www.madridiario.es
Basura en la calle Barbara de Braganza por la huelga de limpieza
Basura en la calle Barbara de Braganza por la huelga de limpieza

El Ayuntamiento decretó "riesgo para la sanidad ambiental" antes de la entrada de Tragsa

Por Carmen M. Gutiérrez
martes 19 de noviembre de 2013, 14:19h
El delegado de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito, firmó el viernes una declaración de "extraordinaria y urgente necesidad de proceder a la limpieza de determinadas vías" para ordenar la contratación de Tragsa con el fin de que limpiara la ciudad. Ha salido publicada este martes en el Boletín Oficial del Ayuntamiento. El Ayuntamiento negó que existiera riesgo para la salud.
El viernes 15 de noviembre, 10 días después del comienzo de la huelga de limpieza, el Ayuntamiento dictó un decreto por el que se declaraba "la situación de extraordinaria y urgente necesidad de proceder a la limpieza de determinadas vías y espacios públicos", para justificar la entrada de operarios de Tragsa para realizar los servicios mínimos. En el texto, se mantiene que "existe un deterioro importante de la sanidad ambiental, debido a la acumulación de gran cantidad de suciedad y residuos", lo que estaba provocando un "aumento de la proliferación de vectores-plaga". Todo ello "está suponiendo un riesgo para la sanidad ambiental de determinadas zonas de la ciudad especialmente sensibles por la densidad de población expuesta o por el mayor riesgo de exposición a población especialmente vulnerable".

Este decreto ha pasado desapercibido hasta este martes, día que ha salido publicado en el Boletín Oficial del Ayuntamiento. El concejal de UPyD, Jaime Berenguer, ha preguntado por él durante la Comisión de Medio Ambiente al concejal del ramo. Sanjuanbenito ha negado que se tratase de un decreto de alerta sanitaria y ha asegurado que se informó a las partes afectadas. Además, el Gobierno municipal no reconoció en sus intervenciones durante la huelga que hubiese riesgo para la salud.

Durante la comisión, los grupos políticos han tenido la primera oportunidad de debatir sobre la huelga de basuras, que acabó el domingo. La oposición ha insistido en responsabilizar de la huelga al Ayuntamiento y el contrato integral para limpieza viaria que adjudicó, después de escuchar las explicaciones del Gobierno municipal de los últimos días. Sanjuanbenito ha asegurado este martes que no deseaban que se produjese tal conflicto, que respetan el derecho de huelga, que consideran "intolerables los actos de coacción y sabotaje que se produjeron" y que su actuación fue "decisiva" para que se resolviera la situación. "Los madrileños han sido los únicos perjudicados de esta huelga", ha sentenciado el edil.

"Queríamos ver si eran capaces de hacer autocrítica y veo que no", le ha respondido el concejal de UPyD, quien ha acusado al Gobierno municipal de 'liarla parda'. Berenguer ha criticado que en las palabras del responsable de Medio Ambiente "no hay más conclusión que los trabajadores han llevado a cabo actos de sabotaje", porque, en su opinión, los "madrileños son rehenes de su mala gestión" y no de los trabajadores. UPyD ha insistido en que tras el "despilfarro" de años anteriores "ahora no hay dinero para limpiar".

Desde IU han recriminado al Gobierno municipal que asegure que no sabía que se podía llegar a esta situación y le ha recordado que en una veintena de ocasiones habían preguntado en comisiones y plenos por los contratos integrales. "Es culpa de ustedes no de los trabajadores (...) O esperaba que los trabajadores no dijeran nada ante la precarización de su situación", ha indicado la edil Raquel López, quien ha dicho que ella también hubiese quemado contenedores y hubiese "hecho más" si se hubiese puesto "en peligro el pan de sus hijos". Además, ha calificado de "vergüenza" que se "haya intentado vulnerar el derecho a la huelga" y que espera que la justicia así lo considere.

López también ha destacado que el servicio de limpieza y jardinería se va a degradar, debido a que el ERTE de 45 días por año que han aceptado los trabajadores para evitar los despidos y otras rebajas salariales propuestas por la patronal supondrá que haya menos trabajadores en la ciudad. En el mismo sentido, se ha pronunciado Ruth Porta, del PSOE, quien ha asegurado que habrá 1.000 trabajadores menos en la calle y que el propio concejal de Medio Ambiente dijo en la anterior comisión que con esa reducción no se podía garantizar la limpieza de la ciudad. La socialista ha indicado que "el contrato es un fracaso", porque no asegura la calidad del servicio.

Sanjuanbenito en sus turnos de réplica ha insistido en que el ahorro de los contratos integrales será de 100 millones al año y que no generan despidos, sino "eficiencia y ahorro a los madrileños". El concejal ha asegurado que no van a modificar ninguno de los otros contratos integrales que tienen en marcha, ante la denuncia de IU de que pueden suponer despidos y va a influir en los servicios públicos.

Más información:


Consulte el decreto
Los trabajadores recelan de otros seis contratos de Botella
Desconvocada la huelga de limpieza
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios