www.madridiario.es

ENTREVISTA

José Luis Moreno Casas, portavoz de economía del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Madrid.
Ampliar
José Luis Moreno Casas, portavoz de economía del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Madrid. (Foto: Kike Rincón)

Moreno: "20.000 comercios se van a ver afectados por los presupuestos de Ahora Madrid"

jueves 19 de noviembre de 2015, 07:42h
José Luis Moreno (Madrid, 1967) es el concejal del Partido Popular portavoz en el Área de Hacienda y Economía del Ayuntamiento de Madrid. Madridiario continúa con él la serie de entrevistas a responsables políticos relacionadas con los primeros presupuestos del Gobierno de Ahora Madrid.

Este presupuesto ha nacido como una semilla de conflicto entre los grupos políticos.
Hemos criticado desde el principio que llegamos a un acuerdo el 30 de septiembre entre el PP, el PSOE y Ciudadanos, encaminado a bajar los impuestos. Pensamos que, en el momento en el que estamos, era bueno que los comercios, como médula espinal de la economía de Madrid, tuviesen una bajada de impuestos. El liderazgo de esa bajada lo tuvo el Grupo Socialista con Antonio Miguel Carmona y su portavoz de Economía. Nosotros la apoyamos y se aprobó, al igual que las ayudas a familias numerosas y aquellas de renta limitada. Un mes después, nos encontramos unas cuentas orientadas a subir impuestos a los comercios. Por eso, criticamos que, si Ahora Madrid y PSOE quieren ir en contra de esos presupuestos, lo mejor es hacer una enmienda, no hay que ir en contra de lo que ha aprobado el Pleno que es el órgano de representación democrática de la ciudad. Si no respetamos las formas democráticas, dejamos el Pleno y nos dedicamos a la vida asamblearia, pero este organismo ha marcado bajar los impuestos y no se ha cumplido.

¿Hay consecuencias jurídicas?
Hemos puesto un recurso de reposición. Jurídicamente, nos dará la razón. No obstante, es posible que cuando llegue la sentencia, nos dirán que se cambie pero ya se habrá cambiado porque lo habrá aprobado el Pleno. No obstante, el Gobierno debe saber que vamos a estar vigilantes con el cumplimiento de la Ley. Porque la legalidad da legitimidad a los gobernantes y es la clave de la democracia.

Partimos de una base fiscal establecida por el Partido Popular ¿La fiscalidad de Madrid es alta, está bien como está o se debe reducir? ¿Qué fiscalidad querrían tener?
En el caso del IBI, la reducción que se va a producir este año va a ser de entre cinco y ocho euros de media por recibo, sobre una cuota media de 750 u 800 euros por año. Lo que vamos a reducir, teniendo en cuenta la revisión de los valores catastrales, es una cantidad discreta. La reducción que nosotros planteábamos en las iniciativas y que accedimos a desarrollar durante la legislatura representan una reducción de, aproximadamente, doscientos euros por recibo. Es decir, un 25 por ciento menos. Quedarnos en el mínimo legal del 0,4 por ciento. Lo planteamos junto con Ciudadanos y, de hecho, lo que aprobamos en el Pleno del 30 de septiembre, nos comprometimos a seguir reduciendo el IBI progresivamente durante la legislatura hasta ese límite.

Reducir al mínimo los impuestos ¿No le quita capacidad de maniobra al Ayuntamiento para poner en marcha los servicios públicos? ¿Se tendrían que retraer esos servicios?
Nunca en la historia una bajada de impuestos ha supuesto una bajada de actividad o de recaudación. Tengo clarísimo que la recaudación tiene que subir porque cada vez haya más gente que paga impuestos, no porque cada vez haya menos gente que paga más impuestos. La ecuación actual es que vamos a explotar al máximo a los contribuyentes, y lo que tenemos que intentar que haya más contribuyentes ¿Cómo te conviertes en contribuyente? Una parte tiene que ver con la dinamización, que es teniendo trabajo, y otra que tiene que ver con la inspección, que es que todo el mundo que tenga que pagar impuestos, los pague. Porque, por si no se sabe, los que tienen pisos sin registrar no pagan impuestos. Por lo tanto, tendremos que revisar en el Catastro quiénes tienen pisos en estas condiciones. Y de ahí sacaremos bolsas de fraude que se estiman entre 12 y 25 millones de euros anuales. Hay instalaciones por las que no se pagan impuestos como las ilegales o las piscinas... Ahí es donde hay que actuar, no sobre los contribuyentes ya localizados. Sobre todo, con los comerciantes, porque cuanto más les persigues con impuestos, menos personas contratan para incentivar la actividad comercial. Yo prefiero tener más contribuyentes pero, para eso, tengo que tener impuestos más bajos. Quien siempre sale beneficiado por la bajada de impuestos son las clases medias y las que tienen menos capacidad de planificación fiscal. Cuanto más sofisticada es una familia, más impuestos paga, porque tiene capacidad para planificarse. Una familia sencilla, más necesidad tiene de que se le bajen los impuestos porque no tiene tanta capacidad de planificación fiscal.

¿Cuánto cuesta bajarle el IBI también a las grandes superficies comerciales?
Le hubiera costado al presupuesto del Ayuntamiento en torno a 10 millones de euros.

¿Es tan grave esa subida, teniendo en cuenta que las grandes empresas representan poco en el tejido económico y de empleo de la ciudad?
Hay un discurso del actual equipo de Gobierno que es peligroso: cuando cometen una injusticia que afecta a pocas personas, consideran que la injusticia es menor. La injusticia es injusticia afecte a muchas o a pocas personas. Porque la estrategia de decir que lo que no me afecta, no me importa, provoca que, al final, vayan a por ti. Además, no son tan pocas porque estamos hablando de miles. Por ejemplo, en el caso de la bonificación que afecta a los comercios en edificios protegidos son 2.843 comercios, con familias detrás. En cuanto a creadores de empleo, hablamos de 6.813 comercios. Los afectados en total son unos 20.000 pero están generando empleo y riqueza. Hay dos tipos de empresarios: los que presionan al Gobierno para sacar algo a cambio y los que, como los comerciantes, con su esfuerzo personal, generan riqueza. A esos hay que apoyarles a crear puestos de trabajo. Lo que piden al Gobierno es que les deje tranquilos para que puedan desarrollar su labor. En la economía de Madrid, buena parte del empleo que se crea, lo hace en el comercio y estos presupuestos van en su contra. Sean pequeños o grandes, porque se están considerando grandes empresas a locales de Mercadona u otras similares que dan empleo en cada centro a 60 o 70 personas. Son decisiones negativas que suponen una penalización de su trabajo. Al final, ¿queremos que la gente trabaje en Mercadona, El Corte Inglés o Zara, o queremos que la gente esté pidiendo subvenciones? Yo creo que es mejor que la gente, con su sueldo y su trabajo, pueda comprar lo que quiera.

Los comercios que están en edificios protegidos, ¿deberían perder todas sus bonificaciones fiscales?
Creemos que deben seguir bonificados porque esa rebaja permite que tengas mayor renta disponible para afrontar el sobrecoste de mantenimiento especial del edificio.

Pero el PP se planteó quitarlo.
Lo que hizo el PP es bajar la bonificación del cien por cien al 80 por ciento. Desde luego, no lo quitó. Lo que se plantease, no lo sé. Es como con la tasa de basuras: la realidad es que el Partido Popular quitó la tasa de basuras. Si el Gobierno de Ahora Madrid la vuelve a poner será porque piensan que es mejor que la gente pague tasas por ese tipo de servicios ya cubiertos con los impuestos que se pagan, incluidos dentro del IAE y del IBI, por ejemplo. El que contamina, ya está pagando impuestos.

¿Consideran que no debe haber una tasa medioambiental en Madrid?
Consideramos que debe haber los mínimos impuestos necesarios para mantener los servicios que sean importantes para la ciudad: la limpieza, el transporte, la movilidad... Vemos que todo este dinero que se obtiene por tasas no está destinándose a que la ciudad esté más limpia. La filosofía del IBI es que dentro del mismo vaya incluido el pago de servicios que ofrece el Ayuntamiento, y la limpieza es un servicio totalmente municipal...

Con el PP se ha estado pagando varios años.
Que se haya hecho en el pasado, no significa que se tenga que hacer en el futuro. Como decía, el IBI no es un impuesto de patrimonio encubierto, sino el pago por los servicios que presta la ciudad a tu inmueble. Lo más parecido al impuesto de patrimonio es la plusvalía, que es otro impuesto que tiene complicaciones. Nosotros propusimos su rebaja, porque el Ayuntamiento está cobrando este impuesto en transacciones donde no existe dicha plusvalía, porque los edificios ahora valen menos que en el momento en el que se compraron. Estamos haciendo algunas iniciativas como que, cuando no se produzca un incremento del valor de una vivienda, no puedas cobrar plusvalía. Es un tema donde vamos a dar la batalla.

¿Hay que dotar de más progresividad al IBI?
No es posible porque no lo permite la Ley. Ya hay progresividad en el sentido de que tú pagas IBI en función del lugar y el tamaño de tu vivienda. Eso es lo más progresivo. Ahora el Gobierno municipal dice que se va a pagar IBI por la renta del que vive dentro de la vivienda. Eso es el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Cuando tú utilizas una figura fiscal para penalizar un objeto distinto, lo que haces es prostituir el sistema fiscal que estabas planteando.

Pero dice que el IBI se paga en función de unos servicios recibidos y no hay un equilibrio territorial en esa materia.
Entonces, lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es que todos los barrios tengan el mismo nivel de servicios, no decir que, si hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, a los de segunda se les haga pagar menos impuestos para darles menos servicios. La responsabilidad municipal es dar servicios donde sean necesarios porque es su objeto. El equilibrio en los distritos ha aumentado de 20 años a esta parte.

El Ayuntamiento se ha echado atrás en materia fiscal con las familias numerosas.
Valoramos positivamente esta decisión porque supone el triunfo de la razón, al incorporar al régimen de bonificaciones a las viviendas de familias numerosas que tengan un valor catastral de entre 204.000 y 408.000 euros, que es lo que acordamos el 30 de septiembre. Por encima de estas cifras, nunca se planteó ninguna bonificación. Pero no tenía sentido castigar a viviendas en estas condiciones por recaudar algo más de un millón de euros.

También denuncia subidas en el Impuesto de Actividades Económicas.
Se sube unos diez millones en las áreas donde hay comercio. Si en esos lugares penalizas la situación del comercio, muchas tiendas cerrarán y se irán del lugar porque no es la situación de los comercios tan boyante como para darle otra vuelta de tuerca en sus presupuestos del año que viene. A eso se añade que han quitado la bonificación del ICIO. A mi juicio, penalizar a una empresa que hace obras para que su tienda sea más bonita y genera empleo con las obras, es un error descomunal ¿Qué problema hay? Esta manía persecutoria del equipo de Gobierno con respecto al comerciante es nefasta para la riqueza y la creación de puestos de trabajo en la ciudad.

En materia de multas, se postularon los partidos políticos planteando que debía haber multas educativas.
Defendimos en campaña que la primera multa no tuviera interés recaudatorio. Nosotros no defendemos que el objetivo de una multa sea la recaudación, sino el cambio del comportamiento, claramente. Sobre todo, en las primeras multas. Debe haber un carácter punitivo sobre aquellas personas que incumplen las normas de manera reiterada. También planteamos que, en función del número de veces, el coste de la sanción crezca.

El PP liberalizó la ordenanza de uso del espacio público y de terrazas para aumentar la recaudación. Ahora que remonta la economía, ¿consideran que hay que retraer esa normativa, teniendo en cuenta que se están dando episodios de incumplimiento y masificación?
En el tema de las terrazas, lo importante es que se cumpla la ley en horarios y requisitos, y que sea igual para todos. Y, además, la ley debe ser sencilla y entendible por los vecinos y los propietarios de las terrazas. Lo que pido al Gobierno municipal es que se cumpla la Ley, y entonces nos tendrán a su lado. Si la ordenanza no les gusta, que la cambien, pero mientras tanto, que la cumplan. Y es cierto que es un equilibrio complicado el de conciliar el descanso de los vecinos, la actividad económica y el disfrute de otras personas. Eso se consigue con horarios y normativa clara.

El Gobierno municipal asegura que no va a enajenar suelos y, de hecho, la compra va a ser la mayor inversión de 2016. El PP vendió mucho suelo en legislaturas anteriores ¿La reducción de sedes en alquiler y la compra de suelo es una estrategia acertada?
El concejal de Hacienda hace lo que todos los concejales de Hacienda en su sano juicio hacen en su posición: cumplir la Ley. Los compromisos están para cumplirse. La adquisición de suelo verde y viario asciende a 51 millones. El suelo patrimonial que se va a comprar es por valor de 48 millones. Venden plazas de garaje por tres millones. Y hay un plan de rehabilitación de edificios por 138 millones que entra en contradicción con la medida de quitar la bonificación a aquellos que rehabiliten para hacer obras.

Anuncian contrataciones. El PP abogó por la amortización de plazas. Se ha criticado la estructura de asesores ¿El Ayuntamiento necesita personal de base? ¿Hasta qué punto era necesaria determinada estructura directiva?
Nosotros llevábamos en el programa la reducción de cargos directivos y, desde luego, la desaparición de la figura del gerente era una de las propuestas que el otro día se aprobó por unanimidad. Nos parece positivo todo lo que suponga reducir el personal directivo, siempre y cuando la gestión sea posible, y eso está por ver. Por ejemplo, en el ámbito de la movilidad, no sé si han reducido directivos, pero claramente estamos peor que hace unos meses. Y la situación está siendo muy costosa. Probablemente, más costosa que lo que costaron esos puestos. Nosotros defendemos una estructura directiva razonable. Pero hacer demagogia con las directivas en un organismo que gestiona 45.000 personas tiene muchos riesgos.

¿Consideran que se necesita más personal en cuerpos como Samur, Policía o Bomberos? Los sindicatos dicen que los servicios están casi colapsados.
Nosotros hemos gestionado el servicio con el personal que hay. Si hubiéramos pensado que necesitábamos más personal, lo hubiéramos contratado. Si no lo hicimos es porque pensamos que no era necesario. Lo que hay que hacer es optimizar servicios, no incorporar más personal. Cuanto más personal incorporemos, más coste les va a suponer a los contribuyentes y, al final, crear puestos de trabajo en el sector público, penalizando al sector privado con sus impuestos, me parece un error. Creo que tenemos una plantilla suficiente para hacer los servicios. Si quieren cambiar las prioridades, tendrán que mover personal de un sitio a otro.

No se puede convertir un bedel en un policía municipal.
En cuestión de cifras, habría que hacer la comparativa de cuántos policías tenemos en Madrid con respecto a la de Barcelona o París. Depende de las funciones de cada cuerpo. Nunca he conocido a ningún gestor público que diga que se necesita menos personal. Hay que analizar caso por caso, y hablar con los responsables de las áreas y que expliquen cuál es el motivo de la pertinencia de su plaza. Por ejemplo, el otro día publicaba un medio que se va a formar a 18 bomberos para comunicación. Formar a un bombero, que es muy costoso, para labores de comunicación, me parece un error. Los bomberos están preparados para lo que están preparados. Y, además, debemos tener siempre en cuenta que estos puestos de 24 horas el concepto de turnicidad. Cada vez que se establece un puesto de estas características, realmente hay trabajando cuatro o cinco personas para cubrirlo. Si tienes en un colectivo 500 personas, realmente, tienes 100. Al final, tienes que ver qué coste tiene ese servicio 24 horas para la ciudad.

Están previstas varias municipalizaciones ¿Están de acuerdo en las municipalizaciones o en algún formato mixto?
Hay varios aspectos. Uno legal que limita el crecimiento de las plantillas, y hay que cumplirlo. El incremento de la plantilla es una cuestión política. Evidentemente, nosotros no hemos estado por la labor de incrementar la plantilla de trabajadores públicos en determinados servicios, sino hacerlo con la colaboración público- privada. Lo que hay que mirar en ese caso es que se respete el concepto de mérito y capacidad. Lo que no puede ser es que una persona que no ha hecho una oposición o que no demuestra mérito y capacidad, se sitúe en la posición de un empleo público de por vida que sí que lo tienen los funcionarios y laborales. Esa parte la vamos a vigilar. Tenemos que ver, además, si en las ciudades de vanguardia los servicios se dan con plantillas públicas o privadas. Yo tengo la sensación de que parte del movimiento que pretende el Ayuntamiento es una vuelta al pasado. En el tema de Lineamadrid, que es un servicio de diez, pensar que municipalizando el servicio se va a dar un servicio superior es un absoluto error. Así tendríamos que ver caso por caso. En todos los países avanzados, se prestan estos servicios por empresas privadas. Yo considero que el pan es muy importante, y nunca me he planteado la necesidad de hacer panaderías públicas. Pues así con el resto de servicios. No sé por qué determinados servicios los deben hacer empleados públicos, sino que debe haber supervisión pública del trabajo de las empresas privadas. Porque, evidentemente, si no se supervisa, baja la calidad.

Se ha hablado de los sueldos de los concejales...
Ese aspecto es demagógico y estamos en contra de cambiar estos sueldos. No vamos a entrar en ese debate. Pensar que si pagando menos a los políticos vas a tener mejores políticos, es un error. Los salarios deben estar en consonancia con la sociedad en la que vivimos. Ahora que se está haciendo un ejercicio de transparencia, debe explicar cada uno cuánto ganábamos antes de la política, cuánto gana en política y cuánto va a ganar cuando deje la política. Eso es lo que interesa a los ciudadanos. Aquellas personas que piensan que nos metemos en política por el salario, están equivocadas.

El concejal de Hacienda ha dicho que hay deuda ilegítima. Sin embargo, se ha aprobado un presupuesto en el que se incluye la deuda. En el momento en el que se aprueba un presupuesto ¿las obligaciones pasan a ser legítimas legalmente? ¿La auditoría ciudadana puede modificar esta situación?
La noticia buena es que el presupuesto contempla el pago de los intereses de la deuda que había comprometida. Pagar las deudas es una de las principales responsabilidades de los gestores públicas. Cuando cuestionas la deuda, comienzas por la deuda financiera y puedes acabar cuestionando la deuda de los proveedores, o por qué no, el salario de los trabajadores. El que paga, paga todo. Y el que no paga, no paga nada. Estoy contento de que se paguen las deudas. Todas las declaraciones del concejal de Hacienda sobre este tema han sido tremendamente negativas para la percepción como pagador del Ayuntamiento de Madrid. Desde luego, esto ha supuesto un sobrecoste para los inversores que tienen deuda en bonos del Ayuntamiento y aquellas entidades financieras que tienen en su cartera préstamos del Ayuntamiento. Y, desde luego, hemos afectado a la imagen porque hemos estado jugando con las palabras con términos como auditoría popular, que es como la justicia popular, que ni es justicia, ni es nada. Y estos conceptos de legítimo y legal significan que todo lo legítimo es legal y viceversa. La intervención y los servicios jurídicos del Ayuntamiento han dado su beneplácito a estas deudas. Es un debate en el que no merece la pena entrar mucho, aunque dé mucho de sí en debates y asambleas, pero creo que lo importante es que vamos a pagar deuda, intereses y preamortizaciones, cumpliendo con la Ley. El debate es hueco.

Pero si se toman otras decisiones políticas como la auditoría, no es tan hueco.
Sí es hueco. Porque llegados a ese punto, ¿por qué me voy a creer yo que no pagamos las deudas con el sector financiero y sí las pagamos con los proveedores o de los trabajadores? El que empieza a dejar de pagar, no paga primero a la Seguridad Social, luego los intereses y luego deja tirados a los proveedores. Tenemos que hacer unas cuentas y unas finanzas sostenibles. Tenemos que ver los ingresos y, en función de eso, adaptar los gastos. Y, si quieres gastar más, sube los impuestos. Nosotros estamos en contra, pero si Ahora Madrid quiere subirlos, que los suba, siempre que pague las deudas. Las suyas y las heredadas. La situación del Ayuntamiento es la que es y llega a un ejercicio presupuestario con mucha capacidad para hacer inversiones importantes. Ya me hubiera a mí gustado poder tener una herencia financiera en el Gobierno de la nación, como la que ha tenido el Gobierno municipal.

Sin embargo, se abandona la senda de amortización de deuda para dedicarlo a inversiones.
El concejal de Hacienda vende como una reducción de gasto en pago de intereses y amortización de deuda que ha generado el Gobierno anterior. La parte dura del plan de ajuste terminó este año y por eso en 2016 se dedicará menos dinero a pagar deuda. Porque la parte dura del ajuste se ha producido. No por decisión del señor Mato. Con respecto al excedente de este año, el Ministerio le obligará a que parte de ese excedente presupuestario se dedique a amortización de deuda. Y cuando llegue el momento, en octubre o noviembre del año que viene, veremos cómo una parte del excedente de este año va a preamortización de deuda. Y, otra cosa importante. Cuando se habla mal de la deuda, diciendo que hay que pagar muchos intereses, pero luego no se baja el nivel de deuda, hay una contradicción. O no estás de acuerdo con la deuda y la preamortizas, o sí estás de acuerdo y no la reduces. Pero si no haces nada, no lo critiques. Si Mato no dedica más recursos a preamortizar deuda, es porque considera que el nivel de deuda es sostenible. Si no, lo haría. Porque los anteriores equipos de Gobierno tuvieron que hacerlo por la crisis y el plan de ajuste.

Lo que se plantea es no dedicar tanto a la deuda.
El dinero que dedica a la deuda el actual equipo de Gobierno es el que dejó diseñado su predecesor. Porque el período gordo de ajuste se produjo hasta 2015. Si antes amortizábamos niveles de en torno a mil (millones), ahora amortizamos quinientos. Pero no es por la magia de Ahora Madrid, sino porque el anterior equipo de Gobierno hizo los deberes.

¿Compensa renegociar créditos?
El concejal de Hacienda dice que no. En el tema de los 'swaps' hay una parte buena y una mala. La buena es que fijan un precio máximo a pagar. La mala, es que fijan un precio mínimo a pagar. En situaciones de tipos de interés bajo, el 'swap' va en tu contra. Cuando vuelvan los tipos de interés altos, irá a tu favor. Normalmente, quien impone el 'swap' es el prestamista, no quien toma el crédito. El Ayuntamiento no tomó libremente la decisión de contratar un 'swap': o cogía el dinero con esta condición, o no lo cogía. Hay una cosa muy importante que hay que añadir. Las administraciones públicas no nos dedicamos a los casinos. Fijar el precio de la deuda es la decisión más inteligente posible. Para valorar la decisión que tomó el Ayuntamiento en 2011, tenemos que esperar a que finalicen los 15 ó 20 años del 'swap' para saber cuánto han cobrado y gastado, y saber, en función de ello, cuánto ha costado. Todas las operaciones de 'swap' tienden a tener un coste cero, porque hay años que pagas de más, y otros que pagas de menos. Estamos hablando de proyecciones financieras y mecanismos que, igual que los contratan entidades públicas, lo hacen entidades privadas. Y son decisiones de tipo financiero. Lo dije el otro día al concejal de Hacienda. Decir que algo que has contratado en 2011, cuando estamos en 2015 y han bajado los tipos de interés por una decisión del Banco Central Europeo, te perjudica está bien, pero hay que explica que el coste medio de esos 'swaps' está en torno al 4 por ciento, y el coste medio de la cartera del Ayuntamiento está en torno al 3 por ciento. La diferencia de sobrecoste es ese uno por ciento. Lo del tipo cero es con determinados clientes y vencimientos, y con determinadas cantidades. El sobrecoste, en el largo plazo, cuando los tipos suban al cinco o cinco y medio por ciento, serán una operación provechosa para el Ayuntamiento de Madrid. Las operaciones financieras hay que verlas en su globalidad y no en un punto concreto. Criticar una decisión concreta tomada en 2011, cuando los tipos estaban al 4 por ciento, antes de los anuncios de Dragui, no me parece una mala decisión. Yo no soy capaz de adivinar el futuro. Otros son capaces.

¿Creéis que estos presupuestos, tal y como están, van a salir adelante, teniendo en cuenta las elecciones, los enfrentamientos entre partidos e internos, los debates y pasos atrás del Gobierno municipal?
Sabemos que el equipo de Ahora Madrid va a hacer enmiendas a su presupuesto. El PSOE está negociando enmiendas con nosotros y con Ahora Madrid. Es seguro que los presupuestos que se aprobarán el día del Pleno, que será el 23 de diciembre, serán, en parte, distintos a los presentados el otro día ¿Cómo de distintos? Dependerá del resultado electoral. En función de ese resultado electoral, habrá determinados cambios que serán mayores o menores.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Moreno: "20.000 comercios se van a ver afectados por los presupuestos de Ahora Madrid"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    449 | Desdelforo - 19/11/2015 @ 13:27:17 (GMT+1)
    La entrevista de este señor no tiene desperdicio:
    Critica que se baja poco el IBI cuando ellos no pararon de subirlo en sus años de gobierno.
    Critica que la grandes superficies con beneficios multimillonarios ubicadas en edificios históricos paguen el IBI
    Dice que hay que pagar impuestos mínimos para limpieza o transporte cuando han dejado la limpieza o el transporte en un estado lamentable
    Dice que bajar los sueldos de los concejales es populista cuando los suledos de los trabajadores en general están por los suelos y se ha recortado en servivios públicos esenciales

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.