www.madridiario.es

Se suma a los otros once hospitales que protestan por la reforma sanitaria

También se encierran en el Gregorio Marañón

También se encierran en el Gregorio Marañón

Por MDO/Efe
lunes 12 de noviembre de 2012, 00:00h
Los trabajadores del Hospital Universitario Gregorio Marañón se hallan encerrados desde este lunes en el aula magna de este centro, con lo que ya son doce los encierros en hospitales madrileños en protesta por la "privatización de la sanidad pública".
Este hospital se suma así a la oleada de encierros iniciada el pasado día 2 por los profesionales del Hospital de La Princesa que se ha extendido a los hospitales Infanta Leonor, Henares, Tajo, Sureste, Infanta Cristina, Infanta Sofía, Carlos III, Príncipe de Asturias, Niño Jesús o Doce de Octubre.

Además, está previsto que los trabajadores del Hospital de Getafe decidan hoy en asamblea si se encerrarán también en protesta por las medidas del Plan para la sostenibilidad de la sanidad pública, presentado por el Gobierno regional el pasado día 31.

En el Gregorio Marañón "más de 1.000 trabajadores, cuyos contratos finalizan el día 31 de diciembre, desconocen si estarán trabajando el próximo 1 de enero", señalan en un comunicado tras iniciar el encierro por decisión adoptada en asamblea.

Entre los motivos de la oleada de protestas, señalan "el cierre del Instituto de Cardiología y de la UCR, la centralización de los laboratorios clínicos, la transformación del Hospital de La Princesa en un 'gueto' para pacientes mayores de 75 años y del Hospital Carlos III en un hospital de media y larga estancia".

También se oponen a "la privatización de la Lavandería Central de Mejorada del Campo y de los hospitales Infanta Cristina (Parla), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Leonor (Vallecas), Hospital del Henares (Coslada), Hospital del Tajo (Aranjuez) y Hospital del Sureste (Arganda del Rey), así como del 10 por ciento de la Atención Primaria".

A su juicio, que se privaticen "las categorías no sanitarias de todos los centros de la Comunidad de Madrid (cocina, lavandería, mantenimiento y almacenes) supone el desmembramiento del ya agonizante sistema sanitario público madrileño", añaden.

También acusan al Gobierno de pretender poner la sanidad "en manos de grupos de inversión y fondos de capital de riesgo como CVC (Capio), Doughty Hanson, Goodgrower (Adeslas), Atitlán (Angels Capital) o grandes consorcios como BUPA Internacional Health Insurance (Sanitas), que pondrán sus intereses empresariales por delante de la salud de los pacientes", concluye la nota.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios