dormitorios, y con superficies que varían entre los 60 y 70 metros cuadrados. Las cuatro de Puentes Viejas (Cinco Villas) dispondrán de dos dormitorios con una superficie útil media de unos 50 metros cuadrados y trasteros. Y, por último, las de La Hiruela contarán con dos y tres dormitorios y una superficie media entre 65 y 80 metros cuadrados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios