www.madridiario.es
'Las obras de los Juzgados de Plaza de Castilla no van a lucir, falta espacio'
Ampliar
(Foto: Lara Menéndez)

"Las obras de los Juzgados de Plaza de Castilla no van a lucir, falta espacio"

lunes 03 de febrero de 2020, 07:40h

Tras años de quejas por parte de sindicatos y trabajadores, las instalaciones de los juzgados de Plaza de Castilla comenzaron sus obras de mejora y remodelación en 2017, cuando el Gobierno regional –entonces con Cristina Cifuentes a la cabeza- invirtió 1,3 millones de euros en el marco del Plan de Modernización de la Justicia para adaptar el lugar a las nuevas necesidades la administración de Justicia madrileña.

El verano siguiente, el Ejecutivo sumó a estas obras otros 2,3 millones de euros, partida presupuestaria con la que se pretendía continuar con la mejora en la accesibilidad, la seguridad y la comodidad para los ciudadanos del complejo judicial, que se construyó hace hoy más de 40 años y que fue diseñado con el concepto de edificio judicial de finales de los años 70.

Así, poco a poco los Juzgados de Plaza de Castilla -un total de 54 de instrucción y seis de vigilancia penitenciaria, además de otras dependencias- comenzaban a ser de nuevo un lugar digno para el ejercicio de la Justicia. Entre 2017 y 2018 se renovaba el pavimento, se construía una rampa para personas con movilidad reducida y se instalaba una marquesina de vidrio en la fachada para proteger la entrada al inmueble y servir de resguardo ante el mal tiempo. Además, se pintó todo el edificio principal y en la entrada a la sede se renovaron las puertas de acceso.

Sin embargo, la inversión hasta ahora más costosa al respecto la ha llevado a cabo el actual Gobierno regional, dirigido por Isabel Díaz Ayuso y con Enrique López como consejero de Justicia, Interior y Víctimas, y deriva del Plan Justicia 21x21, continuación del anterior proyecto mencionado. Se trata de una iniciativa con la que se pretende “transformar y humanizar los 21 partidos judiciales de la región” y que por el momento ya ha contado con una inversión de 4'7 millones de euros para la modernización del complejo de los juzgados de Instrucción y Primera Instancia de Plaza de Castilla 1.

A día de hoy, las obras de acondicionamiento y mejora atraviesan su segunda fase -siendo la primera la iniciada en 2017- e incluyen la impermeabilización de las dos cubiertas del edificio de Plaza de Castilla, la sustitución de los equipos de climatización general, la finalización de la reforma de los aseos públicos, la actualización de la instalación eléctrica y la renovación de pavimentos de varias plantas de oficinas de ambas sedes judiciales.

Por otro lado, según ha indicado la Comunidad de Madrid, la tercera fase de las obras se llevará a cabo a lo largo de este año y tendrá un presupuesto de más de 600.000 euros. Está previsto que se complete la renovación de todos los acabados del edificio, incluyendo la limpieza de las fachadas, y que se proceda a la redistribución de los espacios liberados para habilitar nuevas dependencias para equipos psicosociales, forenses, servicio de orientación jurídica, Policía Judicial y traductores.

“Las obras no van a lucir”

Por el contrario, y a pesar de admitir que “se está invirtiendo mucho dinero y las obras se están cumpliendo tal y como se nos dijo”, para trabajadores y sindicatos los trabajos de modernización y mejora en las instalaciones judiciales de Plaza de Castilla solo son “un parche”. “Las mejoras que se están haciendo y todo el dinero invertido en el fondo no va a lucir nada, porque el resultado no va a facilitar la actividad diaria de los trabajadores y de las personas que acuden a estas instalaciones”, indica a Madridiario la secretaria general del sector de Justicia de Comisiones Obreras (CCOO), Montserrat Miravet.

Tal y como relata, el principal problema que se vive hoy en día y desde hace años en estas sedes judiciales es la de la falta de espacio. Los Juzgados de Plaza de Castilla cuentan con una superficie total de 48.670 metros cuadrados y sus instalaciones son visitadas a diario por más de 3.000 personas de media, sin contar con los más de 1.100 empleados públicos que trabajan en ellas. Para la de CCOO, “el edificio se ha quedado obsoleto para el día a día”.

Para Miravet, quien asegura a Madridiario que todo lo que cuenta proviene de quejas de los trabajadores, todos ellos se encuentran con problemáticas derivadas de la carencia de espacios día a día. Una de ellas, quizá la más llamativa, es que no hay lugares diferenciados para la espera de los denunciantes y denunciados antes de ser llamados a testificar o a la celebración del juicio. Según dice, este hecho provoca “una confrontación directa” entre ambas partes, lo que no suele acabar de manera pacífica: “todos ellos tienen que esperar en un mismo pasillo, sentados en bancos frente a frente, y esto provoca que a diario haya gritos, peleas y altercados”.

Por otro lado, relata la del sindicato, a día de hoy se comparte el mismo espacio para la celebración de videoconferencias judiciales -un hecho con el que se pretendía no solo ahorrar espacio, si no también facilitar la celebración de la justicia- con la puesta en marcha de exhortos -solicitud en el marco de un procedimiento judicial por la cual un juez o un tribunal se dirige hacia otro juez o tribunal de su misma jerarquía para que el destinatario ejecute un acto procesal necesario para el litigio a cargo del juez remitente-. Como consecuencia, a diario uno u otro procedimiento debe ser suspendido.

Asimismo, las instalaciones de los juzgados de diligencias no cuentan con un lugar para tomar un café o llevar a cabo un descanso, al tiempo que denuncian que los lugares destinados a que los trabajadores que hacen guardia puedan dormir han sufrido plagas de bichos y que los baños no han sido reformados. “Se ha solicitado en numerosas ocasiones que se habilite un sitio para ello, pero es que el edificio no da más de sí”, dice Miravet.

Humanización de la Justicia

Al respecto, desde la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, se indica que, en primer lugar, todas las obras están consensuadas con la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y con la juez decana de los Juzgados de Plaza de Castilla, María Jesús del Barco. Ademas, indican a Madridiario que “la Comunidad de Madrid está haciendo todo lo que puede al respecto dentro de la realidad, y por ello también ha incluido espacios como una cámara Gesell y una Oficina de Asistencia a Víctimas”.

Ambos lugares están contemplados dentro de las actuaciones a realizar en el Plan Justicia 21x21. La cámara Gesell, es una sala acondicionada para que el menor o víctima del delito trate, en exclusiva, con el psicólogo o trabajador social que le atiende. En una habitación contigua, separada por un espejo espía, las partes -juez, fiscal, secretario, abogados- siguen el interrogatorio y participan de él mediante una comunicación con el profesional a través de un pinganillo. La declaración se graba y queda como prueba preconstituida, evitando que la víctima tenga que repetirla durante la vista oral. Con estos equipamientos se asegura protección y, además, se evita la revictimización.

“La puesta en marcha de esta cámara Gesell y la inminente apertura de la Oficina de Atención a las Víctimas es una de las prioridades que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha impulsado estos años para la humanización de la Justicia y la atención a las víctimas más vulnerables, como los menores o las mujeres que sufren maltrato”, señalaba el consejero el pasado 23 de enero durante una visita a los juzgados.

Miravet indica, sin embargo, que por el momento no se han puesto en marcha ninguna de las dos instalaciones en Plaza de Castilla.

Ciudad de la Justicia

Ante la situación, es inevitable no pensar en la Ciudad de la Justicia, ese proyecto impulsado en 2005 por la expresidenta regional Esperanza Aguirre con el que se pretendía aglutinar en la zona de Valdebebas todas las sedes judiciales madrileñas.

Después de que el Gobierno de Cristina Cifuentes y el de Ángel Garrido dejaran de lado el proyecto, la actual mandataria regional recuperaba el plan. La popular Isabel Díaz Ayuso mencionaba a mediados de septiembre de 2019 su intención de volver a poner en marcha “antes de acabar la legislatura” las obras del proyecto, paralizadas desde 2015. De ser así, por un lado la problemática del espacio podría solucionarse, pero por otro todo el dinero invertido en las instalaciones de Plaza de Castilla serían en vano.

“La Justicia tiene que seguir administrándose con normalidad y no podemos dejarla abandonada a la espera de ver qué pasa”, indican hoy al respecto desde la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • "Las obras de los Juzgados de Plaza de Castilla no van a lucir, falta espacio"

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    18414 | Mariano - 04/02/2020 @ 00:30:31 (GMT+1)
    Parches que no solucionan nada. La Ciudad de la Justicia se pensaba pagar con la venta de edificios y solares pero al desmoronarse el precio de venta, por la crisis, la operación se hizo inviable. ¿Nadie se ha parado a pensar en que el precio ha vuelto a subir? Estaba previsto vender y derribar los juzgados de la plaza Castilla. Si se recalificara el terreno para construir un rascacielos, el entonces alcalde Gallardón se lo ofreció a Esperanza Aguirre, se podría financiar la Ciudad de la Justicia y solucionar la eterna falta de espacio.
    18409 | NORBI - 03/02/2020 @ 19:47:17 (GMT+1)
    Una ciudad como Madrid se merece una ciudad de la justicia al nivel que se merece.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.