www.madridiario.es
Beatriz Carvajal en la obra 'Noche de difuntos'.
Ampliar
Beatriz Carvajal en la obra 'Noche de difuntos'. (Foto: Antonio Castro)

Noche de difuntos en el teatro Fernán Gómez

miércoles 28 de octubre de 2020, 10:24h

Durante solo cuatro días el teatro Fernán Gómez recuerda en su programación la fiesta de Todos los Santos, el fin de semana para la memoria de los difuntos. Y lo hace con un montaje escénico que ha titulado así: Noche de difuntos, con dramaturgia de Daniel Migueláñez y Carlos Jiménez.

Ellos han creado un inframundo dominado por la Muerte al que Caronte acerca periódicamente nuevos fallecidos. Llega el momento en que aparece José Zorrilla y allí se reencuentra con Bécquer, Larra o Espronceda. Ellos discuten sobre el romanticismo y sobre su influencia liberalista en la política española del siglo XIX. En el transcurso de la representación aparecen referencias a obras de esa época en las que aparece la muerte, como La leyenda del Miserere, Don Álvaro o la fuerza del Sino o El estudiante de Salamanca.

Beatriz Carvajal encarna al personaje conductor de la muerte. Los románticos con Federico Aguado, Javier Lago, Daniel Migueláñez, David Saraiva, Álvaro Baños y Elisa Marinas. Esta última es también quien firma la dirección del montaje.

Se ha perdido la gran tradición del teatro español en Todos los Santos de representar Don Juan Tenorio. Lo hacían en Alcalá de Henares al aire libre pero en las actuales circunstancias, resulta imposible.

Aunque Don Juan de Zorrilla se estrenó en 1844 en el teatro de la Cruz no sería hasta 1866 cuando se representó en el Español el 31 de octubre, en una nueva refundición del autor. Tras quince años de exilio, Zorrilla volvía a España y Madrid le tributó un gran homenaje, que incluyó la representación del Tenorio protagonizada por Cándida Dardalla y Pedro Delgado. A partir de entonces resucitaba cada año por esas fechas. En el teatro Español se registran más de cincuenta reposiciones, aunque la última se remonta ya al año 2002.

Recurrir a la muerte en el teatro es un recurso habitual. Lo es menos usar de la fantasmagoría para el desarrollo dramático de una obra. La aparición del padre de Hamlet o del Comendador, son elementos dramáticos de primer orden. No olvidemos que también es un recurso cómico, infalible en el caso de Un marido de ida y vuelta, de Jardiel Poncela, en la que el difunto Pepe campa a sus anchas por su mansión vestido de torero. Ahora mismo se representa en el Muñoz Seca, La mujer de negro, una de las obras de apariciones más populares de las últimas décadas.

En cualquier caso, la Noche de difuntos del Fernán Gómez no pretende jugar con el miedo, sino con el reencuentro en la otra vida de quienes compartieron ideas y aventuras.

Noche de difuntos se representa en la sala Guirau, del Fernán Gómez hasta el 1 de noviembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios