www.madridiario.es

El PP, IU y el PSC muestran su rechazo tras la explosión

La clase política condena el atentado

sábado 30 de diciembre de 2006, 00:00h

Las reacciones no se han hecho esperar tras la explosión registrada en la Terminal 4 de Barajas. Todos han condenado el atentado. El PP  exige saber cuál va a ser ahora la respuesta del Gobierno sobre el proceso de paz.

Francisco Alcaraz, presidente de la AVT/Foto:Nacho Hernández de Alba El presidente de la AVT, Francisco Alcaraz, mostró su más absoluta condena y su solidaridad para con los heridos y sus familias "en estos momentos tan difíciles". Alcaraz opinó que "la banda terrorista ETA ha demostrado con este atentado que no tiene ninguna voluntad de abandonar las armas, ni utilizar los métodos democráticos para conseguir el fin del terrorismo". Por ello, pidió al Gobierno una "respuesta contundente",  y le exigió que deje de negociar "con los asesinos de ETA" y que "no vuelva a hacerlo nunca más".

Además de exigir que los terroristas cumplan íntegramente sus condenas, la AVT espera que se deje trabajar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "para que los asesinos que andan sueltos puedan ser juzgados". En su opinión, el Gobierno debe volver, "sin dejar pasar un día más, al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, y aplicar la Ley de Partidos sin ningún tipo de miramiento, sin dejarse intimidar por los terroristas". Asimismo, la AVT vuelve a exigir, después de dos semanas, a los dirigentes socialistas Blanco y López Garrido que "rectifiquen y pidan perdón por menospreciar a las víctimas del terrorismo".

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, instó al Gobierno a explicar si considera que, tras el atentado, el alto el fuego de ETA está roto y si, en consecuencia, el Ejecutivo piensa cambiar su política antiterrorista. "Le pido al Gobierno que suprima cualquier contacto con la organización terrorista ETA", señaló Rajoy en rueda de prensa en Pontevedra, en la que solicitó además que se pare cualquier negociación con los etarras y que se vuelta "a la firmeza del Estado de Derecho y de la Ley". El Gobierno tiene la obligación de dar certidumbre a los españoles y tranquilidad al conjunto de la sociedad, según Rajoy, quien aseguró que el PP, por su parte, se reafirma en las convicciones y posiciones que ha venido manteniendo a lo largo de los últimos meses".


Ignacio González, vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid/Foto:Nacho Hernández de AlbaHasta el aeropuerto se trasladó el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid (CAM), Ignacio González, quien lamentó "esta salvajada" cometida en la T-4, en unos días en que los ciudadanos tienen programados numerosos viajes, aunque no se pronunció sobre la autoría del atentado. En declaraciones a los periodistas en la terminal, González dijo que la explosión fue "de gran intensidad" y afectó al 60 por ciento del módulo D del aparcamiento, así como al edificio de la terminal. El vicepresidente primero declinó hablar de pérdidas económicas porque "hasta que no termine la actuación de los TEDAX y de los bomberos" no se puede valorar.

Por su parte, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, pidió que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dé explicaciones "cuanto antes" del atentado y destacó la actuación de los servicios de emergencia de la capital. Cobo, que se encuentra de alcalde en funciones, señaló que el Ministerio del Interior "es quien debe dar los datos de la carga explosiva utilizada y de las demás circunstancias que han rodeado el atentado".

Gaspar Llamazares/Foto:MDOPor otro lado,  Izquierda Unida considera que el atentado constituye una "ruptura unilateral de la tregua por parte de ETA que provoca una interrupción del proceso de paz", según un comunicado difundido por esta federación. Para la formación liderada por Gaspar Llamazares, tras esta acción terrorista es necesario que las fuerzas políticas que han apoyado el proceso de paz en el País Vasco reorienten su estrategia de forma conjunta con el Gobierno. El objetivo de este replanteamiento debe ser, según su comunicado, "seguir luchando por un futuro de paz sin ningún tipo de violencia que responda a la demanda mayoritaria de la sociedad española".

La Comisión Ejecutiva del PSC también condenó "rotundamente" el atentado. En un escueto comunicado los socialistas catalanes expresaron su solidaridad con los heridos,  coincidieron en destacaron la actuación de las fuerzas de seguridad.

Además, la presidenta del Partido Popular del País Vasco, María San Gil, exigió que "se ponga fin a cualquier cesión o negociación con los terroristas y que se pongan los medios para su definitiva derrota". Para San Gil, la explosión "desmiente definitivamente la existencia de cualquier alto el fuego y nos sitúa a todos ante la cruda realidad de una banda que en ningún momento ha estado dispuesta a abandonar las armas".

Condenó también el atentado la portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, y señaló que "introduce la desesperanza" en los ciudadanos vascos pero tras el que el ejecutivo autonómico "no quiere y no puede dar por roto el proceso de paz". Azkarate afirmó que "de una cuestión no hay duda, si hay bombas no hay tregua y si hay tregua no puede haber bombas"

Por su parte, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, analiza con el Gobierno vasco y otros interlocutores la situación generada tras la explosión, mientras que los partidos políticos vascos mantienen aún cierta cautela a la hora de emitir sus opiniones sobre el atentado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.