www.madridiario.es
Garrido, este lunes.
Ampliar
Garrido, este lunes. (Foto: PP Madrid)

Casado falla en el primer gran acto del curso de Garrido con la prensa

lunes 17 de septiembre de 2018, 10:08h
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha participado este lunes en su primer desayuno informativo del curso político. La ausencia del líder del PP, Pablo Casado, ha sido elocuente en un momento en el que él debe decidir a quién presenta a las elecciones.

Hasta él ha bromeado sobre la retahíla de preguntas sobre su candidatura para las autonómicas de 2019. "No me lo esperaba, tendré que improvisar alguna respuesta", ha despachado este lunes el presidente Ángel Garrido ante los asistentes a un desayuno informativo organizado en la capital. "Lo que tenga que llegar, llegará", ha querido zanjar.

Desde hace semanas, su continuidad o no en el ticket electoral del PP fagocita gran parte de las intervenciones del sucesor de Cristina Cifuentes. Sus contestaciones, como la dada hoy, pendulan entre dos extremos muy próximos: su "gusto" por seguir al frente de la Real Casa de Correos de Sol -una candidatura revestida de ambición natural- y el reconocimiento de toda autoridad de la dirección nacional para elegir al "mejor" mientras él trabaja por "hacer las cosas bien". Porque, ante la ausencia de primarias, esa decisión compete exclusivamente al flamante presidente del PP, Pablo Casado. De ahí que cada gesto del líder se interprete como un paso más (o menos) hacia esa nominación.

El hombre "normal" de Pío

Casado no tenía ningún acto programado esta mañana a la hora del desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, pero el abulense ha decidido no arropar con su presencia a Garrido. Su falta en el primer gran encuentro del presidente con la prensa y representantes sociales y políticos de la larga precampaña que será este último curso político no ha pasado inadvertida. En su lugar, Génova ha delegado su representación en Javier Maroto, vicesecretario de Organización. Ante él, Garrido ha defendido la "revolución de la normalidad" como lema de su inesperada presidencia y, quizás, credencial a futuro.

El partido guarda silencio sobre quién defenderá las siglas del PP en mayo de 2019, pero algunas quinielas señalan al alcalde de Boadilla, Antonio González Terol, 'padrino' de Casado. El también diputado en el Congreso apoyó desde el primer momento al ahora líder de los populares, mientras Garrido evitó revelar si finalmente optaría por él en la segunda vuelta de las primarias. Los planes de la cúpula del PP pasan por decidir los cabezas de lista de grandes ciudades y autonomías este mes y presentarlos en un proceso que llegará hasta finales de año.

Al acto sí han acudido sus consejeros -entre los que hay algunas de las pocas voces en el PP madrileño que han pedido alto y claro que Garrido repita-, la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, y el del Senado, Pío García Escudero. Este último, responsable interino del PP madrileño, ha sido el encargado de presentar en el evento al jefe del Ejecutivo, a quien ha descrito como alguien "sobradamente preparado", que no conoce "atajos", sino "dos décadas de intensa preparación". "Yo, si soy de alguien, soy de Pío", le ha devuelto Garrido.

Mandoble a Sánchez

En su discurso, el presidente ha aprovechado para reivindicar cuatro objetivos, que se vienen a sumar al centenar de medidas anunciadas la pasada semana en el Debate del Estado de la Región. A la nueva asignatura sobre Unión Europea (UE) en Secundaria, se incorpora la creación de "un grupo de reflexión" sobre el futuro de la Comunidad. Este "consejo asesor" estará formado por líderes de instituciones y "sociedad civil" junto a "expertos a título individual" y su misión será la de desarrollar "propuestas de futuro" económicas, sociales y medioambientales.

Garrido, además, ha abogado por trabajar hacia dos metas más ambiciosas: convertir a la región en la "primera economía de España" y despojar a Cataluña de su trono, además de lograr "el pleno empleo".

En el terreno nacional (y ante el cáustico portavoz en el Ayuntamiento de Madrid José Luis Martínez-Almeida, también pretendiente de Casado), Garrido ha afilado su perfil mitinero y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le reciba en Moncloa. "Ya ha hablado con el independentista -ha afirmado en referencia al president catalán Quim Torra-, que hable ahora con las personas normales", ha abroncado.

Garrido, que ha suspendido con un benévolo dos sobre diez la gestión de Sánchez fruto de la amistad que les une desde que coincidieron como concejales de Madrid, le ha replicado que "no cuente" con él para aplicar sus políticas. "Ni siquiera" para "hablar", ha rematado, de la reclamación de las propiedades inmatriculadas por la Iglesia.

El presidente del Senado presenta a Garrido.
Ampliar
El presidente del Senado presenta a Garrido. (Foto: PP Madrid)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.